domingo, 18 de agosto de 2013

Cookies con trocitos de chocolate

Hoy vamos con una receta de galletas internacional: cookies o galletas con trocitos de chocolate. Son muy crujientes y llevan pedacitos de chocolate y nueces, están buenísimas… En Estados Unidos venden la masa para hacer estas galletas congelada en rollos, lista para meter al horno, pero la verdad es que  viendo lo sencilla que es de preparar no merece la pena.

Como siempre, comenzamos por los ingredientes:
  • 220 gramos de harina
  • 100 gramos de mantequilla
  • 90 gramos de azúcar moreno
  • 45 gramos de azúcar blanco
  • 1 cucharadita de levadura o bicarbonato
  • 1 pizca de sal
  • 1 huevo
  • 100 gramos de chocolate
  • Un puñado de nueces
  • 1 gotita de esencia de vainilla (si tenéis a mano)

Batimos la mantequilla en pomada (es decir, que la tenemos que sacar del frigo con antelación para que esté blandita) con los dos tipos de azúcar hasta que la mezcla blanquee, ayudandonos de unas varillas de mano o eléctricas. Añadimos en huevo y lo integramos bien todo.

Ponemos en un bol aparte la harina, la levadura y la sal y lo tamizamos para evitar que haya grumos. Una vez tamizado, lo echamos sobre la mezcla anterior y mezclamos con ayuda de una cuchara o lengua pastelera. Si decidimos añadir el aroma de vainilla, éste es el momento.

Cogemos el chocolate y con ayuda de un cuchillo lo vamos partiendo en trocitos pequeños (es muy importante trocearlo, no rallarlo). La verdad es que venden ya el chocolate preparado en chispitas, pero yo suelo hacerlo a mano porque sale más baratito… Pero vamos, que si decidís ahorraros el esfuerzo, utilizad 100 gramos de los chips de chocolate ya preparados. Ponemos el chocolate en la masa, junto con las nueces partidas en trocitos no muy grandes. Yo siempre pongo nueces a estas galletas, porque me encanta el contraste del crujiente de la galleta con los trocitos de nuez, pero esta vez no he puesto porque no tenía. He ido al supermercado a comprar tres cosas (entre ellas, las nueces...) y se me han olvidado la mitad, y por no volver… hoy cookies sin nueces.

Una vez tengamos todos los ingredientes de la masa bien unificados, hacemos una bola y la envolvemos con papel film, para guardarla en la nevera durante media horita para que no esté tan blanda a la hora de meterla al horno.

Pasada esa media hora, la sacamos del frigo y vamos poniendo montoncitos del tamaño de una nuez sobre la placa del horno (forrada con papel sulfurizado o silicona). No pongáis demasiado cerca las galletas unas de otras, porque en el horno crecen bastante y se no pueden pegar. Metemos la bandeja al horno (precalentado a 200 grados, calor arriba y abajo) y cocinamos durante aproximadamente 12 minutos. Conviene que las vigiléis, para que no se pasen de cocción. Cuando estén doraditas, las sacamos a una bandeja de horno para que se enfríen. Recién sacadas del horno están muy blanditas, es normal por la cantidad de mantequilla de la masa. En cuanto se enfrían, se quedan bien crujientes.

Como veis, es una receta muy sencilla y bastante rápida, y el resultado son unas galletas buenísimas, así que animaros a hacerlas que triunfáis seguro. Por cierto, importante: para conservarlas, hay que guardarlas en un bote hermético.

En la foto no se aprecia bien, pero me ha salido la vena bilbaína y las he hecho bien grandes... Reinterpretando el refrán a mi manera: lo bueno, si grande, dos veces bueno!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por visitar Mrmlada y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...