martes, 27 de agosto de 2013

Mermelada de naranja


Las mermeladas son mi especialidad, me encanta hacerlas de todos los sabores, desde los más clásico hasta algunos más novedosos, como papaya, pomelo... Pero la de naranja es, para mí, una de las más sabrosas (me encantan las naranjas...). He probado distintas formas de hacerla hasta dar con ésta, la receta que creo que da los mejores resultados. La verdad es que  un poco trabajosa y lleva tiempo, pero merece la pena el esfuerzo, ya veréis. Además, podéis hacer varios botes a la vez y, preparándolos bien, os duran hasta un año para que podáis degustarla cuando queráis. Vamos, como siempre, con los ingredientes.

  • 2 kilos de naranjas de mesa (que una vez peladas y listas para cocinar se quedarán en aproximadamente un kilo)
  • Azúcar
  • Un limón

En esta ocasión, al igual que en la receta de mermelada de melocotón, tampoco especifico la cantidad de azúcar, puesto que depende un poco del gusto personal de cada uno. La receta tradicional de mermelada de naranja dice que necesitamos un kilo de azúcar por kilo de fruta ya lista, pero a mí me parece exagerado. Probad la fruta, y decidid la cantidad en función de cómo de dulce esté y de cómo os guste la mermelada. Yo, en este caso, he añadido 400 gramos de azúcar: me gusta que esta mermelada deje un regustito ácido (pero sin que resulte amarga). Si dudáis de cuánta cantidad poner, os recomiendo un término medio, unos 650-700 gramos, teniendo en cuenta que cuanta más azúcar usemos, antes va a coger la fruta el punto de espesor de mermelada.

Aclarado esto, comenzamos a preparar nuestra mermelada de naranja. Esta primera parte, la preparación de la fruta, es la que más trabajo nos va a llevar, puesto que en esta receta es fundamental. Lavamos las naranjas muy bien, las pelamos y reservamos la piel de dos naranjas. Nos tenemos que asegurar de quitar perfectamente toda la parte blanca, porque amarga mucho y en esta ocasión no queremos una mermelada amarga. Ahora, cogemos cada naranja y separamos los gajos, y con mucha paciencia  limpiamos perfectamente cada gajo de la pielecita transparente que les recubre. Yo lo hago con la mano: tiro de esta piel desde la parte superior central del gajo (donde se encuentran las pepitas) y la voy retirando por cada lado. La primera naranja cuesta un poco, pero en seguida se le coge el truco al asunto y se hace bastante rápido. Aseguraros también de quitar todas la pepitas. Hacemos lo mismo con el limón.

Así nos tienen que quedar los gajos: sin la "telilla" transparente que los recubre.

 Cuando tengamos la fruta completamente limpia, la pesamos, y la ponemos en una cazuela amplia que llevamos al fuego. Cuando las naranjas comiencen a hervir, retiramos la espuma que sale con ayuda de una espumadera, y agregamos el azúcar en la cantidad que nos parezca (como os he dicho, echad unos 700 gramos por kilo de fruta si no sabéis cuanta poner) y mezclamos bien con una cuchara de madera. Bajamos el fuego y lo dejamos así durante una hora y cuarto, removiendo cada poquito para que no se nos queme.

Mientras, preparamos las pieles de la naranja que vamos a necesitar para nuestra mermelada (con la piel de dos naranjas es más que suficiente). Primero, necesitamos quitar toda la parte blanca de la piel, y luego la partimos en trocitos muy pequeños, que ponemos en un cazo y cubrimos con agua. Lo ponemos al fuego, y cuando rompa a hervir, vertemos las ralladuras en un colador, y repetimos el proceso: de nuevo al cazo cubiertas de agua, y a hervir. En esta segunda ocasión, cuando el agua esté en ebullición la dejamos durante un par de minutos más. Pasado ese tiempo, quitamos el cazo del fuego y colamos las ralladuras, que por el momento vamos a reservar.

Cuando las naranjas hayan estado una hora y cuarto cocinándose a fuego suave, las trituramos con la batidora, y seguimos cocinándolas a fuego suave, sin olvidarnos de remover cada pocos minutos. Así tendrán que estar durante una hora y media o dos, hasta que se evapore todo el agua de la fruta y coja la consistencia que deseamos.  Cuando notéis que comienza a coger el punto, añadid la ralladura que hemos hervido previamente para que se cocine junto con las naranjas .Para saber cuándo está lista, poned un poco en un plato y ved cómo se queda: si se esparce demasiado en el plato, necesita un poco más de tiempo. Es importante que tengáis en cuenta que en caliente siempre está algo más líquida, al enfriarse siempre espesa un poco.

Es cierto que esta mermelada lleva un poco de tiempo, pero de verdad que el esfuerzo merece la pena, el resultado es espectacular: una mermelada en su grado justo de acidez, con todo el sabor de las naranjas y con un punto perfecto de espesor. Probadla, no os va a defraudar. Para rellenar un bizcocho de chocolate, perfecta.


Mi recomendación a la hora de envasarla: hervid los botes que vayáis a usar (las tapas también) y secadlos perfectamente antes de utilizarlos. Rellenad los botes con la mermelada en caliente hasta el borde, limpiad bien la boca del tarro y cerradlos apretando bien fuerte la tapa. Si vais a consumir la mermelada en poco tiempo, esperad a que se enfríe y guardad los botes en la nevera (nos aguanta durante dos meses). Si, por el contrario, queréis guardarla durante más tiempo, poned los botes con la mermelada aún caliente en una cazuela, cubrirlos de agua y hervirlos durante al menos media hora. De esta manera, nos aseguramos de que nuestra mermelada se mantenga perfecta durante un año.

Si tenéis alguna duda o sugerencia sobre esta receta, dejad un comentario a continuación, os contestaré encantada.

5 comentarios:

  1. Que buena esta mermelada, estoy segura de que la voy a hacer, me ha encantado, muchas gracias por tu visita a mi blog, yo me quedo por aquí para seguir tus recetas y ahora me voy a dar una vueltecita, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  2. Espero que te haya gustado lo que has visto por aquí. Gracias por tu comentario!
    Besos,
    Elena

    ResponderEliminar
  3. que rica, me encanta las de naranjas dulces, las de amargas poco

    me quedo por aqui

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste la receta. Queda estupenda, hoy mismo he vuelto a hacer unos botes. Un besote!!

      Eliminar
  4. Para un pan que haré próximamente, esta mermelada le va de maravilla!

    saludos!

    ResponderEliminar

Gracias por visitar Mrmlada y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...