sábado, 19 de octubre de 2013

Paquetes de pasta filo con chocolate y frutos secos

Hay veces que no hace falta complicarse la vida para hacer un postre resultón y sobre todo, buenísimo. ¿Qué os parece un paquete de pasta filo relleno de chocolate y frutos secos? Además imaginaros comeroslo calentito y que el chocolate derretido se mezcle en vuestra boca con la pasta crujiente. ¿Suena bien, verdad? Pues os va a gustar aún más cuando veais lo rapido y fácil que es de hacer. Vamos al lío, os digo los ingredientes y nos ponemos a cocinar.

 
Para 4 paquetes
  • 6 láminas de pasta filo
  • 200 gramos de chocolate (yo he usado negro)
  • 50 ml de nata (1/4 de vaso, aprox)
  • Un puñado de frutos secos: avellanas, nueces, almendras...

Picad el fruto seco que hayais elegido en trozos no demasiado pequeños. Yo lo hago en el mortero, con unos cuantos golpes quedan del tamaño perfecto. Por el momento reservamos.

Ponemos en un cazo el chocolate con la nata y lo levamos a ebulliciòn. No pongáis el fuego demasiado fuerte y removed constantemente, porque el chocolate se quema con mucha facilidad. Cuando el chocolate se haya deshecho por completo, añadimos los frutos secos picados y apartamos del fuego para que se enfríe y se endurezca.

Partimos una de las láminas en cuatro partes y colocamos cada uno de esos trozos en el centro de las láminas para hacer una base más resistente. Cuando se haya enfriado, repartimos el chocolate entre los cuatro paquetes. 

Cortamos trozos de hilo y hacemos los paquetes: cogemos los bordes de las láminas y los atamos en la parte superior. El primer paquete cuesta un poco, pero enseguida se coge el truco. Colocamos los paquetes en la bandeja del horno cubierta con papel sulfurizado y los horneamos hasta que se doren (unos 8 minutos, horno precalentado a 180 grados calor arriba y abajo). Los sacamos, cortamos el hilo (tranquilos, los paquetes mantienen la forma) y servimos inmediatamente, para que lleguen calentitos a la mesa. 


Vista "aérea" de los paquetes. Bonito, ¿eh?
Postre sencillito, ¿verdad? Podéis acompañarlo de una bola de helado de vainilla, el contraste entre el chocolate caliente y el helado es perfecto. Si preferís, podéis ahorraros el paso de mezclar el chocolate con la nata y hacer estos paquetes poniendo directamente las onzas de chocolate, pero no queda tan fundido y cremoso. Y por supuesto, usad el chocolate que más os guste: negro, con leche o blanco. Como siempre, si tenéis alguna duda, sugerencia o comentario respecto a la receta o al blog escribidla a continuación. ¡Me encanta saber vuestra opinión!

15 comentarios:

  1. Aprovecho que acabas de publicar (por mi culpa) y voy a ser el primero en comentar.
    Ya sabes que no soy mucho de estas cosas pero creo que te mereces que te agradezca que estés ahí, no sólo hoy en la 1/2 maratón nocturna sabiendo que has madrugado para trabajar, si no siempre.
    Aunque esté y sea más raro que un perro verde me gusta saber que puedo contar contigo siempre.
    Y nada, que ya sabes que me da un poco de apuro esto, así que gracias por todo cari y no te digo más que supongo que en el blog tampoco vale.

    Pdt: Tienen una pinta buenísima, y aunque a veces te digo que no a tus recetas por mantener el peso a ésta no podría decirle que no.

    ResponderEliminar
  2. Lo he visto en Facebook en un grupo de blogueros que compartimos y me ha resultado bastante bonito como queda el paquetito, así que me quedo por aquí siguiéndote. Besitos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Trinidad! Qué bien que te guste el blog! Yo ya me he pasado por el tuyo y he visto cosas muy ricas, asì que nos vemos por nuestros blogs! Un besote
      Elena

      Eliminar
  3. Me ha encantado un postre muy original, pero tengo una pregunta, donde se puede comprar la pasta filo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Belen! No es difìcil de encontrar, suele estar en la zona de refrigerados del supermercado, junto con el hojaldre, las masas de empanada y ese tipo de productos. Espero que te animes a hacer estos paquetes! Un besote
      Elena

      Eliminar
  4. Esto me encanta! Me pierden estas recetas dulces, has hecho ua combinación riquísima.
    Besos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lola! La verdad es que están buenìsimos!! Pruébalos ya verás qué gozada. Un besote.
      Elena

      Eliminar
  5. Que delicia! Me apetecen ahora para merendar jajaja.
    Un besito!
    www.blogallinone.com

    ResponderEliminar
  6. Estoy yo peleandome con la pasta filo porque no se porque siempre se me tiene que romper, que rabia!!! A ti te han queado unos paquetes geniales!!!
    Me quedo cotilleando tu blog y si quieres pasa por el mio que estoy de sorteo por si te apetece :)
    Besinessssss

    ResponderEliminar
  7. Si, la verdad es que la pasta filo hay que trabajarla rápido porque enseguida se endurece y se parte. Cotillea todo lo que quieras Bea! Yo mientras me paso por tu blog, sorteo!!! Un besote!

    ResponderEliminar
  8. Hola, tiene una pinta estupenda, pero no he entendido muy bien lo de calentar el cocolate es con la nata no? Y lo de colocar un peso en la pasta filo es el chocolate?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Sonia! Sí, el chocolate hay que alentarlo con la nata (había puesto leche, disculpa, ya lo he corregido). A lo que me refiero con el pero es que, para que la paste filo aguante bien el peso del chocolate y no se rompa hay que poner varias capas de pasta filo juntas. La pasta filo es súper fina y si ponemos sólo una no resistirá bien el chocolate. Espero haberme explicado bien, si no es así, no dudes en volver a preguntarme. Un saludo
      Elena

      Eliminar
    2. Muchas gracias. Intentare hacerlos.

      Eliminar
    3. De nada Sonia. Ya me contarás qué tal. Un besote

      Eliminar

Gracias por visitar Mrmlada y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...