Tartaletas de chocolate con crema de naranja

Aunque ahora las disfrutemos durante todo el año, las naranjas son fruta de invierno y es ahora cuando tienen más sabor y más jugosas están. A mí me encantan (aunque os confesaré que me suele dar bastante pereza pelarlas...) y siempre que puedo añado un toque de naranja a los postres (el chocolate negro con naranja es una combinación deliciosa...). Así que hoy vamos a preparar un postre con mucho sabor a naranja: una crema muy suave y ligera servida en una crujiente tartaleta de chocolate. Buenísimo, como podéis imaginar. Además la crema que os voy a enseñar es perfecta también para rellenar tartas, cubrir cupcakes o para comérosla a cucharadas. La receta de la tartaleta la he sacado del  libro de repostería Chocolate (imaginaros de qué va...) y me ha parecido perfecta para servir esta crema de naranja. En fìn, dejo de enrollarme que tenemos tarea. Os digo los ingredientes.


Para las tartaletas:
  • 250 gramos de harina
  • 3 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar (que sea de calidad)
  • 3 cucharadas de azúcar glass
  • 150 gramos de mantequilla
  • 2 cucharadas de agua

Para la crema de naranja:
  • 4 yemas de huevo
  • 60 gramos de maizena
  • 120 gramos de azúcar
  • 250 ml  de leche
  • 200 ml de zumo de naranja (natural a poder ser)
  • Ralladura de una naranja

Además:
  • Un par de mandarinas
  • 50 gramos de chocolate negro
  • 50 gramos de chocolate blanco

Comenzamos preparando las tartaletas. Ponemos en un bol amplio la harina y el cacao tamizados y añadimos la mantequilla en trocitos. Con las manos estrujamos bien la mantequilla, mezclándola con la harina y el cacao.  Echamos el azúcar glass y las dos cucharadas de agua y volvemos a amasar, esta vez hasta lograr una masa homogénea y que no se pegue en las manos.

Espolvoreamos con una pizca de harina la mesa y extendemos la masa con el rodillo hasta tener una lámina finita. Cortamos cuadrados de masa y cubrimos con ellos las tartaletas completamente, recortando la masa que sobresalga de los bordes. Tapamos las tartaletas con un poco de papel albal o de horno y ponemos encima algo de peso para que no suban en el horno (garbanzos es lo más típico). Metemos en el horno (precalentado a 170 grados con calor arriba y abajo) durante 15 minutos aproximadamente. Sacamos del horno, quitamos el peso que hayamos colocado encima y dejamos enfriar.  

Ahora vamos con la crema. Exprimimos unas naranjas hasta obtener el zumo necesario. Ya que mancháis el exprimidor, aprovechad a prepararos un buen vaso de zumo que sienta de maravilla (tomaroslo rapidito que si no se le van las vitaminas. No sé si será un mito pero por si acaso...). En un cazo ponemos las cuatro yemas, el azúcar y la maizena y con las varillas de mano mezclamos bien. Añadimos el zumo, la leche y una pizca de ralladura de naranja y volvemos a batir. Lo ponemos al fuego (temperatura media) y cocinamos sin dejar de mover hasta que la crema espese. No tarda mucho, en unos minutos está lista: veréis qué olor más rico tiene. Esperamos a que se enfríe.

Por otro lado, ponemos en un par de boles los dos tipos de chocolate y los fundimos en el microondas. Pelamos las mandarinas, separamos los gajos y los cubrimos de chocolate hasta la mitad. Yo he hecho una mandarina con chocolate negro y otra con chocolate blanco, pero los gajos así preparados están de muerte así que si hacéis alguno más mejor. Los colocamos sobre un papel sulfurizado y metemos un par de minutos al frigorìfico para que el chocolate se endurezca. 

Nos queda lo más sencillo: montar las tartaletas. No necesita ni explicación. Llenamos las tartaletas con la crema de naranja (yo lo he hecho con una cuchara, si queréis que quede más bonito usad una manga pastelera)  y colocamos en cada una un gajo de mandarina. Si os sobra un poco de chocolate después de bañar las mandarinas poned unos hilillos sobre las tartaletas, queda muy bien. También he puesto unas almendras garrapiñadas, me encantan y mi yaya siempre me trae una bolsita de Palencia cuando va a visitar a la familia (aprovecho a mandar un beso a mis primos palentinos, que andan medio repartidos por el mundo...). Ya tenemos nuestro postre listo para servir.




Ya veis que es un postre sencillito. Puede pareceros que hay que hacer demasiadas cosas, pero es muy rápido de preparar y no tiene ninguna complicación. Si no os apetece preparar la masa de las tartaletas, podéis usar masa quebrada comprada. Y si no tenéis moldes para tartaletas haced una tarta grande, en este caso el tamaño no importa. Como siempre, si tenéis alguna duda, sugerencia o comentario sobre la receta o el blog escribidme a continuación.

Comentarios

  1. Holaaa¡¡¡ Aqui estoy, viendo tus recetas..que no sé por cual empezar a probar¡¡¡ Bueno si, empezaré por los polvorones, que les vuelven locos a mi familia¡¡¡ Ya te contaré cómo me quedan¡¡¡ a ti ya veo que genial....te cuento¡¡¡ besico¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura!! Tu ve probando y me cuentas. La verdad es que los polvorones quedan deliciosos, y ahora como que apetecen... Un besote.

      Eliminar
  2. mmmm, que delicia! yo pregunto....esta estupenda crema de naranja se podrá usar como relleno de un bizcocho de chocolate, por ejemplo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perfecta!! Yo la he usado varias veces para eso y la combinación es perfecta. Pruébalo y verás! Un besote

      Eliminar
  3. Una maravilla de tartaleta, me encantan y te han salido espectaculares! Besos, Mara :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mara! Si te animas a hacerlas me cuentas. Un besote

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Gracias!! Tienen buena pinta y saben mejor aún!

      Eliminar
  5. Ummmmmmmmmmmmmmmmmm unas tartaletas realmente maravillosas y estoy segura de que además están deliciosas.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Están ricas ricas de verdad (y no por que lo diga yo...)

      Eliminar
  6. Mmmm, vaya crema más rica!!! Para ser un postre sencillito como tu dices, con esa decoración te ha quedado de lujo.
    Un besico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Roser! A veces lo más sencillito es lo mejor... Besos!!

      Eliminar
  7. Chocolate y naranja, una combinación clásica que me encanta y que le has dado una presentación estupenda en esas tartaletas. Me ha gustado también bastante el detalle de la mandarina bañada en chocolate como decoración. Lo único que no me gusta es que no voy a catar ni una jo... Besitos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapisima! Yo si pudiera te mandaba un par de ellas, te lo prometo, pero creo que igual llegaban hechas puré... la mandarina así preparada está de vicio, y se tardan cinco minutines. Un besote

      Eliminar
  8. Entro en tu blog y siempre me sorprendes. Tus recetas son estupendas Elena. Un beso enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ary! Si las fotos estuvieran un poquito mejor... Un besote guapísima!!!

      Eliminar
  9. Ñam ñam! Siempre he tenido la inquietud de hacerlas, se ven super ricas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wendy, no hay excusa para no hacerlas, con lo fáciles de hacer que son... Un besote

      Eliminar
  10. Waouuu que ricas Elena, me encantan se ven deliciosas me las llevo
    Besinos
    El toque de Belen

    ResponderEliminar
  11. Totalmente de acuerdo contigo: el chocolate negro y la naranja son una combinación mágica :)
    Tienen que estar de muerte estas tartaletas!!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que combinan estupendamente? A mí me encanta. Un besote Rebeca

      Eliminar
  12. Ummmm que cosas más buenísimas tienes!!! aquí me tienes y aquí me quedo encantada!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Eva, que alegría que te guste mi blog! Un besote.

      Eliminar
  13. Me gustan tus tartaletas, para mi una mezcla perfecta.
    Tu blog es muy chuli.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por visitar Mrmlada y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.