domingo, 28 de diciembre de 2014

Turrón de chocolate con conguitos. El Asaltablogs


Hay pocas cosas más típicas de la Navidad que los turrones y el amigo invisible, y hoy voy a hacer un combinado de ambos. Os explico: hoy es el último domingo del mes (¡y del año!) así que toda publicar El Asaltablogs, y por segundo año consecutivo hemos realizado un Asaltador Invisible. Ya sabéis cómo funciona: cada uno de los participantes ha recibido el nombre de una víctima a la que debía, de manera anónima, asaltar en su cocina para robarle una receta. Después de ciertos problemas técnicos, recibí la identidad del blog al que debía robar: Así se come en Granada.

martes, 23 de diciembre de 2014

Quesada. Reto Alfabeto Dulce


Hoy vengo con el Reto Alfabeto Dulce. Sí, ya sé que hoy es día 23, pero como el día 25 es Navidad, este mes hemos adelantado dos días el Reto. Y yo encantada, porque estaba deseando enseñaros la receta de hoy, es de esas que nunca falla: es muy sencilla de preparar y, lo más importante, le gusta a todo el mundo. Antes de nada, os diré que el ingrediente estrella de este mes era la ricotta.

martes, 16 de diciembre de 2014

Bizcocho de chocolate en el microondas...y sorteo de Reyes


Bendito chocolate. ¿Que haríamos sin él? Yo os confesaré que, a pesar de lo que pueda parecer con este blog tan chocolatoso que tengo, no soy de comer mucho chocolate, generalmente me llama más otro tipo de dulce. Pero también tengo que confesar que, como me entren ganas de comer chocolate, no paro quieta hasta llevarme a la boca unas onzas. Hasta ansias me entran...

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Oliebollen. Reposteras por Europa


Hoy, como cada día 10, toca receta de Reposteras por Europa y este mes viajamos hasta Holanda. Yo estuve hace unos años unos días de vacaciones y es un país precioso, con sus canales, sus molinos, sus bicicletas... Un lugar al que, sin duda, me gustaría volver. Sin embargo, muy a mi pesar, de los días que pasé allí no tengo mucho recuerdo de su gastronomía (a excepción del queso). No me lo tengáis en cuenta, era estudiante (y, por lo tanto, con economía de estudiante...) y durante mi estancia allí mi dieta se basó principalmente en bocadillos.

jueves, 4 de diciembre de 2014

Bollitos de chocolate blanco y arándanos


No sé por qué, pero últimamente estoy un poco enganchada a los bizcochos. Es más, creo que me está pasando lo mismo que cantaban en esa canción hace unos cuantos veranos: "Oooo, no es amooooor, esto que sienteeeees, se llama obsesióoooon". Obsesión bizcochera, sí, pero obsesión, al fin y al cabo.

domingo, 30 de noviembre de 2014

Bizcocho de turrón de jijona. El Asaltablogs


Último domingo de mes. No hace falta que os diga qué toca hoy, ¿verdad? Sí, eso es, ¡El Asaltablogs! Este mes la cocina víctima de nuestros asaltos  ha sido Rebuscando en la Despensa, y eso hice, rebuscar y rebuscar hasta dar con la receta que iba a robar con total alevosía.

martes, 25 de noviembre de 2014

Tarta de hojaldre, crema pastelera y frutas. Reto Alfabeto Dulce


Como cada día 25, hoy publicamos el Reto Alfabeto Dulce. Pero hoy no es un reto más, porque hoy se cumple nada más y nada menos que un año desde que Ana del blog Cook the Cake inició esta aventura. Y claro, este mes teníamos que preparar algo especial, porque no todos los días se celebra un aniversario, ¿verdad?

martes, 18 de noviembre de 2014

Bizcocho de granada


La granada es, sin duda, mi fruta favorita del otoño. Me encanta sola, en zumo, con yogur, con azúcar... ¡de todas las maneras! El otro día, mientras desgranaba un par de ellas para el postre, me dí cuenta que, con lo mucho que me gustan, no las usaba nunca para preparar ningún postre. Y claro, eso tenía que cambiar, con lo que me gusta...

sábado, 15 de noviembre de 2014

Mini bundt cakes de plátano y chocolate


15 de noviembre. ¿Sabéis qué día es hoy? Es el National Bundt Cake Day. No os penséis que soy una friki de las efemérides, que conste que no lo sabría de no ser por Bea y Mara del blog I love Bundt Cakes. Antes de nada, para los que estéis igual de despistados que yo hace varias semanas, os diré que un  bundt cake es, básicamente, un bizcocho horneado en un molde de los que tienen un hueco en el centro (yo a este tipo de moldes siempre los he llamado "de corona"). Pues a lo que iba, hace unas semanas leí que  nos invitaban a todos los que quisiéramos a preparar un Bundt Cake para celebrar este día, y yo que me apunto a un bombardeo no podía no participar...

lunes, 10 de noviembre de 2014

Tarta sueca de manzana. Reposteras por Europa


Lo admito: me encantan los retos. No sé por qué será, pero reto que veo, reto al que me apunto. Será un virus conocido entre los médicos como "aquenohaygüevitis" que nos afecta especialmente a los bilbaínos.  El Asaltablogs, Reto Alfabeto Dulce, y ahora, Reposteras por Europa. Para quienes no lo conozcáis, lo organiza Pili, del blog Tothom a la Cuina, y consiste en que cada mes, uno de los participantes propone un país y tenemos que preparar un postre típico de allí.

domingo, 2 de noviembre de 2014

Bizcocho mármol de vainilla&chocolate


En la vida, cada día,  hay que tomar muchas decisiones difíciles. ¿Café o té? ¿Me compro ese jersey tan bonito en negro o en azul? ¿O directamente en los dos colores? ¿Llevo paraguas o me arriesgo a dejarlo en casa? (Esto puede parecer una decisión banal y poco frecuente para quienes no viváis en Bilbao, pero aquí hay días que es cuestión de vida o muerte...) ¿Hago un bizcocho de vainilla o de chocolate? Es una pena que todas las decisiones no sean tan sencillas como esta última, porque, ¿para qué elegir si podemos quedarnos con los dos?

domingo, 26 de octubre de 2014

Castagnole. El Asaltablogs


Una vez al mes me convierto una ladrona de guante blanco y asalto sin ninguna piedad la cocina de mi pobre víctima. Sí, estoy hablando de El Asaltablogs, ya sabéis que yo realmente soy una chica muy formal... Este mes el blog asaltado ha sido El Mito del Sofrito y ahí que me he ido a buscar qué receta robar.

sábado, 25 de octubre de 2014

Manzanas asadas. Reto Alfabeto Dulce

Día 25. Ya sabéis qué toca hoy, ¿verdad? Sí, eso es, El Reto Alfabeto Dulce. He de confesar que este mes he andado como las locas para hacerlo, casi no llego a tiempo. Este mes la letra letrita era la K y el honor de escoger ingrediente ha recaído en las manos de Bea y Marina del blog Corazón de Caramelo. ¿Sabéis qué eligieron? El kirsch, un licor ruso de cereza.

martes, 21 de octubre de 2014

Bizcocho de zanahoria


Hay recetas que huelen a otoño. No sé qué tienen, pero parece que ahora, cuando empiezan el mal tiempo y la lluvia, saben aún mejor: las castañas asadas, un chocolate caliente, y, para mí, este bizcocho de zanahoria. Está delicioso, tiene un no sé qué especial cuando lo degusto en esta época, acompañado de un café con leche calentito y bien arropada en mi bata (sí, lo admito, aunque a mi novio le horrorice, soy chica de bata, no lo puedo evitar, con lo calentita que estoy yo con ella...).

martes, 14 de octubre de 2014

Galette de pera y chocolate


Hay recetas que, a simple vista, enamoran. Eso me pasó a mí hace unos meses con esta galette cuando la ví en el blog Xabi Likes Chocolate: me fascinó, me llamó tanto la atención que me faltó tiempo para ponerme manos a la masa con ella. La he hecho varias veces y estaba deseando enseñaros mi versión (un poco diferente de la original) de esta tarta tan rica.

miércoles, 8 de octubre de 2014

Melocotón en almíbar


Hace unos días publiqué en Facebook una foto de los melocotones en almíbar casero que tenía para el postre, y much@s me pedísteis que hiciera una entrada con la receta. Dicho y hecho, me ha faltado tiempo para ir de compra a la frutería y ponerme el delantal. Sabéis que vuestras peticiones son órdenes para mí...

domingo, 28 de septiembre de 2014

Apple Pie. El Asaltablogs


Os aseguro que yo soy buena chica, pero cuando se trata de robar recetas, me transformo. Me cuelo en las cocinas de las víctimas, sin que nadie se entere, y rebusco por todos lados hasta dar con la receta perfecta que me voy a llevar. Así, sin màs, un robo bien planificado, con total premeditación y alevosía. Y sin remordimientos.

jueves, 25 de septiembre de 2014

Brownie de dulce de leche. Reto Alfabeto Dulce


Casi sin darnos cuenta nos hemos plantado a finales de septiembre. Se acabaron las vacaciones, toca volver a la rutina, en breve comenzará el mal tiempo... Pero ánimo, que con la llegada del otoño también regresa el Reto Alfabeto Dulce que organiza Ana del blog Cook the Cake. ¡No todo iba a ser malo!

domingo, 21 de septiembre de 2014

Cheesecake de limón


Me hace especial ilusión enseñaros la receta de hoy, es de esas que ocupan un lugar especial en mi recetario. La preparo muy a menudo, y cada vez que la hago, no quedan ni las migas, vuela. Y es que es una cheescake con un toque a limón delicioso, muy suave, fresquita y ligera, perfecta para culminar una buena comida en la mejor compañía. Suena bien, ¿verdad?

martes, 9 de septiembre de 2014

Trenza de Nutella


Bendita Nutella. No sé qué tendrá, pero me vuelve loca, me parece irresistible. Sólo tiene un problema: los botes que compro desaparecen, antes de que me de cuenta sólo queda en la despensa un bote vacío. De verdad, es inexplicable, un suceso que debería estudiar el mismísimo Iker Jimenez. Aunque no me extrañaría que entraran extraterrestres en mi cocina para llevarse la Nutella, porque está tan rica que es imposible que a alguien no le guste, aunque no sea de este planeta.

martes, 26 de agosto de 2014

Helado de piña colada


Estamos casi a finales de agosto y yo publico ahora el primer helado de la temporada... Más vale tarde que nunca, ¿no? La verdad es que tenía mi reluciente heladera nueva sin sacar de la caja, pero tengo que confesar que no he tenido hasta ahora demasiado ánimo a estrenarla. Me la regalaron justo el día antes de fastidiarme el pie, y con eso de tener que estar de reposo he cocinado bastante poco... Pero ahora que ya me dejan levantarme y apoyar el pie no he podido resistir la tentación de estrenarla, y nada mejor que este helado para hacerlo.

jueves, 14 de agosto de 2014

Lacitos de hojaldre con leche condensada


Creo que ya os os lo he dicho alguna vez, pero estoy loca por el hojaldre. No lo puedo evitar, siempre tengo un paquete de hojaldre refrigerado (o dos o tres) en la nevera porque me saca de muchos apuros. Es tan fácil de usar, tan rápido, tan versátil y, sobre todo, tan tan rico...

martes, 5 de agosto de 2014

Arroz con leche en el microondas.


Mi postre clásico favorito es, desde siempre, el arroz con leche. Me encanta, tan suave y con ese toque de canela que le va tan bien. Lo malo es que, para tener un rico arroz con leche casero tenemos que estar un buen rato delante de la cazuela, venga a dar vueltas al arroz para que, como dice mi abuelo, no se agarre. Y claro, en verano, como que da (mucha) perecita tanto meneo al arroz, con lo bien que se está en la playa, en la piscina o, simplemente, descansando un poco a la sombra.

miércoles, 30 de julio de 2014

Semifrío de queso philadelphia y frutos rojos


No hay nada mejor en verano que disfrutar de un helado bien frío. Es una gozada meterte una cucharada en la boca y dejar que se funda hasta que, como dice mi sobrino Lander, se te congele el cerebro. El postre de hoy es súper refrescante (bueno, está helado, así que si no fuera refrescante tendríamos un problema...), perfecto para los días calurosos, pero con la ventaja de no necesitar una heladera ni tener que andar batiendo la mezcla durante la congelación.

viernes, 25 de julio de 2014

Bizcocho de naranja, coco y sémola. Reto Alfabeto Dulce

Ya estamos a día 25 y hoy toca publicar el Reto Alfabeto Dulce que organiza  Ana del blog Cook the Cake. Este mes ha tocado la letra S y la responsabilidad de la elección del ingrediente ha recaído sobre Biljana, del blog Mis Dulces Joyas. Cuando Ana nos informó de la letra letrita se me ocurrieron varias  posibles opciones: sandía, sidra, sirope... Lo que nunca jamás se me hubiera pasado por la cabeza es la sémola de trigo.

martes, 22 de julio de 2014

Conos de hojaldre rellenos de nata y trufa

Si me preguntan cuáles son mis ingredientes básicos en la cocina, lo tengo claro: harina, huevos, leche, azúcar y hojaldre. Sí, incluyo el hojaldre entre los ingredientes que no pueden faltar en mi nevera. Se pueden hacer tantísimas cosas con él... Admito que preparar hojaldre home made (que así es como se llama ahora a las cosas caseras, hechas a mano, que queda más moderno y cool decirlo así) es una tarea que tengo pendiente. Todavía no me he animado a ponerme a ello, la verdad es que tanto amasado y tanto pliegue me da un poco de pereza, pero llegará el día en que me líe la manta a la cabeza e (intente) hacer mi propio hojaldre.

jueves, 17 de julio de 2014

Sorteo Cumpleblog

Parece mentira cómo pasa el tiempo. Hace un par de días que fue el aniversario de la creación de este blog. Sí, ya hace un año que comencé mi andadura bloguera, quién me lo iba a decir. La verdad es que este blog sólo me ha dado cosas buenas. Ha supuesto mucho trabajo, mucho esfuerzo y me ha quitado bastantes horas de sueño, pero a día de hoy soy muy feliz con este pequeño rinconcito donde puedo compartir mis recetas.

Realmente sois vosotr@s los que, con vuestras visitas, comentarios y fotos alimentáis este blog. Sin todo eso, hacer esto no tendría sentido. Sé que suena sensiblero, cursi y ñoño, pero no lo puedo evitar, así soy yo, un poco sensiblera, cursi y ñoña.  Por eso, creo que os merecéis un premio. O dos.

Sí. Habéis leído bien. Voy a organizar un sorteo con dos ganadores (uno en Facebook y otro en Twitter), para que tengáis el doble de oportunidades de ganar. Vamos con lo importante: os digo qué lleva cada lote de regalos (son los dos iguales) y luego os cuento cómo participar.


  • Un molde rectangular para plum cake de 22 centímetros
  • Un molde metálico redondo de 18 centímetros 
  • Un molde rectangular de cerámica de 28x19 centímetros
  • Un molde flanero
  • Un molde de silicona para tartas en forma de animal 
  • Un molde de silicona para hacer bombones
  • Un lapicero de silicona para decorar tartas
  • Unas varillas metálicas de mano
  • Una manga pastelera con 9 boquillas
  • 6 conos metálicos para hacer cucuruchos
  • Un lote de cápsulas para magdalenas o muffins 
  • Una brocha de silicona 

Ya veis que me he vuelto un poco loca con los regalos. Merecen la pena, ¿verdad? Y además hay dos de cada, por que os recuerdo que hay dos premios, uno para el ganador de facebook y otro para el ganador de Twitter. Ahora os cuento cómo participar. Ya veréis que es súper sencillo.

Cómo participar:

En Facebook:

  1. Darle a me gusta a la página Mrmlada blog (si ya sois seguidores, una cosa menos que tenéis que hacer).
  2. Darle a compartir a la foto del concurso.
  3. Dejar un comentario en la publicación de Facebook.
  4. Rellenar el formulario que está aquí abajo.

En Twitter:

  1. Seguir a Mrmlada blog (si ya sois seguidores, este paso ya lo tenéis hecho).
  2. Darle a RT la foto del sorteo.
  3. Rellenar el formulario de aquí abajo.

Ya veis que es muy pero que muy muy fácil participar y que los regalos merecen la pena. Los enlaces a Facebook y Twitter los tenéis aquí mismo a la derecha. La fecha límite para participar es el 31 de agosto a las 23:59. El sorteo y el anuncio de los dos ganadores lo anunciaré unos días más tarde.

Podéis participar tanto en el sorteo de Facebook como en el de Twitter, siempre y cuando sigáis correctamente todos los pasos. En este caso, no es necesario que rellenéis el formulario dos veces, tranquil@s, con una es suficiente (pero especificando vuestros dos nombres de perfil, aunque os llaméis igual en Facebook y en Twitter). Por supuesto, no es necesario que os hagáis seguidores del blog, pero tod@s los que queráis quedaros por aquí sois bien recibidos.

Los regalos se enviaran unicamente a territorio nacional (lo siento mucho, pero los gastos de envío si no se me disparan...). Si participáis desde otro país, se lo puedo mandar a algún conocido o familiar que viva en España, o, si me pagáis el viaje, yo me voy donde haga falta a entregaros los regalos...

Espero que os animéis como loc@s a participar. Los regalos están muy bien, ya los quisiera yo para mí... He intentado explicarlo todo de la mejor manera posible, pero si os surge alguna duda, no dudéis en preguntar, podéis hacerlo a través del mail mimrmlada@gmail.com, dejándome un mensaje en Facebook o Twitter o escribiendo aqui mismo. Y sobre todo, aseguraros de llevar a cabo todos los pasos, que son muy sencillitos y os llevarán dos minutines. ¡Mucha suerte a tod@s!!!!


martes, 15 de julio de 2014

Pastel de queso y cerezas

Fresas, cerezas, nectarinas, melocotones, sandía... Qué ricas están las frutas de verano, ¿verdad?. Además, están tan poco tiempo disponibles que tenemos que aprovechar mientras podamos para disfrutarlas de todas las maneras posibles. Así que, después del bizcocho de philadelphia y fresas y la tarta de melocotón, vamos con otra receta con fruta de temporada. Y creo que la fruta de hoy es la preferida de todas las frutas de verano: cerezas.

martes, 8 de julio de 2014

Tarta de melocotón y crema de almendra

¿Cuál es vuestra fruta de verano preferida? A mí me costaría mucho elegir solo una, con la llegada del calor los mercados se llenan de un montón de frutas deliciosas. Fresas, cerezas, nectarinas, melocotones... se me hace la boca agua. Como os comenté en la entrada anterior, el bizcocho de fresas, philadelphia y chocolate blanco, tenemos que aprovechar mientras podamos para hacer muchos postres ricos riquísimos con estas frutas de temporada.

jueves, 3 de julio de 2014

Bizcocho de fresas, queso philadelphia y chocolate blanco

Hemos entrado de pleno en el verano y hay que disfrutar de todas las cosas buenas que nos trae: sol, playa (o piscina), terracitas, barbacoas... y como no, un montonazo de frutas deliciosas. Los mercados y fruterías se llenan de colores: fresas, cerezas, melocotones, nectarinas, melones, sandías... Con lo ricas que están estas frutas es una pena que las podamos disfrutar durante tan poco tiempo. Por eso, tenemos que aprovechar mientras están en plena temporada para ponernos las botas.

Realmente comerlas tal cual, a mordiscos, es delicioso, pero todas las frutas de verano nos dan mucho juego a la hora de preparar postres y dulces. Y eso es lo que me he planteado: aprovechar mientras podamos para hacer recetas ricas ricas ricas y facilitas, que es lo que nos gusta (bastante complicada es la vida de por sí para liarnos más aún en la cocina, ¿verdad?). Vamos a comenzar estas recetas de temporada con las fresas, que me pierden. ¿Qué os parece un bizcocho de fresa y queso philadelphia, con un toque de chocolate blanco y bien sencillo de preparar? Suena bien, ¿eh?. Esta receta es una versión de una bizcocho de philadelhia que me pasó mi amiga Merche que está que quita el sentío. Vamos al lío, no me entretengo más, os digo los ingredientes y nos ponemos a bizcochear.


  • 250 gramos de harina
  • 200 gramos de azúcar
  • 1 tarrina de queso philadelphia
  • 1 yogur natural
  • 3 huevos
  • 150 ml de aceite
  • 100 gramos de chocolate blanco
  • Un sobre de levadura en polvo
  • Una pizquita de sal
  • Una pizca de esencia de vainilla
  • 150 o 200 gramos de fresas naturales

Comenzamos con el chocolate blanco: con ayuda de un cuchillo lo picamos en pedacitos no demasiado pequeños y reservamos. Lavamos bien las fresas y partimos cada una en dos o tres trozos (en función del tamaños que tengan). Por el momento, también las reservamos.

Ahora ponemos en un bol los huevos con el azúcar y batimos bien con unas varillas de mano hasta que blanquee. Añadimos el yogur, la tarrina de queso philadelphia, el aceite y la pizca de vainilla, y de nuevo mezclamos hasta que quede todo completamente integrado.



Tamizamos juntas la harina, la levadura y la sal y lo vertemos en el bol con la mezcla anterior, y, de nuevo con las varillas, batimos hasta que no queden grumos. Echamos los trocitos de chocolate y las fresas y, con suavidad, mezclamos hasta que se repartan bien por toda la masa.


Vertemos la masa en el molde que elijamos (si es de silicona no es necesario, pero si es de metal recordad enmantequillarlo antes para poder desmoldarlo bien) y lo llevamos al horno (precalentado a 180 grados con calor arriba y abajo). Horneamos hasta que el bizcocho esté bien cuajado, sabéis que cada horno es un mundo completamente distinto, pero para que os hagáis una idea, a mí me suele tardar unos 40 o 45 minutines. En estos casos el truco del palillo es bastante útil: pinchamos un palillo en el bizcocho y si sale seco, significa que está hecho. Lo sacamos y lo dejamos enfríar un ratito antes de desmoldarlo. Listo para disfrutar...
 


Espero que os encante este bizcocho tanto como a mí. Es la perfección hecha bizcocho: queda súper jugoso y suave, con un rico sabor a fresas y con un toque de chocolate blanco buenísimo. Os recomiendo de verdad que lo hagáis, ya veis que es muy facilito y se hace en un volao. 


Como siempre, aprovecho a recordaros que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter e Instagram, tenéis los enlaces aquí mismo, arriba a la derecha.

domingo, 29 de junio de 2014

Cookies de chocolate y crujiente de avellana. El Asaltablogs

Como cada último domingo de mes, hoy publicamos El Asaltablogs. Ya sabéis, esa iniciativa creada por Conxy, del blog Gastroandalusi, en el que un grupo de blogueros sin piedad asaltamos un blog indefenso ante sus propias narices. Este mes (por cierto, el último de la temporada, hasta septiembre los ladrones nos tomamos un descanso) la pobre asaltada ha sido Laura, del blog Olor a regalices, y me he tenido que dar varias vueltas por su rinconcito hasta decidirme qué receta robar.

Al final me decidí por un cookie gigante con crumble crujiente de avellana que me robó el corazón (y el paladar, qué cosa más rica madre mía...). Como siempre, he realizado algunos cambios en la adaptación de la receta, el más importante, el tamaño. Laura hizo una súper cookie gigante (23 centímetros de diámetro, ni que fuera de Bilbao, la hostia...); yo, aunque hermosas, no las he hecho tan sumamente enormes, me he conformado con hacerlas el doble de grandes que unas cookies normales (de 12 centímetros más o menos). El sabor, Increíble. Sí, Increíble con mayúsculas. El chocolate y la avellana combinan de muerte, la textura de las galletas es buenísimo y el toque crujiente de avellana es perfecto. Y la verdad es que se trata de una receta muy facilita, así que os digo los ingredientes y nos ponemos manos a la obra con el asalto.


Para el crumble o crujiente de avellana:
  • 40 gramos de harina
  • 60 gramos de avellanas 
  • 30 gramos de azúcar
  • 40 gramos de mantequilla fría
Para las cookies:
  • 40 gramos de harina
  • Media cucharadita de levadura
  • 1 huevo
  • 40 gramos de mantequilla
  • 100 gramos de chocolate negro
  • 60 gramos de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • 30 gramos de chocolate blanco
  • 30 gramos de chocolate negro

Comenzamos preparando el cumble o crujiente de avellanas. Para ello, picamos las avellanas con un mortero o picadora. No es necesario que queden todas al mismo tamaño: podemos picar la mitad hasta que queden casi harina y el resto dejarlo en pedacitos un poco más grandes. 

Ponemos las avellanas en un bol junto a la harina y el azúcar, y añadimos la mantequilla (que esté recién sacada de la nevera) en cuadraditos. Con los dedos, trabajamos hasta tener una masa arenosa, similar a migas de pan. Para que os quede esa consistencia, tenéis que trabajar los ingredientes frotándolos entre las palmas de las manos, haciendo el mismo movimiento que si tuvierais frío en las manos.

Cuando tengáis el crumble en su punto, lo metemos en la nevera hasta que lo necesitemos para evitar que la mantequilla se funda.

Ahora vamos con la masa para las cookies. Comenzamos picando en trocitos los 30 gramos de chocolate blanco y los 30 gramos de chocolate negro. Yo suelos hacerlo con un cuchillo sobre la tabla, me parece lo más sencillo, pero si queréis poder usar directamente pepitas de chocolate de las que venden ya preparadas.

Ponemos en un bol los 100 gramos de chocolate negro y lo fundimos en el microondas, poniéndolo a máxima potencia a intervalos de pocos segundos cada vez. Cuando esté derretido, añadimos la mantequilla y removemos las dos cosas hasta que la mantequilla se funda con el calor del chocolate y se integren las dos cosas completamente.

Mientras la mezcla de chocolate se templa, ponemos en otro bol el huevo y el azúcar y batimos con las varillas de mano hasta que blanqueen. Añadimos la crema de chocolate y mezclamos todo con ayuda de las varillas. Tamizamos la harina, la levadura y la pizca de sal y las ponemos con el resto de ingredientes, batiendo hasta tener una masa homogénea y sin grumos. Por último, echamos los trocitos de chocolate y los repartimos bien por toda la masa. Guardamos la masa en la nevera un ratín, una media hora.


Transcurrido el tiempo de reposo de la masa, cubrimos la bandeja del horno con papel sulfurizado o silicona y hacemos montoncitos de masa con ayuda de una cuchara y los aplanamos un poco sobre la bandeja. Ponedlos separados unos de otro porque estas cookies crecen bastante en el horno. Ahora espolvoreamos trocitos del crumble de avellana sobre cada cookie y vamos con la bandeja al horno (precalentado a 180 grados con calor arriba y abajo). Cuando las galletas hayan cogido un poco de color (calculad unos 12-15 minutos, ya sabéis que cada horno es un mundo) las sacamos y las dejamos reposar dos minutos sobre la misma bandeja antes de pasarlas a una rejilla. ¡Cookies de chocolate y crumble de avellana listas!



Seguro que por cómo huele vuestra cocina ya os podéis imaginar el sabor de estas cookies, pero aún así, cuando las probéis os van a sorprender, y más si probáis una templadita, con el chocolate fundido. Se me hace la boca agua de escribirlo... El chocolate y la avellana combinan súper bien y el crujiente que aporta el crumble es perfecto, os va a encantar. Como veis, podéis hacer como Laura y hacer una galleta gigante, o hacer varias más pequeñas, eso a vuestro gusto. Eso sí, sí decidís hacer una súper-cookie-gigante, a la hora de hornearla bajad un poco la temperatura del horno (160 grados) y tenedla algo más de tiempo, para que se os haga por completo.


De verdad os animo a hacer estas cookies (gigantes, medianas o pequeñas, en este caso el tamaño no importa, están deliciosas de todas las maneras). Como os digo siempre, si os lanzáis con esta receta, mandadme una foto del resultado, me encanta ver o buenas que os quedan las recetas del blog. Os recuerdo que mi dirección de correo electrónico es mimrmlada@gmail.com, si tenéis alguna duda o sugerencia mandadme un correo a esta dirección. Y como siempre también, os recuerdo que podéis seguir el blog en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram; tenéis los enlaces un poco más arriba a la derecha. 

miércoles, 25 de junio de 2014

Bollos suizos. Reto Alfabeto Dulce

Día 25. Como todos los meses, hoy publicamos el Reto Alfabeto Dulce organizado por Ana, del blog Cook the Cake. Seguro que ya conocéis cómo va la cosa, pero os lo explico un poco por encima (prometo ser rápida). La idea consiste en que cada mes uno de los participantes tiene que elegir el ingrediente estrella del mes, que ha de comenzar por la letra que haya tocado por sorteo.

Este mes la letra letrita era la A, y el escogido para decidir ingrediente, Goyo, del blog I Cake 4U, ha optado por el Agua de Azahar. Me encanta la elección, he tenido la excusa perfecta para ponerme manos a la masa y adaptar (un poco a mi manera, eso sí...) la receta de bollos suizos que vi en el blog El Aderezo y que estaba deseando preparar desde hacía mucho. Y menudos bollos. Deliciosos, con el punto de dulzor perfecto y muy esponjosos. Y, salvo por el tiempo de reposo para el levado, son muy rápidos de hacer. Os digo los ingredientes y nos ponemos con el Reto.


  • 325-375 gramos de harina fuerza
  • 25 gramos de levadura prensada de panadero
  • 90 ml de leche
  • 60 gramos de mantequilla blandita
  • 100 gramos de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 pizca de sal
  • 4 cucharadas de agua de azahar
  • 3 cucharadas de azúcar
Calentamos un poco la leche hasta que esté templada y la echamos toda salvo un culín en un bol amplio junto con los 100 gramos de azúcar y la mantequilla blandita. Con unas varillas de mano mezclamos bien. Tranquilos si la mantequilla no se integra completamente, es normal.

Ahora desmigamos bien la levadura con los dedos y la ponemos con el poquito de leche que habíamos reservado. Con una cucharilla movemos bien hasta que la levadura se deshaga por completo y la vertemos en el bol anterior.

Ponemos los huevos y batimos de nuevo con las varillas hasta que se mezcle todo. Echamos la harina (comenzamos con 325 gramos) y la pizquita de sal y ahora llega el momento más divertido: mancharse las manos. Sin miedo, comenzamos a mezclar todo bien, preferiblemente al principio con solo una mano (para tener la otra limpia y no pringar todo si necesitamos coger algo).

Amasamos bien hasta que todos los ingredientes se hayan mezclado por completo. Si la masa se os pega mucho en los dedos, id añadiendo poco a poco harina hasta lograr una masa que, aunque sea algo pegajosa, resulte manejable (yo he tenido que añadir en total unos 370 gramos, pero dependerá del tipo de harina, del tamaño de los huevos...).

Cuando la masa tenga la consistencia exacta, hacemos una bola, la ponemos de nuevo en el bol y lo tapamos con un trapo ligeramente húmedo. Tenemos que esperar que doble, una hora más o menos (aunque esto dependerá del calor, la humedad...).

Cuando la masa haya doblado, la amasamos un poquitín (lo justo para que pierda el aire) y vamos cogiendo porciones del tamaño de una mandarina. Hacemos una bola con cada montoncito y las colocamos en una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado o similar bien separadas entre si. De nuevo tapamos la masa con el trapo y dejamos reposar durante otra horita.

Pasado el tiempo de levado, con un cuchillo afilado o puntilla hacemos un corte sobre la superficie de cada bola. Ponemos el agua de azahar y las cucharadas de azúcar en una tacita y pintamos bien con esta mezcla cada bollo.



Metemos al horno a media altura (precalentado a 180 grados, calor arriba y abajo) y cuando cojan colorcillo dorado (13-15 minutos, dependiendo del horno) los sacamos y con cuidado los pasamos a enfriar a una rejilla. ¡Listos nuestros bollos!



La verdad es que esta receta no es nada complicada de hacer, lo único importante es respetar los tiempos de levado de la masa. Quedan estupendos, con un sabor muy delicado, con una costra de azúcar en la superficie súper rica.  Son perfectos para comer solos o acompañados de un poco de mantequilla y mermelada. Guardadlos en un recipiente hermético para que se conserven bien, tened en cuenta que al ser completamente naturales y no levar ningún tipo de conservante, se ponen duros antes que los bollos industriales (pero vamos, que de sabor no tienen nada que ver...).

Animaros a prepararlos, os prometo que os van a encantar. Como siempre, termino recordándoos de que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter e Instagram. Los enlaces los tenéis aquí mismo, un poco más arriba a la derecha. 

sábado, 21 de junio de 2014

Muffins triple chocolate

¡Por fín puedo publicar receta nueva! No os imagináis qué ganas tenía, cómo he echado de menos compartir mis recetas aquí con tod@s vosotr@s. La semana pasada, tras descubrir que los portátiles y el agua no son compatibles (que de cosas aprendemos de los niños, ¿verdad?) me quedé con este súper recetón a medio publicar.  Pero mi hermana se ha apiadado de mí y me ha regalado su portátil viejo. ¡Gracias sister!
Aunque no me extraña que lo haya hecho, teniendo en cuenta que los muffins que os enseño hoy los preparé para darles la bienvenida a  ella, a mi cuñado y a mi sobri Martina. No lo puedo evitar, cuando vienen a pasar unos días a Bilbao desde Barcelona me gusta recibirles con un postre especial, y la verdad es que con mi hermana es bastante fácil acertar: si lleva chocolate, el éxito está asegurado.
Así que os podéis imaginar el triunfo de estos muffins con chocolate negro, con leche y blanco. ¿Para qué elegir uno si podemos poner los tres? Además de estar súper-hiper-mega buenísimos, son muy fáciles de hacer, ahora veréis. Os digo los ingredientes y nos ponemos al lío.
  • 50 gramos de chocolate negro
  • 50 gramos de chocolate con leche
  • 50 gramos de chocolate blanco
  • 1 yogur natural
  • 40 gramos de mantequilla
  • 1 huevo
  • 115 gramos de harina
  • 40 gramos de azúcar
  • 1 cucharada de cacao en polvo
  • 1 cucharadita de levadura
  • Media cucharadita de café soluble
  • Media cucharadita de bicarbonato
  • 1 pizquita de sal
Comenzamos picando los tres chocolates en trozos no demasiado pequeños. Yo lo hago con un cuchillo, me parece la forma más cómoda y fácil. Por el momento, reservamos. Si sois como yo, picad un poco de chocolate extra porque seguro que entre batir y mezclar, algún que otro trocito cae...
Ahora ponemos en un bol la mantequilla en pomada junto con el azúcar y batimos con unas varillas de mano hasta que blanquee. Añadimos el huevo y el yogur y, de nuevo, batimos hasta que se integre todo completamente.
Tamizamos la harina, la levadura, el bicarbonato, el café soluble, el cacao y la pizca de sal y lo echamos todo a la mezcla anterior. Batimos hasta tener una masa homogénea y sin grumos. Vertemos las pepitas de los tres chocolates y las repartimos bien por toda la masa.
Ponemos el horno a calentar (180 grados con calor arriba y abajo), y mientras coge temperatura vamos preparando los moldes para los muffins. Para ello, ponemos las cápsulas de papel dentro de un molde para magdalenas o cupcakes metálico o de silicona (esto es necesario para evitar que las cápsulas se nos abran demasiado al verter la masa) y las llenamos de masa hasta dos tercios.

 Metemos al horno y cocinamos durante unos doce minutos, aunque esto siempre va a depender de vuestro horno y del tamaño de las cápsulas de papel que uséis. Para evitar problemas, estad atentos a cómo se van haciendo y, si tenéis dudas de si estàn, haced la prueba del palillo (ya sabéis, les clavamos un palillo y si sale seco, están listas). Sacamos y dejamos reposar un par de minutos y en cuanto no nos quememos, pasamos nuestros deliciosos muffins a enfriar a una rejilla. ¡A disfrutar!

Os aseguro que en el momento en que probéis un pedazo, estos muffins se van a volver una obsesión. Os prometo que mi sobrina Martina, de añito y medio, cada vez que entraba a la cocina los buscaba con la mirada como loca. Si probáis uno templadito, con el chocolate aún fundido, estáis perdidos. ¡Qué cosa más buena! No os imagináis qué sabor tan delicioso a chocolate tienen, y quedan súper jugosos y tiernos. Aunque no os van a durar ni medio asalto, guardadlos en un recipiente hermético.


Os repito que he echado mucho de menos el blog estos días. Espero que esta receta os guste y que os animéis a hacerla (y que me mandéis una foto) porque no os vais a arrepentir. Como siempre, aprovecho a recordaros que podéis seguir el blog en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram. Tenéis los enlaces justo aquí arriba a la derecha.

martes, 10 de junio de 2014

Bollitos de plátano

Hay recetas que me sorprenden. Recetas que preparo a sabiendas de que van a estar ricas, pero que cuando las pruebo, superan todas mis expectativas. Es lo que me ha ocurrido con los bollitos que os enseño hoy. Cuando me puse manos a la obra con ellos ya sabía que iban a estar buenos, pero a medida que se horneaban, el olor que inundó mi cocina fue espectacular. Y ni deciros qué sentí al probarlos. Simplemente im-prezionantes.

Los bollitos de plátano de hoy son una adaptación libre del blog Igloo Cooking. Imaginaros, tan libre, tan libre, tan libre que la receta original ni siquiera lleva plátano... Pero como os he dicho, estos bollos están riquísimos, quedan muy suaves y esponjosos. No os preocupéis: no es necesario ni amasar ni dejar levar la masa. Ya veréis qué fáciles son. Os digo los ingredientes y nos ponemos a cocinar.

 
  • 260 gramos de harina
  • Medio sobre de levadura en polvo
  • 90 gramos de azúcar
  • 2 huevos
  • 100 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • La ralladura de una naranja
  • 1 plátano grande o dos pequeños
  • 1 cucharada de azúcar

Ponemos en un bol los huevos con el azúcar (sólo los 90 gramos)  y batimos hasta que la mezcla blanquee un poco. Yo lo he hecho con las varillas de mano. Añadimos la mantequilla (es muy importante que la saquéis un buen rato antes de la nevera para que esté un poco blandita) y batimos de nuevo con las varillas, hasta deshacer lo máximo posible la mantequilla. No os preocupéis si no lográis integrar completamente la mantequilla y os queda algún grumo, es normal.

Tamizamos la harina y la levadura y las añadimos a la mezcla anterior. Podéis trabajar con las varillas o una cuchara de palo, pero os recomiéndo que os manchéis un poco las manos y trabajéis la masa directamente con las manos. No tenemos que amasar mucho, lo justo para que todos los ingredientes se integren: la masa resultante es bastante pegajosa.

Partimos los plátanos en trocitos y los añadimos a la masa junto a la ralladura de naranja. Los repartimos bien por toda la masa y la dejamos reposar media horita. 

Con la ayuda de dos cucharas, hacemos bolitas de masa (del tamaño de una pelota de pinpon, más o menos) y las colocamos separadas sobre la bandeja del horno (previamente cubierta con papel sulfurizado o silicona). Espolvoreamos una pizca de azúcar sobre cada bollito, le da un punto muy rico. 



Metemos al horno a 180 grados (como siempre, precalentado) con calor arriba y abajo hasta que se doren, unos 15 minutines (aunque ya sabéis que cada horno es un mundo...). Cuando estén, los dejáis reposar un minuto en la misma bandeja y luego los pasáis a una rejilla para que se enfríen completamente. ¡Ya tenemos nuestros bollitos listos! 



Os aviso de que estos bollitos os van a sorprender. Tienen un sabor buenísimo y quedan muy suaves; son perfectos para acompañar el café de la mañana o para merendar. Guardadlos en un bote hermético para que se conserven perfectos. Os doy un consejo: antes de comerlos, metedlos 20 segundos al microondas. Así templaditos quedan más ricos aún. ¡Deliciosos!



 Aprovecho a recordaros que podéis seguir el blog en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram, tenéis los enlaces aquí mismo a la derecha. Para cualquier duda o sugerencia, podéis dejarme un comentario aquí, en las redes sociales o a través del mail (mimrmlada@gmail.com).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...