miércoles, 5 de febrero de 2014

Rosquillas de patxarán

Las rosquillas son, de siempre, uno de mis dulces favoritos. Sin embargo, he de decir que, aunque parezca raro, hasta hace poco las había hecho muy poquitas veces. No daba con la receta perfecta: quedaban demasiado abizcochadas o demasiado duras, con mucho sabor a anís o con muy poco. En fín, que durante bastantes años he probado distintas fórmulas sin que el resultado me gustara demasiado: las rosquillas salían ricas pero no eran Las Rosquillas. Sí, así en mayúsculas, las rosquillas perfectas. Hasta ahora.

En el último año han caído en mis manos (a falta de una) dos recetas buenísimas. Me las han pasado dos amigas a las que me une la afición por la cocina y por el buen comer. Compartimos un grupo en el que nos pasamos recetas, consejos...  en el cual he conocido a gente majísima, entre ellas Salomé y Rosi, las dueñas de estas recetas. Las rosquillas de hoy son según la receta de Salomé, que tiene una mano para la cocina increíble. Creo que ha hecho todas las galletas publicadas en el blog, y me atrevo a decir que le han quedado mejor que a mí (ya sabéis, el alumno que supera al maestro...). Desde que Salomé me regaló su receta, las he preparado un montón de veces, siguiendo la receta al pie de la letra salvo en una cosa: ella propone usar anís (el aroma típico en las rosquillas) pero como yo nunca tengo en casa, lo sustituyo por patxarán, que les da un toque anisado muy rico. Os digo los ingredientes y comenzamos.


  • 2 huevos
  • 1 vaso de azúcar (de los de agua)
  • Medio vaso de aceite
  • 5 cucharadas de patxarán (o anís o el licor que más os guste. Si preferís, poned zumo de naranja)
  • 1 sobre de levadura
  • 500 gramos de harina 
  • La ralladura de un limón o una naranja (la receta original es con limón pero me gusta especialmente el toque que le da la naranja)
  • Aceite abundante para freir las rosquillas
  • Azúcar para espolvorear.

Trituramos en la picadora de la batidora o en el molinillo de café el azúcar hasta dejarlo más fino. Si no tenéis el utensilio para hacerlo, usad azúcar normal. Ponemos en un bol amplio el azúcar junto a la ralladura, los huevos y el aceite, y lo batimos hasta que esté bien mezclado. Añadimos el patxarán (o el anís) y batimos de nuevo. Juntamos la levadura y la harina y, de golpe, lo vertemos sobre la mezcla anterior. 

Ahora, con las manos, amasamos hasta que esté todo integrado. Si la masa se nos pega un poco en las manos, podemos añadirle una pizquita más de harina. Una vez tengamos la masa lista, la metemos un ratito  en la nevera (media hora es suficiente).

Pasado este rato, ponemos una sartén al fuego con una buena cantidad de aceite. Mientras el aceite coge temperatura, vamos preparando nuestras rosquillas: cogemos una bola del tamaño de una nuez grande, la amasamos entre las palmas de las manos dándole forma cilíndrica y juntamos ambos extemos. Vamos, que cogemos pedazos de masa y le damos forma de rosquilla, para que nos entendamos... Que lo quiero explicar tanto que yo creo que lo hago más complicado...

Cuando el aceite esté caliente, ponemos las rosquillas (no pongáis muchas a la vez, yo de cuatro en cuatro) y la freímos hasta que estén doradas de cada lado. Cuidado que se queman enseguida. Una vez fritas, las sacamos a un plato cubierto con un papel absorvente para retirar el exceso de aceite. Cuando estén frías, las retiramos de papel y, si os gusta, las espolvoreamos con un poco de azúcar (blanquilla o glass, lo qué prefiráis). Riquísimas estas Rosquillas.



La receta de hoy es de las de toda la vida, muy fácil de hacer y el resultado es buenísimo, a mí me tienen locas. Como ya os he dicho, el patxarán aporta un toque anisado que va muy bien a las rosquillas, pero con anís quedan estupendísimas también. Además quedan con el punto perfecto de crujiente. Bien guardadas en una lata de hojalata se mantienen perfectas, aunque os aviso de que van a durar poco. Espero que esta receta de Salomé os haya gustado y que os animéis a hacerla. Por último, me hace muy feliz contaros que en los últimos días he recibido dos Liebster Award de mano de los blogs Cuky´s Cookies y Las Recetas de Masero. ¡Muchísimas gracias! En breve os diré mis blogs nominados.

Como siempre, si tenéis alguna duda, sugerencia o comentario escribidme a continuación, me encanta leeros. Además, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, tenéis el enlace un poco más arriba. 

20 comentarios:

  1. Me encantan las rosquillas y estoy deseando que llegue carnaval para hacerlas. No suelo hacerlas durante el año porque si no me aburriría de ellas ;)
    Gracias por la receta, seguramente la pruebe porque la que yo tengo no me termina de convencer jeje.
    Muaaaks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me encantan también, y no me canso! Precisamente cuando no las hago es en carnaval!! Esta receta me encanta, si te animas ya me contarás! Un besote

      Eliminar
  2. En casa nos encantan las rosquillas y las tuyas te han quedado deliciosas..........me muero por probarla porque seguor que el sabor es maravilloso.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quedan buenìsimas, ya verás... A mi me pierden! Un besote

      Eliminar
  3. Yo las hago con anís, pero la verdad que me ha pasado como a tí, una o dos veces en mi vida, porque en mi caso, a mi abuela le salen de rechupete! y le dejaba el honor a ella jeje. Estas te han quedado maravillosas, me llevo unas cuantas para la merienda ;). Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo normal es usar anís, pero como no tengo nunca improviso... Coge las que quieras guapa!!

      Eliminar
  4. Qué buenas, yo todo lo que lleve licor me gusta! Debo tener sangre rusa...
    Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajja! Hasta en eso nos parecemos tú y yo... Viva Rusia!!

      Eliminar
  5. Que pinta mas rica , me la copio ahora mismo con lo que me gusta a mi las rosquillas con un cafe besitos

    ResponderEliminar
  6. casi como las mias, pero la opcion del pacharán, me encanta, la apunto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quedan muy bien! Yo sustituyo el anís por patxarán en un montòn de recetas!!! Un besote

      Eliminar
  7. Tienen que estar buenísimas!! Por el aspecto, me recuerdan a las que hace la abuela de mi novio, siempre nos da una docena y están riquísimas. Seguro que las tuyas están de rechupete! =)
    Un besote y feliz finde!!^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mal está que yo lo diga, pero están muy muy ricas! ;-)
      Un besote

      Eliminar
  8. Uyyy que rico !!!! que pinta !!!! con gusto saborearía un poco ya.... besos

    ResponderEliminar
  9. Tienen una pinta deliciosa ... me apunto la receta.
    Gracias por compartir

    ResponderEliminar

Gracias por visitar Mrmlada y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...