martes, 20 de mayo de 2014

Cookies de chocolate y café

Qué raro, otra receta de cookies, estaréis pensando. No me extraña, pero la verdad es que no puedo evitarlo, tengo verdadera pasión por las galletas, no puedo parar de hacerlas (y de comerlas...). Pero bueno, pensándolo un poco, no es el peor vicio que podía tener, ¿no? Preparar galletas caseras es barato, muy fácil y saludable, y además es entretenido. ¡Si es que no se puede pedir nada más!

Bueno, sí se puede pedir más: que estén ricas. Y os aseguro que las cookies de hoy cumplen este requisito de requetesobra. Café y chocolate, chocolate y café. Da igual el orden en el que lo digamos, la combinación es perfecta de todas las maneras. ¿Hay algo mejor que un buen café con una pizquita de cacao? Se me hace la boca agua de pensarlo... En fín, no me entretengo más que me está entrando un mono de estas cookies que no puedo esperar a hincarles el diente. Os digo los ingredientes y nos ponemos a cocinar.


  •  125 gramos de mantequilla en pomada
  • 175 gramos de azúcar moreno
  • 1 yema de huevo
  • 190 gramos de harina
  • Una cucharadita de levadura en polvo
  • 1 pizca de esencia de vainilla
  • 125 gramos de chocolate negro (en tableta o en pepitas)
  • Una cucharada de café molido soluble (tipo nescafé)
  • Media pizca de sal

Comenzamos con el chocolate. Como os digo en la lista de ingredientes, podéis comprarlo directamente en pepitas o trocear una tableta. Yo suelo optar por la segunda opción porque sale un poco mejor de precio. Para ello, ponemos el chocolate sobre una tabla y con un cuchillo vamos troceándolo hasta tener trozos no demasiado pequeños. Tened cuidado con las manos, ¿eh?. Por el momento lo reservamos.

Ponemos en un bol la mantequilla (importante, que esté en pomada, es decir, blandita pero no derretida) y el azúcar y batimos hasta que blanquee un poco. Añadimos la yema de huevo y mezclamos de nuevo hasta que se integre.

Tamizamos juntos los ingredientes secos (la harina, la levadura, la pizquita de sal y el café) y los echamos a la mezcla anterior, batiendo hasta que queden todos los ingredientes completamente ligados.

Por último, ponemos la pizca de vainilla y el chocolate picado, y los distribuímos bien por toda la masa. Tapamos el bol con un poco de film transparente y lo metemos en el frigorífico un ratito, una media hora. Os recomiendo que probéis esta masa así tal cual, está buenísima. Así os vais haciendo idea de cómo estarán las cookies una vez horneadas...

Cubrimos la bandeja del horno con un trozo de papel sulfurizado o silicona y ponemos montoncitos de masa (yo del tamaño de una cuchara sopera, me quedan grandecitas...) bien separados entre sí, que estas cookies crecen bastante. Metemos al horno (170 grados con aire, 180 grados normal) hasta que se doren un poco, unos 12-14 minutos (ya sabéis que cada horno es un mundo). Cuando las saquéis estarán bastante blanditas, es normal: las dejamos reposar un minutín sobre la misma bandeja y luego las pasamos a una rejilla para que se enfríen por completo. Probad una templada, están deliciosas con el chocolate medio fundido... ¡Qué rica madre mía!



Ya veis que estas cookies no tienen ninguna dificultad, así que animaros que os van a chiflar. Tienen el toque justo de café y las pepitas de chocolate combinan súper bien. Para conservarlas perfectas y bien crujientes, guardadlas en un tarro hermético. 


Os recuerdo que podéis seguir el blog a través de Facebook, Twitter e Instagram, tenéis los enlaces un poco más arriba a la derecha. Y como siempre, aprovecho a pediros que, si hacéis estas bueniiiiiisimas cookies me mandéis una foto para ver lo estupendas que os quedan (por correo electrónico al mail mimrmlada@gmail.com o a través de las redes sociales).

10 comentarios:

  1. Hala, Elena, ya me has enganchado!!!!
    Sé que tienen que estar de muerte lenta... pero tengo una dudilla: la harina ¿normal o de repostería?
    Gracias guapa, quiero hacerlas esta semana, así les llevo a las chicas de la guarde de mi peque... las comparto y las calorías también son compartidas... jijijijiji!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guapa! Siento contestar tan tarde! Harina normal de trigo. Cuéntame qué tal te quedan! Un besote

      Eliminar
  2. No me extraña que te gusten porque te quedan de lujo!!! Un beso

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. No. Pero tranquila, que por tí hago otra tanda. Un besote

      Eliminar

Gracias por visitar Mrmlada y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...