jueves, 3 de julio de 2014

Bizcocho de fresas, queso philadelphia y chocolate blanco

Hemos entrado de pleno en el verano y hay que disfrutar de todas las cosas buenas que nos trae: sol, playa (o piscina), terracitas, barbacoas... y como no, un montonazo de frutas deliciosas. Los mercados y fruterías se llenan de colores: fresas, cerezas, melocotones, nectarinas, melones, sandías... Con lo ricas que están estas frutas es una pena que las podamos disfrutar durante tan poco tiempo. Por eso, tenemos que aprovechar mientras están en plena temporada para ponernos las botas.

Realmente comerlas tal cual, a mordiscos, es delicioso, pero todas las frutas de verano nos dan mucho juego a la hora de preparar postres y dulces. Y eso es lo que me he planteado: aprovechar mientras podamos para hacer recetas ricas ricas ricas y facilitas, que es lo que nos gusta (bastante complicada es la vida de por sí para liarnos más aún en la cocina, ¿verdad?). Vamos a comenzar estas recetas de temporada con las fresas, que me pierden. ¿Qué os parece un bizcocho de fresa y queso philadelphia, con un toque de chocolate blanco y bien sencillo de preparar? Suena bien, ¿eh?. Esta receta es una versión de una bizcocho de philadelhia que me pasó mi amiga Merche que está que quita el sentío. Vamos al lío, no me entretengo más, os digo los ingredientes y nos ponemos a bizcochear.


  • 250 gramos de harina
  • 200 gramos de azúcar
  • 1 tarrina de queso philadelphia
  • 1 yogur natural
  • 3 huevos
  • 150 ml de aceite
  • 100 gramos de chocolate blanco
  • Un sobre de levadura en polvo
  • Una pizquita de sal
  • Una pizca de esencia de vainilla
  • 150 o 200 gramos de fresas naturales

Comenzamos con el chocolate blanco: con ayuda de un cuchillo lo picamos en pedacitos no demasiado pequeños y reservamos. Lavamos bien las fresas y partimos cada una en dos o tres trozos (en función del tamaños que tengan). Por el momento, también las reservamos.

Ahora ponemos en un bol los huevos con el azúcar y batimos bien con unas varillas de mano hasta que blanquee. Añadimos el yogur, la tarrina de queso philadelphia, el aceite y la pizca de vainilla, y de nuevo mezclamos hasta que quede todo completamente integrado.



Tamizamos juntas la harina, la levadura y la sal y lo vertemos en el bol con la mezcla anterior, y, de nuevo con las varillas, batimos hasta que no queden grumos. Echamos los trocitos de chocolate y las fresas y, con suavidad, mezclamos hasta que se repartan bien por toda la masa.


Vertemos la masa en el molde que elijamos (si es de silicona no es necesario, pero si es de metal recordad enmantequillarlo antes para poder desmoldarlo bien) y lo llevamos al horno (precalentado a 180 grados con calor arriba y abajo). Horneamos hasta que el bizcocho esté bien cuajado, sabéis que cada horno es un mundo completamente distinto, pero para que os hagáis una idea, a mí me suele tardar unos 40 o 45 minutines. En estos casos el truco del palillo es bastante útil: pinchamos un palillo en el bizcocho y si sale seco, significa que está hecho. Lo sacamos y lo dejamos enfríar un ratito antes de desmoldarlo. Listo para disfrutar...
 


Espero que os encante este bizcocho tanto como a mí. Es la perfección hecha bizcocho: queda súper jugoso y suave, con un rico sabor a fresas y con un toque de chocolate blanco buenísimo. Os recomiendo de verdad que lo hagáis, ya veis que es muy facilito y se hace en un volao. 


Como siempre, aprovecho a recordaros que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter e Instagram, tenéis los enlaces aquí mismo, arriba a la derecha.

14 comentarios:

  1. Me parece una combinación maravillosa!! Una delicia!! besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elisa, es que está todo bueno, las fresas, el philadelphia, el chocolate blanco... Una delicia!!

      Eliminar
  2. podemos cambiar lasa fresas por otra fruta,o no será tan delicioso??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí Merce. Cualquier fruto rojo le va estupendo: moras, frambuesas, arándanos, cerezas... El melocotón también tiene que quedar muy bien, y el plátano lo mismo. Mientras la fruta que escojas no tenga demasiada agua (como el melón o la sandía) este bizcocho admite casi cualquier fruta. Un besote y anímate a hacerlo con tu fruta favorita.

      Eliminar
  3. Me encanta!!! que buena pinta!! alguna vez lo he hecho pero con arándanos en vez de fresas y queda riquísimo!! Muxus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que admite casi cualquier fruta. Y está tan bueno...

      Eliminar
  4. Mmmmm.. Chocolate blanco!! Soy super adicto! Jejejee. Te ha quedado un bizcocho espectacular, menudo corte, me encanta!!
    Un abrazo y a disfrutarlo!!

    ResponderEliminar
  5. Gracias Raúl. La verdad es que este bizcocho está de muerte... Un besote!

    ResponderEliminar
  6. (no sé si te acordarás del blog de iRecetas, si te acuerdas, soy yo, que lo he cambiado por completo jajaja)
    Que sepas, querida Elena, que acabas de mezclar los sabores que más me gustan del mundo mundial en un bizcocho que pienso hacer esta misma tarde jajajaja
    Un besote guapa, te espero :)

    ResponderEliminar
  7. Guaaaaaaaaaaaaaaaau Elena que pinta más rica.

    ResponderEliminar
  8. Quiero entregarte el premio Indalo por tus seguidores y tus buenas recetas, después tu se lo puedes entregar a quien tú quieras eso si que cumpla los requisitos. Aquí te dejo el enlace para que lo recojas.
    http://cocina-trini.blogspot.com.es/2012/10/premio-indalo-de-bronce-indalo-de-plata.html

    ResponderEliminar
  9. Me gusta mucho hacer bizcochos, ahora que estamos en tiempo de fresas probaré a ver si me queda tan rico como el tuyo. Tiene muy buena pinta.

    ResponderEliminar
  10. Tiene una pinta exquisita!!creo que en breves me pondré con las manos en la masa jeje. Me pdrias decir la medida de tu molde?muchas gracias.

    ResponderEliminar

Gracias por visitar Mrmlada y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...