jueves, 14 de agosto de 2014

Lacitos de hojaldre con leche condensada


Creo que ya os os lo he dicho alguna vez, pero estoy loca por el hojaldre. No lo puedo evitar, siempre tengo un paquete de hojaldre refrigerado (o dos o tres) en la nevera porque me saca de muchos apuros. Es tan fácil de usar, tan rápido, tan versátil y, sobre todo, tan tan rico...

Los lacitos de hojaldre que os propongo hoy tienen todo eso: son fáciles, rápidos y no están ricos: están Riquísimos (sí, Riquísimos así, con mayúsculas). Hojaldre y leche condensada, leche condensada y hojaldre: lo digamos como los digamos la combinación es deliciosa. Además, si tenéis niños en casa van a disfrutar mucho haciéndolos, para ellos va a ser casi casi como pintar. Ya veis que no hay excusa para no preparar estos lacitos, así que os digo los ingredientes y nos ponemos al lío.


  • Dos láminas de hojaldre (preferiblemente rectangular) 
  • Tres cucharadas de leche condensada
  • Tres cucharadas de miel

Opcional:
  • 150 gramos de chocolate negro
  • Una cucharada de miel
  • Una cucharada de agua
  • Azúcar glass

Vamos con estos lacitos tan sencillos de preparar. Extendemos una de las láminas de hojaldre sobre la mesa de trabajo y, con ayuda de una brocha, pintamos toda la superficie con la leche condensada, asegurándonos de que quede bien repartida.

Ahora, repetimos la misma operación con la miel. Lo más cómodo para extender tanto la miel como la leche condensada es usar una brocha de silicona.

Ponemos por encima la segunda lámina de hojaldre y con un cuchillo bien afilado o, mejor aún, con un cortapizzas, cortamos rectángulos de aproximadamente 2,5 centímetros de ancho y 7 centímetros de largo (a ojo, no es necesario que saquéis la regla...). Los retorcemos sobre sí mismos y los vamos colocando sobre una bandeja de horno cubierta por papel sulfurizado o silicona.


Metemos en el horno a 190-200 grados (precalentado con calor arriba y abajo) hasta que los lacitos cojan color doradito, calculad unos 10 o 12 minutines más o menos. Los sacamos y los dejamos reposar un par de minutos sobre la misma bandeja antes de pasarlos a una rejilla para que se enfríen completamente. ¡A disfrutar de nuestros lacitos caseros!


Podemos comerlos (y disfrutarlos) así tal cual o bien hacerlos más auténticos y pintarlos ligeramente con una cucharada de miel diluída con una cucharada de agua: quedan perfectos. Otra opción es bañar nuestros lacitos con chocolate deshecho: si sois chocolateros así preparados os van a encantar (y si no sois chocolateros también, están deliciosos...). Podéis cubrirlos completamente de chocolate o, simplemente, como he hecho yo, hacer unos hilillos con el chocolate, a vuestro gusto. También podéis, simplemente, espolvorear un poquitín de azúcar glass sobre los lacitos. No os quejaréis, os doy cantidad de posibilidades para que preparéis los lacitos ideales para vosotros, pero os aseguro que de cualquier manera están requetebuenísimos.


 

Algunos consejos:
  • Guardad los lacitos en un recipiente hermético, de esta manera se van a conservar perfectos durante varios días (aunque os aviso desde ya que os van a durar poco...).
  • Para manejar un poco mejor el hojaldre refrigerado, sacadlo del frigo diez minutines antes de trabajar con él. En caso de usar hojaldre congelado, recordad que es necesario dejarlo a temperatura ambiente al menos una hora antes de usarlo, aunque cada fabricante suele especificar el modo de uso en el envase.
  • Con las dos láminas de hojaldre salen bastantes lacitos. La verdad es que están tan buenos y se conservan tan bien que no hay problema por hacer más cantidad, pero si vosotros preferís hacer menos, simplemente tenéis que usar una lámina de hojaldre cortada por la mitad.

No podéis dejar de hacer estos lacitos. Si os animáis, mandadme una foto para ver lo buenísimos que os quedan (mimrmlada@gmail.com), sabéis que me hace muchísima ilusión. Os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter e Instagram. Y, por favor, no os perdáis el sorteo por mi cumpleblog, los regalos son súper chulos, tenéis el enlace justo aquí mismo a la derecha. ¡Mucha suerte!

5 comentarios:

  1. Me encantan estos lacitos!!!! Yo también soy una amante del hojaldre y suelo hacer lazos. Pero nunca les había puesto leche condensada. Así que me apunto la receta, que ésta tengo que probarla!!
    Muxu bat!!

    www.haubaigozo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Menuda pinta y super fáciles.También uso muco el hojaldre tanto dulce como salado. Un saludo, Conchi

    ResponderEliminar
  3. Ahora mismo voy a preparar una gran bandeja, que ricos!

    ResponderEliminar
  4. Deliciosos seguro!! me quedo con ellos para una buena ocasión! besos

    ResponderEliminar
  5. Impresionantes, super sencillos y como bien dices, deliciosos, leche condensada y hojaldre, matrimonio perfecto!!!

    Besos y buen finde!
    http://bakelosophy.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Gracias por visitar Mrmlada y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...