domingo, 21 de septiembre de 2014

Cheesecake de limón


Me hace especial ilusión enseñaros la receta de hoy, es de esas que ocupan un lugar especial en mi recetario. La preparo muy a menudo, y cada vez que la hago, no quedan ni las migas, vuela. Y es que es una cheescake con un toque a limón delicioso, muy suave, fresquita y ligera, perfecta para culminar una buena comida en la mejor compañía. Suena bien, ¿verdad?

Además es muy muy sencilla de preparar, os va a sorprender. Sólo hay que poner los ingredientes en un bol y batir: ninguna complicación y muy rápida de hacer, que bastante lío tenemos en nuestro día a día como para tirarnos tres horas haciendo una tarta, ¿no creéis? En fin, ya sabéis que yo me enrollo en seguida, así que os digo los ingredientes y nos ponemos ya mismo con esta tarta tan buenísima.


  • 200 gramos de queso philadelphia
  • 200 gramos de azúcar
  • 3 huevos
  • El zumo de dos limones grandes y su ralladura
  • 200 ml de nata para montar (mínimo 35% materia grasa)
  • Una lámina de hojaldre refrigerado o congelado (si es congelado, recordad sacarlo con antelación del congelador)

Vamos al lío, ya veréis que en nada estamos disfrutando de esta pedazo tarta. Cubrimos un molde (preferiblemente, que sea desmontable) con la masa de hojaldre y, si sobresale algo por los bordes, lo cortamos con un cuchillo. Por el momento, reservamos.

Ponemos el resto de los ingredientes en un bol uno a uno (philadelphia, azúcar, huevos, zumo y ralladura de los limones y, por último, la nata) batiendo cada vez, hasta que esté todo completamente integrado y sin grumos. Yo lo hago con las varillas de mano, no es necesario ni usar las eléctricas si no queréis.


Vertemos esta mezcla sobre el hojaldre y metemos al horno (precalentado a 180 grados, con calor arriba y abajo) hasta que la crema haya cuajado. Ya sabéis que cada horno es un mundo, pero para que calculéis, en el mío suele tardar unos 20 minutines. Si veis que se dora demasiado por la parte superior, tapadla con un poco de papel albal. Cuando esté lista, la sacamos del horno y la dejamos enfriar antes de probarla (no seáis tan impacientes como yo, he querido probarla tan rápido que la he cortado antes que se enfríe y ya veis en las fotos que se me ha desmoronado un poco...). Realmente deliciosa...


Algunos consejos:
  • Como os he dicho, dejad que se enfríe completamente antes de partirla. Mejor aún si dejáis que repose unas horas en la nevera, queda incluso más rica si cabe. 
  • Yo suelo hacerla con masa de hojaldre, pero podéis hacerla también con masa quebrada (en este caso, hay que hornear un poco la base antes de verter la mezcla) o, incluso, usar la clásica base de galleta y mantequilla. Queda buenísima de todas las maneras...
  • Yo normalmente uso queso philadelphia, pero también la he probado con queso de burgos y queda también muy bien. 
  • A la hora de servir esta tarta, podéis acompañarla con un poco de helado, es una combinación deliciosa.
  • Si queréis darle un toque más especial, podéis usar limas en lugar de limones. Quedará un tarta un poco más ácida pero con un sabor riquísimo. 


Animaros a hacer esta tarta de limón, veréis que queda estupenda. Recordad sacar una foto para ver lo rica que os queda, me hace muchísima ilusión. Podéis mandármelas a través de las redes sociales o por correo electrónico (mimrmlada@gmail.com). Aprovecho a recordaros que podéis seguir el blog por Facebook, Twitter e Instagram, tenéis los enlaces aquí mismo a la derecha. 

19 comentarios:

  1. Qué rico y super fácil de hacer. Gracias por compartir, un salludo, Conchi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de compartir Conchi. Gracias a tí por pasarte y comentar.

      Eliminar
  2. hola!! llego a tiempo para el postre, que esta de cine. Crujiente por fuera, cremosa por dentro.. una delicia, besets!

    ResponderEliminar
  3. madre mía!, como no va a tener éxito si tiene que estar tremenda, jejejejej,
    un besazo wapa!

    ResponderEliminar
  4. Menuda pinta!!lo voy a hacer!una pregunta, el molde puede ser de silicona de los alargados??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Vero. Yo pongo la ralladura de los dos limones, pero tu pon menos si no te gusta demasiado (o incluso no pongas si no te apetece). Respecto al molde, yo soy muy fan de los moldes de silicona, pero date cuenta que a esta tarta no puedes darle la vuelta para desmoldarla, así que tienes que tener mucho cuidado al partirla para no cortar el molde de silicona con el cuchillo.

      Eliminar
  5. Tengo que probar con el limón, nunca lo he puesto y se ve delicioso, el sabor debe ser estupendo!! un beso!

    ResponderEliminar
  6. Las tartas de queso son mi perdición! y curiosamente nunca la he probado con el toque de limón, así que ya tengo trabajo este fin de semana! un beso!

    ResponderEliminar
  7. Me encanta!! Tiene que estar buenísima esta cheescake, el limón tene que darle un saborcito estupendo!

    Muxu bat

    ResponderEliminar
  8. Pues además de rica sencilla de hacer, así que no hay excusa para no probarla :)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cocina sin complicaciones es la mejor Trini. Rápido, sencillo y rico, receta de 10. Un besote enorme

      Eliminar

Gracias por visitar Mrmlada y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...