miércoles, 8 de octubre de 2014

Melocotón en almíbar


Hace unos días publiqué en Facebook una foto de los melocotones en almíbar casero que tenía para el postre, y much@s me pedísteis que hiciera una entrada con la receta. Dicho y hecho, me ha faltado tiempo para ir de compra a la frutería y ponerme el delantal. Sabéis que vuestras peticiones son órdenes para mí...

La verdad es que llevaba mucho tiempo deseando enseñaros cómo hago yo los melocotones en almíbar: todos los años preparo un montón de botes y quedan estupendos. Además, es una maravilla poder disfrutar de ellos durante todo el año, siempre tendremos a mano un postre casero, saludable y muy muy rico. Hoy os voy a enseñar a hacer los melocotones en almíbar y cómo embotarlos para que se conserven perfectos durante más de un año. Bueno, vamos por partes. Os digo los ingredientes y comenzamos.


  • 8 melocotones duritos
  • Un litro de agua
  • 300 gramos de azúcar
  • 1 limón
  • Una vaina de vainilla o unas gotas de esencia de vainilla.

Vamos al lío con los melocotones en almíbar. Comenzamos poniendo el una cazuela el agua junto al azúcar y la vaina de vainilla a fuego vivo hasta que rompa a hervir. Mientras tanto, vamos pelando los melocotones y los partimos por la mitad. Para ello, hundimos un cuchillo bien afilado en la hendidura del rabito hasta tocar el hueso y lo giramos hasta cortar toda la carne alrededor del hueso. Cuando hayamos cortado todo el melocotón, agarramos cada mitad con una mano y las giramos cada una hacia un lado. En una de las mitades se nos va a quedar el hueso: sólo tenemos que pasar la puntilla alrededor del hueso para separarlo. A medida que vayamos cortando los melocotones en mitades, los restregamos con un poco de limón para que no se oxiden y se pongan feos.

Cuando el agua hierva, bajamos al fuego y dejamos que siga cociendo durante otros diez o doce minutos más. En ese momento, añadimos las mitades de melocotón y dejamos cocinar durante unos doce minutos a fuego muy suave. Para comprobar que los melocotones están listos, los pinchamos con un cuchillo: si los atraviesa sin problemas, están listos. Retiramos del fuego y dejamos enfriar completamente antes de comerlos. ¡Deliciosos!

Ya veis que hacer melocotón en almíbar es muy sencillo y que en un ratito lo tenemos listo. En este punto, tenemos dos opciones: guardarlo en un recipiente de cristal de cristal o en un tupper, completamente cubierto del almíbar y bien cerrado y guardarlo en la nevera. De esta manera se nos conservarán muy bien durante muchos días (incluso semanas) sin ningún problema. Una segunda opción, y que es la que yo suelo hacer, es embotarlos en botes de cristal para conservarlos sin problema durante un periodo de tiempo mucho más largo. Os cuento cómo hacerlo.


Antes de nada, es necesario esterilizar los botes. Para ello, cubrimos el fondo de una cazo con un trapo y ponemos encima los botes y las tapas (con el trapo evitamos que los tarros reboten continuamente contra la cazuela y nos den la serenata). Echamos agua hasta tapar completamente los botes y hervimos durante al menos diez minutos; después los sacamos y los dejamos secar.

Llenamos los botes de melocotón (que esté bien caliente) y vertemos almíbar hasta llegar al borde del tarro. Tened cuidado de no manchar la boca de los tarros, y si es así, limpiadla bien con un trapo antes de cerrarlos con las tapas. Ponemos los botes ya llenos de nuevo en la olla (¡acordaros del trapo!) y los cubrimos de agua. Ponemos al fuego y, una vez rompa a hervir, mantenemos en el fuego durante quince minutines. Una vez pasado ese tiempo, sacamos de la olla y los ponemos a enfriar boca abajo. ¡Ya está! De esta manera, nos aseguramos de tener unos melocotones en almíbar en conserva que nos van a durar muchos meses perfectos para poder disfrutarlos cuando más nos apetezca.


Algunos consejos:
  • En el listado de ingredientes pongo 8 melocotones, pero yo siempre hago más cantidad. Total, ya puestos, lo mismo da hacer 8 que 80 (jaja, soy un poco exagerada, lo sé). En serio, si os animáis a hacerlos y queréis embotar, os recomiendo que hagáis más cantidad porque el tiempo que os va a llevar es prácticamente el mismo.
  • ¡Importante! Si vais a embotar los melocotones, tened en cuenta el tamaño de vuestros botes a la hora de cortar los melocotones. Los tarros que yo compro son de boca mediana y no me cabe medio melocotón, por eso yo normalmente los troceo en cuartos.
  • Probad a sustituir una parte del azúcar por azúcar moreno (por ejemplo, 200 gramos de azúcar blanco y 100 gramos de azúcar moreno). El almíbar va a quedar un poco más oscuro, de color caramelo, pero delicioso.
  • Os recomiendo que pongáis unas hojas de hierbabuena o menta en el almíbar, le da un punto súper rico. Y por supuesto, usad las especias que queráis: vainilla, canela, ralladura de naranja... Incluso podéis añadir un chorrito de algún licor. A vuestro gusto.
  • No os limitéis a usar melocotones, las nectarinas quedan perfectas también. En cualquier caso, lo más importante es escoger fruta que esté en buen estado y nada madura.

Espero que os animéis a preparar estos melocotones en almíbar, quedan deliciosos y siempre es una gozada disfrutar de una conserva casera. Aprovecho a recordaros que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter e Instagram, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha. 

10 comentarios:

  1. Qué buenos! Me apunto la recetilla, me encantan los melocotones en almibar, pero que mejor que hacerlo casero! Besos

    ResponderEliminar
  2. Gracias guapa! cada entrada tuya es un TRABAJAZO en mayúsculas.
    Gracias por compartir.
    besos mil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MUCHAS GRACIAS! Me sacas los colores... Un besote enorme

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Gracias Elisa, la verdad es que son súper ricos...

      Eliminar
  4. Hola guapa!! Muchas gracias por tu visita a mi blog!! El tuyo me encanta así que me quedo por aquí para no perderme nada de nada!! Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de tenerte por aquí. Un besote enorme tocaya.

      Eliminar

Gracias por visitar Mrmlada y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...