Rosco de hojaldre con azúcar y canela


Ya os lo he dicho mil veces, pero os lo repito de nuevo: estoy enamorada del hojaldre. Lo admito, no puedo vivir sin él, nunca falta en mi nevera. Cada vez que lo necesito, ahí está esperando, listo para ser usado en un rico postre, y queda siempre perfecto, nunca me falla. Creo sinceramente que el inventor del hojaldre debería tener un monumento porque es de lo más rico que podemos echarnos al buche.

Es el caso de la receta que os traigo hoy: queda impresionantemente rica y no puede ser más sencilla de preparar. Sólo neesitamos hojaldre y dos ingredientes más, de esos que tenemos todos en casa, y en media hora tenemos esta riquísima rosca de hojaldre. Perfecta para desayunar o merendar; sola, con una taza de café o un vaso de leche. Así que no me enrollo más, que estoy deseando ponerme manos a la masa con esta rosca. Os digo los ingredientes y comenzamos.


  • Una lámina de hojaldre (preferiblemente rectangular)
  • Dos cucharadas de azúcar blanco
  • Una cucharada de canela


Comenzamos poniendo la masa de hojaldre sobre la mesa de trabajo, colocando debajo el papel que trae el propio hojaldre para que no se nos pegue. Espolvoreamos por toda la superficie la canela y, seguido, el azúcar, asegurándonos de repartirlo bien.

Pasamos por encima del hojaldre el rodillo para extenderlo un poco y para que tanto la canela como el azúcar se incrusten bien. No es necesario apretar mucho, lo justo para asegurarnos de que la masa quede bien impregnada del azúcar y la canela.

Con cuidado, enrollamos el hojaldre sobre sí mismo, formando un rulo. Mojamos con un poquitín de agua el extremo del hojaldre para que se pegue. Un par de gotas de agua serán suficientes.

Con ayuda de un cortapisas o un cuchillo bien afilado cortamos a lo largo el hojaldre por la mitad, pero sin llegar al final. Nos quedarán dos tiras de hojaldre unidas por un extremo. Con un poco de paciencia vamos enrollando las dos tiras de hojaldre entre sí (como haciendo una trenza de soló dos partes). Cuando lleguemos al final, tenemos que hacer un círculo con la "trenza" de hojaldre para dar la forma redondeada al rosco.

Unimos bien los dos extremos; si es necesario podemos pegarlos un poco con unas gotas de agua, aunque lo que yo he hecho ha sido tratar de trenzar ambas esquinas, asegurándome de que quedaran bien unidas.

Colocamos la rosca de hojaldre sobre la bandeja del horno (cubierta con papel de horno o sulfurizado). Metemos la bandeja al horno (como siempre, precalentado, esta vez a 190 grados con calor arriba y abajo) y hornearemos hasta que el hojaldre se dore, unos 20 minutos aproximadamente. Sacamos del horno y dejamos reposar unos segundos sobre la misma bandeja antes de pasar nuestra rosca a una rejilla para que se enfríe por completo. ¡A comer!


Algunos consejos:

  • Si vuestro hojaldre es redondo, tranquilos: a la hora de extenderlo con el rodillo tratad de darle forma un poco más cuadrada y listo.
  • Si usáis hojaldre congelado en lugar de refrigerado, recordad sacarlo un rato antes del congelador antes de usarlo. Seguid las instrucciones del fabricante, pero suele ser necesario tenerlo a temperatura ambiente más o menos una hora antes de trabajarlo.
  • Una vez fuera del horno, podéis pintar el rosco con un poco de miel o de almíbar, le da un toque dulce que queda muy bien.
  • Sí os gusta mucho muchísimo la canela, podéis añadir un poco más a vuestro rosco, o incluso espolvorearlo con un poco de azúcar glass y canela una vez se haya enfriado.


Ya veis que se trata de una receta realmente rica y sencillísima de hacer. Además el resultado es muy vistoso, queda un rosco súper bonito. Es perfecto para desayunar o merendar acompañado de una taza de café o de té; y si tenéis invitados seguro que triunfáis preparando esta receta. Ya sabéis, si os animáis a hacerla, no olvidéis mandarme una foto para ver lo riquísima que os queda. Por ultimo, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter e Instagram, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha.

Comentarios

  1. Yo tengo hojaldre, azúcar y canela, sólo me falta ponerme a ello,je,je.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué buena! Me parece ideal para merendar con un café. Tiene que estar súper rica con ese sabor a canela tan característico.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  3. me ha encantado esta receta, y el hojaldre es lo mejor del mundo!! te la copio!! un besazo

    ResponderEliminar
  4. Me pasa como a ti, cada vez uso más el hojaldre, tanto dulce como salado. Un saludo, Conchi

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por visitar Mrmlada y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.