domingo, 1 de febrero de 2015

Galletas de avena con chocolate y avellanas


Hace un montón de tiempo que no os traía una receta de galletas, y eso que me gusta todo de ellas: hacerlas, hornearlas y, sobre todo, comerlas. He tenido temporadas muy galleteras, en las que prácticamente todos los días las preparaba: con pepitas de chocolate, con arándanos, con caramelos werther´s original... ¡Galletas a montones! Ahora estoy en una fase vital más bizcochera (hasta sueño con hacer bizcochos...) pero cuando vi estas galletas con copos de avena me robaron el corazoncito y dejé todo para hacerlas.

Están tremendas. Tienen un toque crujiente perfecto y están bañadas de chocolate (coincidiréis conmigo en que nada que esté cubierto de chocolate puede no estar rico...). Son perfectas para tomar junto con un café a cualquier hora del día, están tan buenas... La primera tanda voló en un par de días y ya he repetido varias veces; además he ido tuneando la receta (la original es de Directo al Paladar) hasta dar con la receta perfecta. Bueno, mejor dejo de deciros lo buenas que están y pasamos directamente a hacerlas, ¿verdad? Os digo los ingredientes y comenzamos.


  • 60 gramos de mantequilla
  • 100 gramos de copos de avena
  • 50 gramos de harina
  • 30 gramos de azúcar blanco
  • 30 gramos de azúcar moreno
  • Una cucharadita de levadura
  • Una pizca de sal
  • 1 huevo
  • 40 gramos de chocolate negro 
  • 30 gramos de avellanas
  • Una pizca de esencia de vainilla
  • 150 gramos de chocolate con leche

Comenzamos troceando las avellanas y el chocolate negro. Yo las avellanas las machaco un poco con el mortero y el chocolate lo parto con un cuchillo. Si queréis, podéis usar pepitas de chocolate en lugar de trocear el chocolate, lo que prefiráis. Por el momento, reservamos.

Ponemos el huevo en un bol junto los azúcares y la vainilla y batimos hasta que la mezcla blanquee y doble el volumen. 

En otro bol, echamos la mantequilla derretida (20 segundos en el microondas) y la avena y mezclamos ligeramente con una cuchara. Añadimos la harina, la sal y la levadura y, de nuevo, mezclamos un poco. 


Incorporamos a esta mezcla el huevo batido con los azúcares y batimos hasta integrar todo bien. Ponemos los trocitos de chocolate y avellana y mezclamos hasta que queden bien repartidos por la masa.

Hacemos bolas del tamaño de una nuez con la masa y las colocamos sobre la bandeja del horno (cubierta con papel sulfurizado). Las aplanamos un poco hasta formar un disco para que nos queden unas galletas más planitas (estas galletas apenas se expanden en el horno, por eso tenemos que darles forma antes de hornearlas). 


Metemos en el horno (como siempre, precalentado, a 180 grados con calor arriba y abajo) y horneamos hasta que nuestras galletas se doren ligeramente. Cada horno es un mundo, pero calculad que estarán listas en unos 10 minutos.

Sacamos la bandeja del horno y las dejamos reposar cinco minutos; luego las pasamos a una rejilla para que se enfríen completamente. Una vez estén frías, podemos comerlas ya, pero para darles un toque aún mejor, vamos a bañarlas con un poco de chocolate.

Derretimos el chocolate con leche en el microondas, es el método más sencillo y rápido: calentamos el chocolate a máxima potencia en intervalos de 20 segundos cada vez. Cuando esté casi completamente derretido, removemos para que termine de fundirse con el calor residual del chocolate.

Yo he hecho dos versiones: unas galletas las he cubierto con unos hilos de chocolate y otras las he bañado hasta la mitad en chocolate. Una vez bañadas con el chocolate, las colocamos sobre papel de horno y las dejamos un ratito a temperatura ambiente hasta que el chocolate se endurezca. ¡A comer!


Algunos consejos:
  • Yo he optado por bañarlas con chocolate con leche, pero podéis hacer lo con chocolate negro o blanco si os gusta más.
  • Para que las galletas se conserven perfectas, guardadlas en un tarro hermético bien cerrado. Os durarán varias semanas como el primer día (aunque están tan ricas que vuelan...).
  • Añadid un poco de canela a la masa de las galletas, le da un toque muy rico.

Estas galletas de avena están deliciosas, tienen la textura perfecta y el chocolate le da un toque riquísimo. Son perfectas para acompañar un café o un té, o para tomar con un vaso de leche. Animaros a hacerlas porque sé que os van a gustar, y mucho. Recordad mandarme foto para ver lo estupendas que os quedan. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter e Instagram, tenéis los enlaces justo un poco más a arriba a la derecha. ¡Ah! Y en este enlace podéis ver todas las recetas de galletas y cookies del blog. ¡Me gustan todas!

8 comentarios:

  1. ¡¡Qué ricas!! El chocolate fue justo el toque que les faltaba a las mías, que las hice hace unos meses. Pero qué buenas tienen que estar las tuyas! Me llevo un par ;)
    Feliz semana. Un besote.

    ResponderEliminar
  2. Una pinta estupenda... pero esta receta me va a costar un poquito más "tunearla" al singlu... no hay avena apta para nosotros... bueno, ya encontraremos la forma.
    La receta tiene que estar deliciosa.
    Saludos desde Spezialia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay avena singlu? :-( qué pena... Pero bueno, seguro que conseguía tunearla de alguna manera!!
      Besotes

      Eliminar
  3. Una pinta estupenda... pero esta receta me va a costar un poquito más "tunearla" al singlu... no hay avena apta para nosotros... bueno, ya encontraremos la forma.
    La receta tiene que estar deliciosa.
    Saludos desde Spezialia

    ResponderEliminar
  4. Bufff q buenas te han salido! Deben estar deliciosas, que ganas de atravesar la pantalla y comermelas todas jajajaja. Cojo la receta con tu permiso! Un besin

    ResponderEliminar

Gracias por visitar Mrmlada y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...