miércoles, 25 de febrero de 2015

Tarta de mandarina y nata montada. Reto Alfabeto Dulce


Casi sin darnos cuenta, nos hemos plantado a finales de febrero. Y, otro mes más, aquí llego con mi receta para el Reto Alfabeto Dulce. Este mes el ingrediente del reto era el brandy, y menudo reto, porque, la verdad es que, hasta el día que hice la receta que os muestro hoy, no había probado el brandy en mi vida. Y os voy a reconocer que, después de probarlo, me quedo con mi gin tonic de toda la vida, para que os voy a mentir.

A pesar de que en la primera cata el brandy no me agradó demasiado (al tomarse sólo me parece demasiado fuerte) es un licor muy aromático, y pensé que añadir un chorrito a un bizcocho no podía venirle nada mal. Y he de decir que acerté de pleno. He optado por hacer un riquísimo bizcocho de mandarina que, si de por sí está delicioso, ni os cuento lo tremendo que está barnizado de almíbar y relleno de nata. ¡Riquísimo! ¡Increíble! Y os aseguro que esta receta, aunque suene complicada, es muy sencilla. Así que no nos vamos a entretener más: nos ponemos el delantal, os digo los ingredientes y a cocinar.


Para el bizcocho:
  • 4 huevos
  • 220 gramos de azúcar
  • 140 ml de aceite 
  • 80 ml de leche
  • La ralladura dedos mandarinas
  • 60 ml de zumo de mandarina
  • 200 gramos de harina "normal"
  • 50 gramos de harina de fuerza
  • 1 sobre delevadura en polvo
  • 2 cucharadas de brandy

Para el relleno:
  • 200 ml de nata para montar (mínimo 35% materia grasa)
  • 80 gramos de azúcar
  • 100 ml de agua
  • 100 gramos de azúcar

Para la decoración:
  • Una cucharada de la nata montada del relleno
  • Fresas
  • Naranja confitada

Comenzamos con el bizcocho. Ponemos en un bol los huevos con el azúcar y batimos hasta que la mezcla doble el volumen. Os recomiendo, si tenéis, que lo hagáis con las varillas eléctricas para no dejaros el brazo. 

Añadimos el aceite, el zumo de mandarina, la leche y la ralladura y batimos hasta que quede todo perfectamente integrado. Echamos el brandy.

Tamizamos la levadura junto a las harinas y las echamos a la mezcla anterior poco a poco, en dos o tres veces, y mezclamos suavemente hasta que no queden grumos y tengamos una masa bien homogénea.


Vertemos la masa en el molde (previamente engrasado con un poco de mantequilla, en caso de que no sea de silicona) y metemos al horno, que tendremos precalentado a 180 grados con calor arriba y abajo.

Horneamos hasta que el bizcocho cuaje completamente. Respecto al tiempo de horneado, siempre os digo lo mismo: cada horno es un mundo y puede variar un poco, pero para que os hagáis una idea, en mi horno suelo tardar unos 45 o 50 minutos. A partir de la media hora vigiladlo y, si se está dorando demasiado, tapadlo con un poco de papel albal. 

Cuando el bizcocho este hecho, lo sacamos del horno y lo dejamos un buen rato sobre una rejilla para que se temple antes desmoldarlo.


Para el relleno, vamos a comenzar preparando un almíbar ligero para empapar un poco el bizcocho. Es muy sencillo y rápido: ponemos en un cazo el agua con el azúcar y calentamos a fuego alta hasta que el azúcar se diluya completamente. Cuando comience a hervir, bajamos el fuego un poco y dejamos que el almíbar se cocine durante dos minutos. Separamos del calor y dejamos que se enfríe. Reservamos.

Ahora ponemos la nata en un bol y batimos con las varillas eléctricas hasta que la nata comience a coger cuerpo. En este momento, añadimos el azúcar y continuamos batiendo hasta que la tengamos a punto de nieve, bien firme.

Cortamos el bizcocho por la mitad y con ayuda de una brocha lo empapamos con el almíbar. Luego lo rellenamos con la nata montada, repartiéndola por toda la superficie para que quede bien repartida. Reservamos una cucharada de nata que vamos a usar para decorar nuestra tarta, que es lo último que nos queda por hacer. Ponemos la nata sobre el centro del bizcocho y colocamos las fresas y la naranja confitada. ¡A comer! ¡Que aproveche!


Algunos consejos:

  • En esta receta que os enseño hoy he puesto brandy para adaptarla al reto de este mes. Normalmente no lo añado, así que si no tenéis podéis no ponerlo, el bizcocho va a quedar perfecto. Otra opción es sustituirlo por otro licor: grand marnier, cointreau, ron...  
  • El almíbar que uso para este bizcocho es muy sencillo, y si os sobra, podéis guardarlo en un tarro de cristal bien cerrado y reservarlo en la nevera hasta que volváis a necesitarlo, dura bastante tiempo. Yo a veces uso el almíbar de las latas de conserva, nos ahorramos el tener que hacer nosotros el almíbar y queda muy bueno también (sobre todo si son conservas caseras como esta de melocotón).
  • La decoración es totalmente opcional, es sólo una propuesta. Imaginación al poder: azúcar glass, cacao, otras frutas, chocolate derretido... lo que más os guste. Lo mismo ocurre con el relleno. A mí la nata me encanta y me gusta el toque que le da a cualquier postre, pero animaros a usar crema pastelera o trufa.
  • Para que la nata se monte sin problemas solo tenemos que tener en cuenta un par de cosas: que esté bien fría y que tanto el bol como las varillas que usemos estén completamente limpias y secas.
  • Podéis sustituir la mandarina del bizcocho por naranja o por algún otro cítrico.

Esta tarta está increíble. Suave, esponjosa, fresca... perfecta para coronar una comida genial en buena compañía o para disfrutar de una rica merienda acompañado de un café o un té. Os aseguro que os va a gustar muchísimo y que os van a pedir que la repitáis, ya veréis. Cuando os plantéis el delantal y la preparéis, recordad sacar una foto y mandármela para ver lo bien que os queda. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter e Instagram, los enlaces los tenéis aquí mismo a la derecha.

26 comentarios:

  1. Que pintaza Elena, te ha quedado divina, me encantan las tartas de frutas ummm
    Muakssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Me ha encantado en ingrediente escogido 😉
      Un besote

      Eliminar
  2. Qué color más bonito tiene ese bizcocho y el corte se ve super esponjoso, te has superado Elena :)
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Trinidad! Qué bien me lo paso yo con los retos! Deseando estoy saber el próximo ingrediente!
      Un besote

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Muchas gracias! En casa voló, éxito total! Un besote

      Eliminar
  4. Uhmmm tiene una pinta de vicio! para empezar y no parar! Besitossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! La verdad es que están riquísima, súper esponjosa.
      Un besote

      Eliminar
  5. Mandarinas han dado poco los árboles de mis suegros pero naranjas tengo para aburrir, así que me animaré cambiándola por ellas.
    Genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te va a quedar perfecto. Qué maravilla tener frutales cerca!! No sabes la envidia que me das!
      Un besote

      Eliminar
  6. Mandarinas han dado poco los árboles de mis suegros pero naranjas tengo para aburrir, así que me animaré cambiándola por ellas.
    Genial!

    ResponderEliminar
  7. Con lo que me gustan las mandarinas, esta tarta tiene que estar de vicio, las imágenes lo dicen todo, una maravilla!

    Un beso!
    Raquel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Raquel! Disfrute mucho haciéndola y comiéndola! Un besote

      Eliminar
  8. Mmmmm que ricura de bizcocho. Me lo comeria ahora mismo. Que ricooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Eva! Te mandaba un trocito ahora mismo! Un besote

      Eliminar
  9. Me encantan los bizcochos con mandarina... Qué maravilla...

    ResponderEliminar
  10. Madre del amor hermoso... a penas me gustan las mandarinas y la nata igual... oooooooooooooooooohhh yo quierooooooooooooooooooooooooooo... mmmmm!!!!!
    La nata y yo no nos llevamos bien porque aunque se monta y queda preciosa luego empieza a caer y ale, todo al traste... ¿como has conseguido que te quedan así tan bien? A mi me cae el líquido del suero al pasito del tiempo... snifff!!!
    Pintazaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa... de 20!!!
    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la montas con paciencia y queda bien firme, tranquila que no se "desmonta". Otra opción es que añadas una hoja de gelatina hidratada y luego disuelta en un poco de nata para que aguante bien, si necesitas consejos dices y te explico paso a paso.
      Un besote

      Eliminar
  11. La tarta solita ya tiene que estar para repetir, pero seguro que el toque del brandy le da un punto especial irresistible! un beso!

    ResponderEliminar
  12. guao tiene que estar muy rico este bizcocho, la combinación de la mandarina y el brandy es maravillosa!!! un beso
    http://thecakequeenmadrid.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  13. Me encanta tu propuesta! una pinta espectacular!

    ResponderEliminar
  14. Que rica me comeria un trocito yaaaaa jijiji tendre que probarla, un abrazo
    carolina
    carriscupcake

    ResponderEliminar
  15. Tiene una pinta espectacular con la nata, las fresas y la naranja confitada. El bizcocho con sabor a mandarina debe estar buenísimo!
    Feliz fin de semana ;)

    ResponderEliminar
  16. Me ha encantado Elena. Cada día te superas tanto con las recetas como con las fotografías, felicidades!

    ResponderEliminar
  17. ¡Hola Elena! Es un placer haber descubierto tu blog ¡aún no me explico cómo no te conocía con el montón de recetas maravillosas que tienes publicadas!

    Lo cierto es que es muy agradable dar con rinconcitos como el tuyo y disponer de un poquito de tiempo para descubrirlos. Con tu permiso me quedo por aquí cotilleando tus recetas y me hago seguidora para no perderme nada

    Aprovecho para invitarte a conocer, si te apetece, mi blog ¡será un placer tenerte por mi cocina!


    ¡Besos mil!
    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  18. Qué delicia y qué bonita!!! Tiene que estar de muerte!!! Besotes!!

    ResponderEliminar

Gracias por visitar Mrmlada y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...