martes, 17 de marzo de 2015

Bizcocho de chocolate blanco


Os llevo diciendo unos meses que últimamente me pasó los días haciendo bizcochos. Al principio pensaba que sería sólo una fase y que se me iba a pasar pronto, pero cuantos más bizcochos hago, más ganas de hacer bizcochos me entran, es una especie de círculo vicioso bizcochero. Creo que debería mirarmelo, esto comienza a ser preocupante. Para mí que tengo bizcochofilia, una especie de atracción inevitable por los bizcochos. Pero es normal, porque, ¿quién puede resistirse a algo tan rico como el bizcocho de chocolate blanco de hoy?

La verdad es que a mi, el chocolate blanco, tal cual, no me gusta demasiado, me parece excesivamente dulce. Sin embargo, me encanta usarlo en bizcochos, pasteles, galletas... aporta un sabor riquísimo. En la receta de hoy el resultado es espectacular, queda un bizcocho con el punto justo de dulzor y súper tierno. ¡No os podéis imaginar como huele la casa mientras se hornea! Me acabo de comer un trocito y ya se me hace de nuevo la boca agua de sólo pensarlo. No me entretengo más que seguro que estáis deseando poneros el delantal y preparar este bizcocho tan bueno. Os digo los ingredientes y comenzamos.


  • 4 huevos
  • 60 gramos de azúcar moreno
  • 60 gramos de azúcar blanquilla
  • 150 gramos de chocolate blanco
  • 120 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • Ralladura de una naranja
  • 120 gramos de harina
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 cucharada de almendra molida


Comenzamos batiendo los huevos con los dos tipos de azúcar hasta que la mezcla blanquee y doblen de volumen.  Si disponéis de ellas, os recomiendo hacerlo con varillas eléctricas; con las de mano también se puede hacer pero es un poco más cansado. Aunque bueno, si lo pensamos mejor, así tenemos excusa para repetir de bizcocho...

Troceamos el chocolate y lo derretimos en el microondas. El chocolate blanco es más delicado que el negro y se quema con más facilidad, así que vigiladlo bien y calentadlo de diez en diez segundos. Cuando esté deshecho, añadimos la mantequilla y removemos hasta que la mantequilñla se funda con el calor del chocolate y las dos cosas se integren. Lo añadimos a los huevos batidos y removemos bien.

Tamizamos la harina junto a la levadura y lo echamos a la mezcla interior. Batimos, con movimientos suaves, hasta que no queden grumos. Por ultimo, añadimos la almendra molida y la ralladura de naranja y,  de nuevo, mezclamos hasta que la masa quede lisa y homogénea.

Vertemos la masa en el molde que hayamos escogido (recordad engrasarlo antes con una pizca de mantequilla si no es de silicona) y metemos en el horno, que tendremos precalentado a 180 grados con calor arriba y abajo, hasta que nuestro bizcocho se cocine. Tardará unos 40 minutos, aunque ya sabéis que el tiempo dependerá del horno, del molde... así qué para comprobar sí está listo pinchadlo con un palillo: sí sale seco, ya podemos sacarlo.

Lo dejamos reposar diez minutos antes de desmoldarlo, y lo colocamos sobre una rejilla para que se enfríe completamente antes de probarlo. ¡Listo! Menudo olor tiene... ¡Qué aproveche!


Algunos consejos:
  • Añadid unos trocitos de nueces a la masa antes de hornearla, ya veréis qué bien queda. La verdad es que yo pondría nueces a todos los bizcochos...
  • Igualmente, podéis añadir unas onzas de chocolate al bizcocho, aparte del chocolate derretido. Por chocolate que no sea...
  • La ralladura de naranja es opcional, aunque a mí personalmente me encanta el toque que le aporta al chocolate blanco.

Este bizcocho queda súper tierno, y no hace falta que os diga el sabor que tiene. ¡Delicioso! Os va a encantar, ya veréis. Es perfecto para darnos un homenaje y disfrutar de una merienda en buena compañía. O para un desayuno de fin de semana, de esos en los que no tienes prisa. O para comer un trocito acompañando al café de después de comer. O para... ¡Cualquier momento! Algo tan tan bueno es ideal para absolutamente cualquier momento del día. Cuando lo hagáis, recordad sacar una foto para enseñarme lo rico que os queda. Por ultimo, como siempre, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter e Instagram, los enlaces los tenéis aquí mismo a la derecha.

8 comentarios:

  1. El aspecto del bizcocho es espectacular y me imagino que el sabor también. El chocolate blanco es mi favorito así que te copio la receta, con o sin nueces tiene que estar buenísimo.
    Un besito Elena

    ResponderEliminar
  2. Uno de los que más me gusta, rico y el aspecto es espectacular!Un beso

    ResponderEliminar
  3. Me encanta el chocolate blanco y aunque he hecho bizcochos con chocolate negro nunca se me había ocurrido hacerlo con este tipo de chocolate así que me lo apunto.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  4. Hola Elena, soy Rosa de La Rosa Dulce. Te puse un mensaje en facebook y como no lo habrás visto te lo pregunto por aquí ¿Puedo poner un enlace a tu receta en Crea i Comparte? lo publicamos mañana y es una recopilación de desayunos dulces, por supuesto te nombro. Gracias.

    ResponderEliminar
  5. Que rico y con un color como tostadito que me atrae, tomo nota de tu receta xD

    ResponderEliminar
  6. Se ve delicioso!!! Que ganas de llevarme un trocito para tomar con café!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  7. Qué color más apetitoso tiene, se ve delicioso
    Bss

    ResponderEliminar
  8. Me encanta el bizcocho de chocolate blanco, son los que más me gustan, y el tuyo parece delicioso y esponjoso. Un beso,
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Gracias por visitar Mrmlada y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...