lunes, 13 de abril de 2015

Tartaletas crumble de manzana con crema pastelera y almendras


Haced la maleta: hoy nos vamos de viaje con el reto Reposteras por Europa. Este mes el país invitado es Reino Unido y me ha encantado la elección porque es el país que más he visitado y más conozco. Otros meses, normalmente, tengo que pasarme un buen rato investigando en internet para descubrir la gastronomía y las recetas de cada país. Este mes eso no ha sido necesario y, sin embargo, creo que ha sido la vez que más vueltas he dado pensando qué receta hacer. Madre mía, no sé las veces que he decidido y "desdecidido" receta...

Al final, aunque no os lo creáis, vengo con la primera receta que pensé. Sí, un crumble de manzana, una de las recetas más típicas de Reino Unido, aunque le he dado mi toque personal. El crumble es una receta que nació durante la Segunda Guerra Mundial debido a la escasez de alimentos. El crumble clásico es una tarta de manzana que no lleva base: sólo lleva la manzana cubierta con una capa de una masa muy sencilla de hacer y que queda muy crujiente. Esta tarta, aunque sencilla, es deliciosa; aún así, yo he querido hacerla aún más buena y le he añadino una base de hojaldre y crema pastelera. Además, he optado por preparar mini tartaletas en lugar de hacer una tarta grande, pero tranquilos, los ingredientes que os doy sirven para hacer bien 6 tartaletas individuales o bien una tarta grande, a vuestro gusto. No me entretengo más y comenzamos. Let´s go!


  • Crema pastelera (para saber qué ingredientes hacen falta y la elaboración pinchad aquí)
  • Una placa de hojaldre (en caso de que sea congelado, recordad sacarlo con antelación del congelador)
  • Una manzana grande o dos pequeñas

Para el crumble:
  • 60 gramos de harina
  • 50 gramos de azúcar
  • 30 gramos de almendra molida
  • 50 gramos de mantequilla fría


Vamos a comenzar preparando el crumble de almendra. Es muy sencillo, vais a ver. Colocamos en un bol amplio la harina, el azúcar y la almendra molida. Añadimos la mantequilla fría cortada en dados y trabajamos los ingredientes frotándolos entre las palmas de la mano hasta tener una masa suelta, parecida a unas migas o a arena. Por el momento reservamos (si hace calor, guardamos en la nevera).

 Extendemos un poco el hojaldre con el rodillo y cubrimos las tartaletas con él, recortando el sobrante de los bordes. No es necesario engrasar los moldes previamente porque la masa lleva bastante mantequilla y no hay peligro de que se pegue.

Ahora pelamos las manzanas y las cortamos en gajos finos. Colocamos una capa de manzana sobre cada una de las tartaletas con hojaldre y vertemos encima una cucharada generosa de crema pastelera. Colocamos una segunda capa fina de manzana sobre la crema.


Repartimos el crumble por encima de las tartaletas y, si queremos, podemos colocar algún fruto seco como decoración (yo he puesto un par de almendras).

Horneamos las tartaletas (con el horno precalentado a 180 grados con calor arriba y abajo) hasta que el crumble esté doradito, unos 20 o 25 minutos. Sacamos del horno y listo. Están deliciosas tanto templadas como frías, a vuestro gusto. Enjoy!


Algunos consejos:
  • Como os he dicho al principio, las cantidades de los ingredientes están pensadas para hacer 6 tartaletas pequeñas o una tarta grande. En cualquier caso, la preparación será igual y el tiempo de horneado no variará demasiado.
  • Un toque de canela le va genial a esta receta: si os gusta, añadid una cucharadita a la mezcla del crumble.
  • Igualmente, podéis añadir al crumble algún fruto seco picado: almendras, avellanas, nueces...
  • Estas tartaletas quedan perfectas acompañadas de una bola de helado o de nata montada.


Animaros a hacer estas tartaletas. están increíblemente ricas y, a pesar de lo que pueda parecer, la preparación es muy sencilla. Cuando las hagáis, acordaros de sacar una foto para enseñarme lo buenas que os quedan. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter e Instagram, tenéis los enlaces justo aquí a la derecha.

13 comentarios:

  1. Permíteme que me tome una de estas delicias.

    ResponderEliminar
  2. Yo es que es mencionar las manzanas en un postre y se me ponen los dientes largos, que tartaletas más ricas. Además llevan crema pastelera dentro, aiiinnssss, quien pudiera darle un buen bocado a una tartaleta de esas! :)
    Un beso!
    Raquel

    ResponderEliminar
  3. Me llevo unas poquitas que una me sabe a poco!!Un beso

    ResponderEliminar
  4. Madre mía si ve estas tartaletas mi madre... que buena pinta tienen!!!! Te quedó un dulce delicioso!! ^_^
    Besitos!

    ResponderEliminar
  5. Que bien elena, me quedo la versión de tartaleta individual. Me encantan de esta forma los postres

    ResponderEliminar
  6. Dios mío Elena...es que esto no tiene ni nombre de la buena pinta que tiene...todo lo que lleva me encanta, así que va a favoritos directa!

    ResponderEliminar
  7. Un postre típico inglés pero mejorado. Me parece que al final has tomado la decisión correcta porque estas tartaletas te han quedado de muerte.
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  8. Creo que lo has mejorado! Que pinta tan buena!!! Un beso

    ResponderEliminar
  9. Elena pezado mini tartitas te has montado. Tienen de todo y entre lo crujiente de la crumble y la suavidad de la crema.... ufff brutales.
    Esperando ver el siguiente reto a ver con que nos sorprendes. Besos

    ResponderEliminar
  10. Preciosas!!!! Y la nota de color de las hojitas me encanta!!! Bss!!!

    ResponderEliminar
  11. Qué buena pinta, me encanta la decoración sencilla y bonita, besos

    ResponderEliminar
  12. Elena guapisima!! Que tartaletas más deliciosas!! Las manzanas son mi perdición y si son en postre ya ni te cuento no puedo decir que no, ha probarlas un día!!
    Las fotos preciosas!
    Un beso, Elisa.

    ResponderEliminar

Gracias por visitar Mrmlada y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...