Polos de cheesecake con cerezas


Como os decía en la receta anterior (una galette de melocotones y cerezas que está para chuparse los dedos) una de las cosas que más me gusta del verano es la cantidad de frutas ricas que podemos disfrutar durante estos meses. Es una pena que, en cuanto llega septiembre, nos tengamos que despedir de ellas hasta el año siguiente. Por eso, yo intento aprovechar al máximo el tiempo que están disponibles y la mayoría de tartas y dulces que preparo están hechos con estas frutas.

Es el caso de la receta que os traigo hoy: polos de cheesecake con cerezas. Se trata de unos polos muy cremosos, con un sabor riquísimo y hechos con una de mis frutas preferidas de verano. Son ideales para tenerlos en el congelador y echar mano de ellos en cualquier momento (no sé vosotros, pero yo en verano sería capaz de alimentarme a base de gazpacho y helados...). Además, veréis que no pueden ser más fáciles de hacer, lo única pega que tienen es que hay que esperar a que se congelen... Así que no me enrollo más y nos ponemos al lío. Estos son los ingredientes que vamos a necesitar.


  • 2 yogures naturales (250 gramos)
  • 200 gramos de queso philadelphia
  • Un puñado de cerezas (15 o 20 unidades). En este vídeo de mi canal de YouTube os enseño cómo deshuesarlas facilmente.
  • 2 cucharadas de mermelada de fresa o frutos rojos
  • 4 galletas digestive


Lo primero que tenemos que hacer es quitar el hueso a las cerezas. Al ser poca cantidad, lo más sencillo es que lo hagamos con un cuchillo, no nos va a llevar más que un minuto. Cortamos cada cereza en 3 o 4 trozos y reservamos. Troceamos las galletas en trozos no demasiado grandes y reservamos junto a la fruta.

Ponemos en un bol los yogures junto con el queso philadelphia y mezclamos bien con unas varillas de mano o con la batidora. Añadimos la mermelada, las galletas y las cerezas troceadas y removemos con una cuchara. Tranquilos, no es necesario que la mermelada se integre totalmente.

Sólo nos queda llenar nuestras poleras con esta crema y meterlas en el congelador al menos 3 horas. Paciencia, os prometo que el resultado merece la pena...


Algunos consejos:
  • Os recomiendo que probéis la crema antes de pasarla a las poleras. Realmente, para mi gusto, con la mermelada  ya queda suficientemente dulce (sobre todo si usáis yogures azucarados), pero si vosotros sois más dulceros podéis añadirle una cucharada de azúcar glass o de miel.
  • Como os comentaba en la receta de los polos de mojito (riquísimos también), las poleras las encontráis muy baratas en cualquier bazar o todo a cien (o todo a un euro ;-) ) pero si no tenéis, podéis hacerlos en vasos de plástico desechables y usando una cuchara como palo, por ejemplo. 
  • Los ingredientes que os indico son para 8 polos de tamaño mediano. Si vuestras poleras son más grandes o queréis hacer más cantidad (o al contrario) sólo tenéis que modicicar las cantidades y listo.
  • Aunque a mi las cerezas me requetencantan, podéis usar cualquier otro fruto rojo: fresas, frambuesas, moras... todas le van bien. Lo mismo os digo con la mermelada: poned el sabor que más os guste.

Ya veis que estos polos son súper fáciles de hacer y están tan tan buenos que no podéis dejar de prepararlos. En menos de cinco minutos y sin ningún esfuerzo los tenéis listos: os aseguro que cuando los probéis me lo vais a agradecer muchísimo. Cuando os animéis, acordaos de mandarme una foto para que vea lo buenos que os han quedado, me hace muy feliz que hagáis las recetas del blog. Por último, como siempre, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter e Instagram, los enlaces están aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta!

Comentarios

  1. Respuestas
    1. ¡¡Al menos un par de ellos!! ;-)
      Un besote!!

      Eliminar
  2. Me encantan! Aunque no lo creas nunca me he añado a hacer polos, no sé si será porque no tengo los moldes. Pero me quedo con tu receta para iniciarme.
    Un besito :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que yo hago más polos que helados (y eso que tengo heladera). Ocupan tan poco espacio en el congelador que la verdad casi siempre tengo unos cuantos esperando...
      Un besote

      Eliminar
  3. Me encantan! Aunque no lo creas nunca me he añado a hacer polos, no sé si será porque no tengo los moldes. Pero me quedo con tu receta para iniciarme.
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  4. Me encantan! Aunque no lo creas nunca me he añado a hacer polos, no sé si será porque no tengo los moldes. Pero me quedo con tu receta para iniciarme.
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  5. Muy buenas y muy buenos.... que ganas de llevármelos, jeje, y esos moldes chiquitinos es que me encantan, un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaj! Sí son pequeñitos, sí... Así nos podemos comer un par sin remordimientos! ;-)
      Un besote

      Eliminar
  6. La combinación de queso y frutos rojos es genial, así que estos polos de cheesecake son una muy buena idea!! Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por visitar Mrmlada y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.