martes, 22 de septiembre de 2015

Trenzas de hojaldre con crema de chocolate blanco


Siempre os comento que soy una apasionada del hojaldre, me da tantas alegrías... Admito que es uno de los indispensables de mi nevera: tener una placa de hojaldre a mano es garantía de poder preparar algo rico en nada de tiempo y te puede sacar de más de un apuro (una visita inesperada o un antojo tremendo de comer algo dulce...).

 Las trenzas que os traigo hoy son perfectas para matar ese gusanillo de dulce porque se preparan en un volao y están tremendísimas, son la mezcla perfecta de hojaldre, chocolate blanco y frutos secos. Suena bien, ¿verdad? Pues os aseguro que saben aún mejor. Sólo os diré que saqué seis trenzas del horno y cuando hice las fotos veinte minutos después quedaban sólo cuatro. Y me costó contenerme para no zamparme una más antes de las fotos... ¡Qué olor! ¡Tentación total! Así que no me enrollo más y, si os parece, nos ponemos a cocinar ya. Estos son los ingredientes que vamos a necesitar.


  • Una placa de hojaldre (preferiblemente rectangular)
  • 75 gramos de chocolate blanco
  • 40 gramos de queso philadelphia 
  • Una cucharada de almendra molida (20 gramos aproximadamente)
  • Un huevo batido
  • Una cucharadita de azúcar 
  • Un puñadito de almendra laminada
 

Sacamos el hojaldre de la nevera y lo colocamos en la mesa de trabajo sobre el papel sulfurizado en el que viene envuelto para que no se quede pegado. Lo extendemos ligeramente con un rodillo, sin estirarlo demasiado. 

Con un cuchillo o corta pizza cortamos cuadrados de hojaldre de 12X12 centímetros más o menos. Sin llegar a cortar la masa (sólo necesitamos hacer unas marcas para guiarnos), marcamos con un cuchillo cada uno de los cuadrado dividiéndolos a lo largo en 3 partes iguales. En las partes laterales hacermos cortes longitudinales. Como una imagen vale mas que mil palabras, pasaos a ver la trenza de nutella (pinchad aquí) que ahí podéis ver fotos del proceso y queda mucho más claro.


Cuando tengamos los hojaldres cortados, preparamos la crema de chocolate blanco del relleno. Introducimos el chocolate en el microondas en intervalos de pocos segundos, removiendo cada vez (cuidado que el chocolate blanco se quema con mucha facilidad), y repetimos el proceso hasta que el chocolate esté derretido. 

Añadimos el queso y removemos hasta que se integren ambas cosas completamente. Echamos la almendra molida y mezclamos.


Repartimos nuestra crema de relleno en el centro de cada hojaldre, extendiéndola bien. Cerramos los paquetes de hojaldre dándoles forma de trenza (de nuevo, queda muy claro la forma de hacerlo viendo las fotos de la trenza de Nutella).

Colocamos las trenzas sobre una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado y las pintamos de huevo batido con ayuda de una brocha. Espolvoreamos un poco de azúcar y echamos unas láminas de almendra sobre cada una de las trenzas.

Metemos al horno (precalentado a 180 grados con calor arriba y abajo) y horneamos hasta que el hojaldre se dore, unos 12 o 15 minutines. Cuando estén listas, las sacamos y las pasamos a una rejilla para que se enfríen. ¡Buenísimas! ¡Buen provecho!


Algunos consejos:
  • Podéis hacer una trenza grande en lugar de hacer varias pequeñas. El procedimiento es el mismo, simplemente tenemos que saltarnos el paso de cortar los cuadrados de hojaldre. 
  • Probad a sustituir la almendra molida por avellana molida, queda riquísimo. 
  • En caso de usar hojaldre congelado, seguid las instrucciones del fabricante indicadas en el paquete, pero tened en cuenta que necesitaremos dejarlo a temperatura ambiente al menos media hora antes de ir a usarlo para poder manejarlo bien.


Esta receta es de las de triunfo seguro. Hojaldre, chocolate blanco y frutos secos, la combinación es perfecta y sé que os va a encantar. Cuando os animéis a hacer estas trenzas, recordad enviarme una foto del resultado para que pueda ver lo ricas que os quedan. Por último, como siempre, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter e Instagram, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta!

4 comentarios:

  1. Te entiendo perfectamente. Yo procuro tener siempre alguna lámina de hojaldre en casa porque me saca de más de un apuro y repostear con hojaldre es siempre garantía de éxito y de que lo que hagas dure un suspiro.

    Me encanta el relleno que has puesto, me parece muy original y me lo anoto para probarlo en casa

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, el hojaldre es éxito asegurado. Prueba la crema, te va a encantar, ya verás.
      Un besote

      Eliminar
  2. El hojaldre está rico con casi todo, seguro que con este relleno de chocolate blanco, queso y almendras está impresionante. Me ha gustado mucho tus explicaciones de cómo cortar los cuadrados de hojaldre.
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Muchas gracias Malena! Me alegro de que te hayan servido mis explicaciones, anímate con estas trenzas que verás lo ricas que te quedan.
    Un besote

    ResponderEliminar

Gracias por visitar Mrmlada y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.