viernes, 19 de febrero de 2016

Bizcocho de leche condensada



Menudo vicio tiene la leche condensada. ¡Qué peligro! Yo creo que en mi casa hay un duende que por las noches visita mi nevera y se dedica a comérsela, porque si no, no lo entiendo. Compro un bote y, a los dos días, ya no queda. Es que está tan rica... Con el café, con las tostadas, con plátano... y porque me dan alergia las fresas, que si no el bote en lugar de dos días duraría uno.

Con lo que me gusta no sé por qué no he animado antes a hacer un bizcocho de leche condensada. Bueno, sí lo sé: hace tiempo probé uno y no me gustó demasiado la textura, así que me daba un poco de miedo malgastar mi adorada leche condensada. Pero hace unas semanas me pasó mi abuelo Pepe una receta y sabía que, si la receta me la deba él, el resultado iba a ser bueno. Y claro, tenía razón. ¡Que cosa más rica! Un bizcocho que, a pesar de lo que pueda parecer, no es nada empalagoso, con un sabor riquísimo, con un toque de naranja delicioso y súper esponjoso. En dos semanas lo he hecho dos veces, y las que me quedan, porque mi madre me ha dicho que se ha convertido en su favorito... Así que no me enrollo más, os digo los ingredientes que vamos a necesitar.


  • 180 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • 80 gramos de azúcar
  • 3 huevos
  • La ralladura de una naranja
  • 280 gramos de leche condensada
  • 180 gramos de harina
  • Un sobre de levadura
  • Una pizca de sal
  • Para decorar el bizcocho, una cucharada de azúcar y un puñado de almendra laminada


Ponemos en un bol amplio la mantequilla en pomada (es decir, blandita pero no derretida) y el azúcar y batimos (con las varillas eléctricas o de mano, ambas nos sirven) hasta que la mezcla blanquee y se forme una crema. Añadimos los huevos uno a uno, integrando completamente el primero antes de añadir el siguiente.

Ahora echamos la ralladura de naranja y la leche condensada y batimos bien todo. Por último, tamizamos la harina, la levadura y la sal y lo agregamos a la crema anterior, mezclándolo suavemente con una espátula hasta que no queden grumos.

Vertemos la masa en el molde escogido (en mi caso, uno redondo de 21 centímetros de diámetro) previamente engrasado. Espolvoreamos por la superficie de nuestro bizcocho un poco de azúcar y un puñadito de almendra laminada y lo metemos al horno (precalentado a 180 grados con calor arriba y abajo) durante aproximadamente 45 minutos. Como siempre os digo, el tiempo puede depender del horno, del tamaño del molde... así que comprobad que está bien hecho antes de sacarlo. Para ello, lo pinchamos con un palillo y, si éste sale seco, podemos sacar ya el bizcocho.

Sacamos el bizcocho y lo dejamos reposar sobre la rejilla un ratito antes de desmoldarlo. ¡Listo! ¡A comer!


Algunos consejos:
  • Si se os ha olvidado sacar con antelación la mantequilla de la nevera, la cortamos en dados, la ponemos en un bol y la calentamos 5 segundos (no más) a temperatura máxima en el microondas. De esta manera se ablandará lo justo para poder manipularla mejor.
  • La ralladura de naranja le da un sabor muy especial a este bizcocho (para mí es la mejor opción, es más, la segunda vez que lo hice añadí la ralladura de dos naranjas grandes), pero podéis poner ralladura de limón o, incluso, esencia de vainilla.
  • El crujiente de la capa de azúcar y almendras de la superficie queda muy bien, pero es opcional.
  • Si veis que durante el horneado vuestro bizcocho coge demasiado color, podéis taparlo con un poco de papel albal.


Os recomiendo encarecidamente este bizcocho, aunque os advierto que es adictivo: no dura ni dos días y en cuanto se termina te entran ganas de encender de nuevo el horno para preparar otro, así que lo dejo bajo vuestra responsabilidad. Cuando lo hagáis, enviadme una foto para que pueda ver lo delicioso que os queda. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter e Instagram, tenéis los enlaces aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta!

7 comentarios:

  1. Hay algo que no entiendo al principio de la receta, te copio porque me quedan dudas "Ponemos en un bol amplio la mantequilla en pomada (es decir, blandita pero no derretida) y la mantequilla y batimos...." Gracias por tu respuesta porque estoy deseando hacer este rico bizcocho :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, se me ha colado Nuria! Batimos mantequilla y azúcar, disculpa las molestias. En cuanto llegue a casa lo cambio! Cuando lo hagas enséñame el resultado porfi.
      Un besote

      Eliminar
  2. Y tanto peligro que tiene la leche condensada! yo me la tomo a cucharadas de lo que me gusta. No sé que tiene que todos los postres que llevan leche condensada están buenísimos.
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  3. Los huevos son M? Muchas gracias....Un saludo,
    Lola

    ResponderEliminar

Gracias por visitar Mrmlada y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...