viernes, 15 de abril de 2016

Brazo de gitano con mermelada de frambuesa y chocolate


Bizcocho muy ligero con un suave sabor a vainilla, mermelada  de frambuesa y chocolate negro. Suena bien, ¿verdad? ¡A mi se me hace la boca agua! Esta combinación me encanta, el toque un poco ácido de la fruta con el chocolate... Ufff, esperad un segundo que voy a limpiar el teclado de babas antes de seguir.

He de reconocer que cuando mi abuelo Pepe me pasó la receta de este brazo de gitano y me explicó cómo hacerlo tardé un tiempo en prepararlo. Creía que al enrollarlo el bizcocho se iba a romper, pero no: se trata de una de esas recetas clásicas que, de primeras da un poco de respeto, pero una vez te lanzas descubres que es muy sencilla y que no tiene  ninguna complicación. Aunque no sé porque tuve dudas, si ya sé que las recetas de mi abu son infalibles... Así que fiaros de mí (y por extensión de mi abuelo), poneos el delantal y preparad esta receta: os digo los ingredientes necesarios y nos ponemos a cocinar.


  • 3 huevos
  • 60 gramos de azúcar
  • 40 gramos de harina
  • Una cucharada de esencia de vainilla
  • Una pizca de sal
  • Tres o cuatro cucharadas de mermelada de frambuesa
  • 40 gramos de chocolate negro
  • Una cucharada de aceite de girasol
  • Un puñado de crocanti de almendra


Lo primero que tenemos que hacer es separar las claras de las yemas. Ponemos las claras en un bol amplio junto a la pizquita de sal y batimos con las varillas eléctricas; cuando comiencen a espumar añadimos la mitad del azúcar y continuamos batiendo hasta que estén a punto de nieve y bien firmes. Reservamos un momento.

En otro bol ponemos las yemas, el resto del azúcar y la vainilla y mezclamos con las varillas hasta que la mezcla claree. Añadimos las claras montadas y trabajamos suavemente, con una espátula, hasta integrar ambas mezclas. Es importante que lo hagamos despacio y con movimientos envolventes para que las claras no se bajen.

Por último, echamos la harina tamizada y, de nuevo, mezclamos muy suavemente hasta que no queden grumos. Vertemos la masa en la placa de horno cubierta por papel sulfurizado y la extendemos por toda la superficie, dándole forma rectangular y dejándola de un grosor de más o menos un centímetro. Es posible que no podáis cubrir toda la bandeja si es muy grande, no os preocupéis, que el bizcocho mantiene la forma durante el horneado.


Metemos en el horno (precalentado a 180 grados con calor arriba y abajo) y horneamos durante más o menos diez o doce minutos, hasta que veamos que comienza a dorarse (siempre os digo que el tiempo puede variar un poco en función del horno). Cuando esté listo, lo sacamos, lo volcamos sobre un paño de cocina un poquito húmedo, le retiramos el papel sulfurizado y lo enrollamos. Lo dejamos tal cual hasta que se enfríe.

Cuando el bizcocho esté ya a temperatura ambiente, lo desenrollamos, echamos la mermelada y la extendemos bien por toda su superficie, dejando libre medio centímetro en los bordes. Lo enrollamos de nuevo.

Troceamos el chocolate y lo derretimos en el microondas, dándole golpes de calor de veinte segundos y removiendo cada vez. Cuando esté totalmente deshecho, añadimos el aceite, mezclamos hasta que se integre completamente y lo extendendemos formando hilos sobre nuestro brazo de gitano. Por último, espolvoreamos por encima el crocanti del almendra. ¡Listo! Solo nos queda cortarlo en rodajas y servirlo tal cual o con un poco más de chocolate caliente. ¡Que aproveche!


Algunos consejos:
  • Para que las claras os monten sin ningún problema lo más importante es que tanto el bol como las varillas estén completamente limpias y secas y que no caiga nada de yema. Siguiendo estos pasos se montan a la primera.
  • Podéis sustituir la mermelada de frambuesa por cualquiera de frutos rojos: fresas, arándanos, cerezas... usad vuestra favorita.
  • Yo he optado por no cubrir el bizcocho por completo de chocolate, pero podéis hacerlo si queréis. En ese caso, necesitaréis unos 120 gramos de chocolate; colocad el brazo de gitano sobre una rejilla y echad el chocolate derretido por encima.
  • Si acompañáis este brazo de gitano con un poco de nata montada o una bola de helado tenéis un postre de 10.


Este brazo de gitano esté de escándalo, tenéis que probarlo. Es muy sencillo de hacer y da mucho juego, ya que lo podemos rellenar de la mermelada que más nos guste y, como os decía antes, si lo servimos con un poco de nata montada y más chocolate vamos a hacer las delicias de nuestros comensales. Así que ya sabéis, poneos el delantal y manos a la masa; eso sí, recordad mandarme una foto para que pueda ver lo rico que os queda, me hace muchísimoa ilusión que os animéis con las recetas del blos. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter e Instagram, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta!

7 comentarios:

  1. Pero que la bondad divina !!!!! ¡¡¡y luego a esto !! ¡¡¡Me gustaría tener una rebanada | !!!!!! ¡¡¡Espectacular !!! besar Mirta

    ResponderEliminar
  2. Uhmmmmmm madre mía he visto la foto y ya me caía la baba! He leído los ingredientes y se me hace la boca agua! jajjaa sigo mirando fotos...y ya te hago la ola! jajajaja Menuda pasada! Me encanta! Te llevo un trocito jij Besines

    ResponderEliminar
  3. Ummm, se ve delicioso yo quiero!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Se ve estupendo, delicioso y el relleno me encanta!!un beso

    ResponderEliminar
  5. ñam ñam ñam Elena, mándame una docena de estos, que te los tengo que probar, jajajjaaj
    Espectacular receta niña!
    Un besazo reina!

    ResponderEliminar
  6. Enamorada me he quedado.
    Siempre me frena el tema del trapo húmedo, pero debe ser como tú dices, lo haces una vez y ya sabes para siempre.
    Que recetas más buenas tiene tu abuelo.
    Quiero hacerlo, a ver cuando puedo.
    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar

Gracias por visitar Mrmlada y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...