domingo, 10 de abril de 2016

Cozonac, brioche rumano relleno de cacao. Reto Reposteras por Europa


Otro mes más, hacemos las maletas y nos vamos de viaje con el Reto Reposteras por Europa que organiza Pili, del blog Tothom a la Cuina. Esta vez nuestro destino gastronómico es Rumanía y, otro mes más, me ha tocado investigar porque mis conocimientos sobre la cocina y los platos típicos de este país eran practicamente nulos. Menos mal que tenemos a San Google siempre disponible para aclararnos todas nuestras dudas...

La cocina rumana es una de las más variadas y eclécticas de Europa, y está muy influenciada por la gastronomía de sus países vecinos: Alemania, Serbia y Hungría, principalmente, aunque también tiene algunos toques mediterráneos. A la hora de escoger qué receta traeros hoy, he optado por el dulce más popular tanto dentro como fuera de las fronteras rumanas y que he encontado en un Mis Dulces Joyas, un blog que también participa en este reto. Se trata del cozonac, un brioche o pan dulce muy esponjoso relleno de una crema de almendra y cacao. ¡Riquísimo! Ideal para el desayuno, la merienda o el postre, una auténtica delicia. Además, ya os comentaba hace unos días que estoy súper enganchada a hacer este tipo de masas y no pierdo oportunidad de ponerme a amasar, tengo un vicio...

Ya sé que a priori este tipo de recetas, con masas de levadura dan un poco de respeto, pero os aseguro que es más cuestión de maña que de fuerza, y, sobre todo, de tener paciencia con los levados. Así que no me enrollo más: os digo los ingredientes que vamos a necesitar y nos ponemos a cocinar.


Para la masa del brioche:
  • 500 gramos de harina de fuerza
  • 20 gramos de levadura fresca de panadero
  • 150 gramos de azúcar
  • 180 ml de leche
  • 2 huevos
  • Una pizca de sal
  • 50 gramos de mantequilla en pomada
  • 3 cucharadas de aceite de girasol
  • La ralladura de una naranja

Para el relleno:
  • 100 ml de leche
  • 100 gramos de almendra molida
  • Una cucharada de cacao en polvo
  • 40 gramos de azúcar blanco
  • Un par de cucharadas de ron (opcional)

Además:
  • Un huevo para pintar el cozonac
 

Vamos a comenzar preparando la masa para nuestro cozonac. Podemos hacerlo a mano o con una amasadora, en ambos casos la elaboración será igual (un poco menos costosa si lo hacemos a máquina, claro está, pero tenemos que seguir los mismo pasos). Comenzamos poniendo en un bol amplio la harina, la sal, los huevos y el azúcar (todo excepto una cucharadita). Calentamos la leche unos segundos en el microondas (lo justo para templarla un poco), y añadimos el azúcar que habíamos reservado y la levadura desmenuzada. Removemos un poco para deshacer la levadura y lo añadimos al bol anterior.

Mezclamos ligeramente y añadimos la mantequilla en pomada (que esté blandita) y el aceite. Amasamos suavemente durante siete u ocho minutos (la masa se nos pegará bastante en las manos, es normal) y dejamos reposar otros cinco minutos. Transcurrido este tiempo, volvemos a trabajar la masa unos minutos y, de nuevo, dejamos reposar.

Repetimos este proceso de amasado-reposo cuatro o cinco veces, hasta que notemos que la masa está bien elástica y suave. No es necesario amasar a lo bestia, basta con ir plegando suavemente la masa sobre sí misma. Cuando esté lista, hacemos una bola con la masa y la colocamos en un bol engrasado con unas gotas de aceite. Cubrimos el bol con papel film y dejamos reposar hasta que la masa doble de volumen (el tiempo dependerá de la humedad, de la temperatura... pero calculad que serán necesario mínimo dos horas).

Mientras la masa reposa, preparamos el relleno, que no puede ser más fácil. Solo tenemos que poner en un bol la leche, la almendra, el cacao y el ron (en caso de que queramos añadirlo) y mezclar hasta obtener una pasta. Listo.

Cuando la masa haya doblado su volumen, os recomiendo dividir la masa en dos para hacer dos cozonac para que sea más manejable. Separamos cada una de las masas en tres partes y las estiramos con ayuda de las manos sobre la mesa engrasada con una gota de aceite, dándoles forma rectangular. Extendemos una capa de nuestro relleno sobre cada uno de los rectángulos y, a continuación, los enrollamos formando un rulo. Por último, trenzamos los tres rulos de masa para formar nuestro cozonac. Repetimos la operación con la otra mitad de la masa.


Colocamos ambas trenzas (bien separadas que crecen bastante) sobre la bandeja de horno cubierta de papel sulfurizado y las dejamos reposar de nuevo, hasta que doblen de tamaño. Al igual que antes, el tiempo dependerá de la temperatura y de la humedad.

Cuando las trenzas hayan levado, las pintamos con huevo batido y las metemos en el horno (precalentado a 180 grados con calor arriba y abajo) durante más o menos 20 minutos, hasta que veais que los cozonac están bien dorados. Los sacamos del horno y los dejamos enfriar sobre la bandeja. ¡Listo! ¡Ya podemos hincarle el diente a estos ricos brioches rumanos!


Algunos consejos:
  • En este tipo de masas lo más importante es tener paciencia y dejarlas levar el tiempo necesario. Si respetamos ese paso, más de la mitad del trabajo está hecho.
  • Os aconsejo que seais generosos con el relleno, yo me he quedado un poco corta. 
  • Si no tenéis levadura fresca de panaero podéis sustituirla por 7 gramos de levadura liofilizada de panadería (nunca por levadura en polvo tipo royal).
  • Con esta cantidad de ingredientes salen dos cozonac bastante hermosos. Como este tipo de elaboraciones hechas en casa no llevan ningún tipo de conservantres ni estabilizantes enseguida se endurecen, así que si no vais a comer todo el mismo día, os aconsejo que congeléis. Sólo tenéis que cortar la trenza en rebanadas, guardarla en un bolsa de congelado y meterla al congelador. Cuando queráis disfrutar de un trocito, basta con meterlo en la tostadora o, directamente, calentarlo unos segundos en el microondas. ¡Queda perfecto!

Animaos con este dulce rumano, seguro que os gusta. Queda muy esponjoso y el sabor del relleno es espectacular. Cuando lo preparéis, recordad mandarme una foto para que pueda ver lo bueno que os queda, me hace muchísima ilusión que hagais las recetas del blog. Por último, recordad que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter e Instagram, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta!

14 comentarios:

  1. Hola! soy nueva en esto de las reposteras por Europa! me encanta cómo te quedó el cazonac y muy bueno el consejo de congelarlo para luego ;)
    Un saludo!
    Jimena- Golosos del Mundo

    ResponderEliminar
  2. mmmm el cozonac ha arrasado!Normal porque menuda pintaza que tiene...lo que daba por pegarle un bocadito al tuyo!!
    bsoss

    ResponderEliminar
  3. Pero que buenísima pintaaaaaaaaaaaa... me encantaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!! Te ha quedado divino, que esponjoso y gordito... ñam ñam!!! ^_^
    Besotes!

    ResponderEliminar
  4. Te ha quedado genial! excelente pinta! Y con almendra mmm que rico! Cuando lo haga que me quede así :D
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Mmmmmmmqué buena pinta, lo iba a hacer pero tengo hecho el Kozonak búlgaro y es una delicia, así que imagino que el tuyo ha quedado genial.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Me encanta esta receta Elena!!. Es deliciosa!. Un beso!!
    MAIKA-DULCE PECADILLA

    ResponderEliminar
  7. Hola Elena, siempre te veo x Instagram y hoy te he visto visitando a Mavi, he venido corriendo, este dulce es espectacular, me encanta y seguro que lo preparo.
    Un besazo y me alegra haberte encontrado.

    ResponderEliminar
  8. Este pan, es que me quita todo el sentio... lo tengo que hacer y muy pronto
    se ve magnifico!
    Dulces éxitos!
    Kim

    ResponderEliminar
  9. Que rico !! un café y un trozo ...y un desayuno fantastico
    besitos

    ResponderEliminar
  10. estupenda receta que no conocía, la probaremos.
    besos crisylaura

    ResponderEliminar
  11. Elena se ve delicioso... ahora mismo me comería un buen trozo! 😀 Un beso

    ResponderEliminar
  12. Hemos coincidido varias con esta receta. Que esponjoso te ha quedado Elena, está de lujo y que rico.....
    Un bst.

    ResponderEliminar

Gracias por visitar Mrmlada y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...