domingo, 15 de mayo de 2016

Mini tartaletas de manzana con naranja


Quienes me conocéis sabéis que soy una enamorada de las tartas de manzana en cualquiera de sus múltiples versiones. ¡Hay tantos tipos y opciones! ¡Y todas riquísimas! Es un postre que siempre gusta, desde la típica tarta con crema pastelera hasta algo más "internacional" como un pastel de manzana sueco o un strudel alemán, pasando por un bizcocho con un toque exótico de jengibre, por nombrar algunas de las muchas recetas de tartas con manzana que he publicado hasta ahora.

También tengo debilidad por las tartas en versión mini o individual, me parecen tan bonitas... Así que hoy he optado por traer otra tarta de manzana riquísima pero tipo tartaleta, una cucada. Además la masa que llevan queda súper crujiente, y combinamos el relleno dulce de manzana con un poco de mermelada de naranja que le da un toque súper bueno. ¡Son una verdadera delicia! Me imagino que con todo lo que os he dicho estaréis deseando poneros a cocinar, así que os digo los ingredientes* que vamos a necesitar y nos plantamos el delantal.


Para la masa quebrada de mantequilla:
  • 2 yemas de huevo
  • 85 gramos de mantequilla en pomada
  • 45 gramos de azúcar glass
  • 175 gramos de harina

Para el relleno de manzana:
  • 2 manzanas
  • 50 gramos de azúcar
  • El zumo de medio limón
  • Dos cucharadas de agua
  • Media cucharada de canela
  • 2 cucharadas de mermelada de naranja (comprada o casera)
*Para 6 tartaletas individuales  o una tarta de 20 centímetros de diámetro


Comenzamos preparando la masa de mantequilla. Es muy sencilla, ya veréis, y no da nada de trabajo. Ponemos en un bol la harina y el azúcar glass. En el centro echamos las dos yemas y la mantequilla en pomada (es decir, blandita pero no derretida) en trocitos y mezclamos con la mano todo bien hasta tener una masa homogénea y que no se pegue apenas a las manos. Formamos una bola con la masa, la envolvemos en papel film y la guardamos en la nevera al menos durante media hora.

Mientras la masa reposa en la nevera vamos preparando el relleno de manzana. Pelamos las manzanas y las troceamos en pedazos no excesivamente pequeños. Los colocamos en un cazo junto al zumo, el agua, el azúcar y la canela y cocinamos a fuego medio hasta que la manzana esté blandita y el líquido se haya evaporado completamente. Dejamos enfriar.

Cuando la masa haya reposado, la dividimos por la mitad y conservamos, por el momento, una de las partes en la nevera. Colocamos la masa con la que vamos a trabajar sobre un trozo de papel sulfurizado y la extendemos con ayuda de un rodillo hasta tener una masa fina, de unos 5 milímetros de grosor. Cortamos porciones de masa y las colocamos sobre cada uno de los moldes de tartaleta, cubriendo totalmente el fondo y los lados.


Echamos un par de cucharadas de relleno sobre cada tartaleta y distribuímos por encima la mermelada de naranja. Sacamos el resto de la masa de la nevera y la extendemos igual que hemos hecho antes. Volvemos a cortar círculos de masa y los colocamos sobre cada tartaleta rellena, cortando el sobrando de los lados y sellando perfectamente los bordes.

Hacemos un corte en cruz en el centro de cada tartaleta con ayuda de un cuchillo y, si queremos, podemos espolvorear un poco de azúcar por encima de cada una. Colocamos sobre la bandeja del horno y horneamos (horno precalentado a 180 grados, con calor arriba y abajo) durante 18-20 minutos, hasta que las tartaletas cojan color dorado.

Sacamos del horno y dejamos templar los moldes de tartaleta sobre una rejilla diez minutos antes de desmoldarlos. Las dejamos enfriar por completo sobre una rejilla y ya podemos disfrutar de estas riquisimas tartitas. ¡A gozar!


Algunos consejos:
  • Si no os apetece hacer la masa de las tartaletas, podéis usar masa quebrada de la que venden refrigerada o congelada.
  • Yo en este caso he optado por hacer tartas pequeñas de tamaño individual, pero si preferís podéis hacer con los mismos ingredientes una tarta grande.
  • Si queréis que vuestras tartas tengas más sabor aún a naranja, podéis añadir un poco de ralladura en la masa y en la compota del relleno. 


Si os gustan las tartas de manzana la receta de hoy la tenéis que hacer sí o sí. La mermelada de naranja les aporta un toque muy rico y, aparte de estar buenísimas, quedan muy bonitas. Y si acompañamos estas tartaletas con una bola de helado de vainilla nos marcamos un postre de 10, ya veréis. Así que, como os digo siempre, no os lo penséis mucho y corred a la cocina a prepararlas. Eso sí, cuando lo hagáis, enviadme una foto para que pueda ver lo buenísimas que os quedan. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter e Instagram, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta!

3 comentarios:

  1. ¡¡¡¡ Pero esa visión celestial !!!! , Realmente muy, muy atractivo. Felicidades querida , un beso grande y buena semana que comienza ! bacione Mirta

    ResponderEliminar
  2. Manzana con naranja, que combinación diferente, pero ahora que la veo en tus tartaletas, me parece deliciosa esa mezcla dulce y un poco ácida, muy aromática por cierto y con la ralladura aún más!, probaré esta receta y tu mermelada :)

    besos

    ResponderEliminar
  3. Menuda pintaza tienen estas tartaletas, se ven de escándalo.Un besazo.

    ResponderEliminar

Gracias por visitar Mrmlada y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...