domingo, 5 de junio de 2016

Magdalenas de coco y chocolate blanco


No sé si os lo he contado alguna vez, pero tengo una teoría respecto al coco. Sí, lo sé, hay quien reflexiona sobre dónde venimos, hacia dónde vamos, si fue antes el huevo o la gallina, sobre si hay vida en otros lugares del universo o cosas trascendentales de ese tipo; yo lo hago sobre el coco, ¿qué pasa? ¡Cada loco con su tema! ;-)

Pues lo que os decía: no sé que pensaréis vosotros, pero tengo la sensación de que el coco, o gusta mucho, o no gusta nada, no hay término medio. A día de hoy no conozco a nadie a quien el coco le resulte indiferente, "ni fú ni fá". ¿vosotros de qué equipo sois? ¿Pro-coco o anti-coco? Supongo que queda claro que soy muy fan, me chifla. Es más, uno de mis dulces favoritos son estos coquitos de mi abuelo Pepe, soy capaz de comerme media docena de una sentada. 

Tras esta parrafada, os imaginaréis que hoy la cosa va de coco. Pues sí, de coco y chocolate blanco. Se trata de unas magdalenas súper esponjosas, muy suaves y con un sabor delicioso. ¡Una auténtica delicia! Como ya me he enrollado bastante por hoy, ya mismo os digo los ingredientes que vamos a necesitar y nos ponemos a cocinar. 


  • 175 gramos de harina
  • 125 gramos de azúcar
  • 2 huevos
  • 125 ml de aceite
  • 60 ml de leche
  • Medio sobre de levadura en polvo
  • Una pizca de sal
  • 3 cucharadas soperas de coco rallado 
  • 75 gramos de chocolate blanco troceado


Vamos a comenzar separando las claras y las yemas en bol boles amplios diferentes. Las claras, por el momento, las reservamos. Añadimos a las yemas el azúcar y batimos ambas cosas (con las varillas de mano o las eléctricas, es indiferente) hasta que la mezcla aumente de volumen.

Ahora echamos el aceite y la leche y, de nuevo, mezclamos bien. Tamizamos la harina, la levadura y la sal y lo añadimos también, trabajando suavemente la mezcla hasta que no queden grumos.

Es el momento de montar las  claras. Para esto sí es recomedable usar las varillas eléctricas, a menos que no os importe hacer un poco de brazo... Las batimos hasta que estén bien montadas y firmes y las vertemos a la mezcla anterior. Con ayuda de una espátula, y con movimientos envolventes, mezclamos hasta que se integren todos los ingredientes por completo. Por último, añadimos a la masa el coco y el chocolate blanco troceado. 

Vertemos la masa en las cápsulas de magdalena o cupcake, pero sin llenarlas hasta arriba: con echar 2/3 del total del molde es suficiente, si no durante el horneado se nos puede  desbordar la masa. Metemos en el horno (precalentado a 180 grados con calor arriba y abajo) y horneamos durante aproximadamente 15 minutos, hata que nuestras magdalenas estén bien hechas. Si queréis, podemos hacer la prueba del palillo para asegurarnos de que estén perfectas: las pinchamos con un palillo y, si sale seco, podemos retirarlas del horno.

Cuando las saquemos, las dejamos reposar sobre una rejilla para que se enfríen. ¡Listas! ¡A disfrutar de nuestras riquísimas magdalenas de coco y chocolate blanco!


Algunos consejos:
  • Como siempre os digo, montar las claras no es nada difícil. Lo único que hay que tener en cuanta es que tanto el bol como las varillas estén bien limpias y secas y que no caiga nada de yema. Además, si echamos una pizca de sal y una gota de zumo de limón ayudaremos a que monten antes.
  • Si no usáis cápsulas rígidas como las que he usado yo esta vez, es importante que metáis las cápsulas de papel dentro de moldes de silicona o similar (también sirven, por ejemplo, flaneras metálicas o de estos moldes desechables de aluminio) para que no se abran y pierdan la forma durante el horneado. 
  • Si sois súper fans del coco, añadíd más cantidad, no os cortéis. Lo mismo os digo con el chocolate blanco.

Probad estas magdalenas, os van a encantar. No pueden resultar más esponjosas y ricas, ideales para el desayuno junto con un café o para merendar un par de ellas con un vaso de leche o un colacao. Eso sí, cuando las preparéis mandadme una foto para que pueda ver lo ricas que os quedan. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter e Instagram, tenéis los enlaces aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta!

6 comentarios:


  1. Hola ! y buena semana ! pero éstos buena magdalena !!! De hecho, son muy tentador y sabroso ! ..la parte superior ! bacione Mirta

    ResponderEliminar
  2. deli deli y super tentador jejeje saludos y bonito inicio de semana ;)

    ResponderEliminar
  3. Hola..me uno a tus lectores..muy buena magdalena!!
    hasta luego Enza!!

    ResponderEliminar
  4. Yo soy fan del coco , en casa tengo uno que no esta por la labor y otro que algo le puedo colar sin problemas , como por ej la tarta de yogurt , a la cual le agrego una medida de coco rallado y queda buenisima. Lo que me da la impresión que depende en que super compre el coco viene mas seco o no . Es así o son impresiones mias ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi casa somos de extremos, o nos encanta (como es mi caso) o ni lo prueban. Lo de la medida de coco en el bizcocho de yogur me lo guardo, tiene que darle un puntazo. Si, el coco varía un poco dependiendo de la marca... Yo la mayoría de veces se lo "robo" a mi abuelo Pepe que lo compra a granel y siempre tiene en casa 😉

      Eliminar
  5. Buenisima tu receta me la guardo porque seguro la probaré. Recien he descubierto pero seguro.me pasaré seguido. Un saludo

    ResponderEliminar

Gracias por visitar Mrmlada y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...