jueves, 7 de julio de 2016

Mini cheesecakes de chocolate blanco con cerezas


Las cerezas son una de mis frutas favoritas del mundo mundial. Dulces, llenas de zumo, refrescantes... Ahora están en su mejor momento y no faltan en mi casa; cada dos por tres voy a la cocina a por un puñadito, es como si me llamaran y no puedo resistirme. Y es genial porque son un picoteo sano y muy saludable (sobre todo más que el chocolate, que el resto del año es quien suele "llamarme" desde la cocina para que vaya a visitarle...).

La receta de hoy es ideal si, como yo, os gustan las cerezas. Son unas mini tartitas de queso súper ligeras, muy suaves y riquísimas porque, además de mis adoradas cerezas llevam chocolate blanco. Además se prepararan en medio volao: para la base vamos a usar obleas de empanadilla y, además, en este vídeo de mi canal de YouTube os enseño cómo deshuesar cerezas de manera muy sencilla y rápida. ¡No os lo puedo poner más fácil! Así que no me entretengo más: os digo los ingredientes y nos ponemos a cocinar.


  • 10 obleas de empanadilla
  • Un huevo
  • 100 gramos de azúcar
  • 100 gramos de queso philadelphia
  • 100 ml de leche
  • 50 gramos de chocolate blanco
  • 20 gramos de mantequilla derretida
  • Un buen puñado de cerezas deshuesadas partidas por la mitad (os enseño en este vídeo cómo hacerlo)


Lo primero que vamos a hacer es preparar la base de nuestras tartitas. Para ello, colocamos las obleas de empanadilla en moldes para cupcakes, magdalenas o flaneras, cubriendo con ellas el fondo y las paredes de los moldes escogidos.

Ahora vamos con el relleno: Ponemos en un bol el queso philadelphia y el azúcar y batimos con unas varillas de mano. Integramos el huevo y la leche. A continuación añadimos la mantequilla derretida y el chocolate blanco, también derretido (podemos hacerlo en el microondas: lo calentamos a máxima potencia en intervalos de 10 segundos, hasta que esté deshecho).

Vertemos el relleno sobre nuestras obleas de empanadilla, hasta 2/3 de su capacidad y luego añadimos dos o tres trozos de cereza. Metemos nuestas cheesecakes en el horno (precalentado a 190 grados) y horneamos durante 15 minutines más o menos, hasta que veamos que las tartitas estén cuajadas. Cuando estén, las sacamos y las dejamos enfriar sobre una rejilla antes de desmoldarlas. ¡Listo! ¡A disfrutar de nuestras riquísimas mini cheesecakes!


Algunos consejos:
  • Cuidado a la hora de hornear: es importante no pasarnos de cocción para que las tartitas queden muy suaves y melosas por dentro.
  • Si queréis, podéis usar otro tipo de masa para las bases (hojaldre o masa quebrada, por ejemplo), pero en ese caso necesitaríais hornearlas en blanco (es decir, sin el relleno) diez minutos y luego ya hornearlas con la vrema de relleno.
  • Podéis acompañar estas tartitas con  un poco de chocolate blanco derretido o nata montada.

Animaos a hacer estas mini cheesecakes, quedan deliciosas y no pueden ser más sencillas de preparar. Cuando las hagáis, recordad enviarme una foto para que pueda ver lo buenas que os quedan, me hace muchísima ilusión. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter,  Instagram y YouTube, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta!

1 comentario:

Gracias por visitar Mrmlada y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...