martes, 15 de noviembre de 2016

Bábovka, pastel checo de queso y mandarina. Reto Reposteras por Europa

 

Como todos los días 15 de mes, hoy hacemos las maletas y nos vamos de viaje con el Reto Reposteras por Europa que organiza Isabel, del blog Gotas de Azúcar y Vainilla. Esta vez nuestro destino es la República Checa (también conocida como Chequia).

Muy a mi pesar, aún no conozco este país, aunque lo tengo entre uno de mis destinos marcados para viajar (Praga, su capital, tiene que ser preciosa). Tampoco conocía mucho acerca de su gastronomía, así que, para variar, me ha tocado investigar (gracias San Google). Al contrario que otras veces no he investigado demasiado: en cuanto me puse a buscar dí con este bizcocho que os traigo hoy, llamado bábovka, y fue amor a primera vista. He cambiado algunas cosillas (la receta original lleva naranja) y el resultado es delicioso, queda un pastel súper esponjosos y muy jugoso. ¿Os apetece probarlo? Pues no me enrollo más, os digo los ingredientes y nos ponemos a cocinar.


  • 4 huevos
  • 250 gramos de azúcar
  • 250 gramos de mantequilla en pomada
  • 250 gramos de queso fresco batido
  • El zumo y la ralladura de dos mandarinas (3, si son pequeñas)
  • 300 gramos de harina
  • Un sobre de levadura en polvo
  • Una pizca de sal
  • Un par de cucharadas de azúcar y un puñado de almendra laminada para decorar el bábovka


Separamos las yemas de las claras de huevo, y ponemos las segundas en un bol amplio junto con una pizca de sal. Con ayuda de unas varillas eléctricas las montamos hasta que estén a punto de nieve, bien firmes. Reservamos en la nevera hasta que las necesitemos. 

En otro bol ponemos la mantequilla junto al azúcar y batimos hasta que la mezcla blanquee. Añadimos las yemas de huevo y mezclamos hasta que se integre pos completo.

A continuación, añadimos el queso y la ralladura y el zumo de las mandarinas. Cuando esté mezclado, echamos la harina y la levadura (previamente tamizadas) y, con ayuda de una espátula, mezclamos todo suavemente hasta que no queden grumos.


Vertemos la masa en un molde (engrasado o cubierto con papel de horno) y echamos por encima unas almendras laminadas y un poco de azúcar.  Metemos nuestro bábovka en el horno (precalentado a 180 grados con calor arriba y abajo) hasta que el bizcocho cuaje (unos 30-40 minutos). Como siempre os digo, el tiempo dependerá del horno, del tamaño del molde... así que antes de sacarlo del horno lo pinchamos con un palillo para comprobar que esté bien hecho. 

Cuando esté listo, lo sacamos del horno y lo dejamos reposar sobre una rejilla para que se temple antes de desmoldarlo. Si queréis, antes de servirlo podemos espolvorear lo con un poco de azúcar glass. ¡Listo! ¡Buen provecho!


Algunos consejos
  • Si no tenéis mandarinas, sustituidlas por una naranja. La elaboración es la misma.
  • Yo he hecho dos pasteles pequeños (de 18 centímetros de diámetro cada uno). Si queréis hacer solo uno más grande, tened en cuenta que tardará un poco más en hacerse en el horno. Y usad el tipo de molde que queráis: yo he usado uno redondo, pero lo podéis hacer en un molde de bundt cake, en un molde cuadrado... ¡a vuestro gusto!
  • Las almendras laminadas y el azúcar que he puesto en la superficie son opcionales, pero le dan un sabor muy rico. 


Este bizcocho checo queda delicioso, muy esponjoso y suave. ¡Una verdadera delicia! Cuando lo hagáis, mandadme una foto para que pueda ver lo rico que os queda. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter, Instagram u YouTube, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta! 

6 comentarios:

  1. Con mandarina tiene que quedar genial también. Un besazo de Dulces Helens

    ResponderEliminar
  2. Que buena pinta tiene,por lo que he visto a los checos les gusta lo dulce y lo hacen rico-rico.besinos

    ResponderEliminar
  3. Tiene una pinta espectacular y la mandarina le tiene que dar un toque delicioso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Guau! Tiene que estar delicioso!!!! besosss

    ResponderEliminar
  5. Con lo bien que me vendría un trocito de este pastel para acompañar el café que me estoy tomando... qué rico!!!!! Y encima con sabor cítrico ummmmmmmmmmmm
    Un besazo enorme

    ResponderEliminar
  6. Elena esta versión con mandarinas me llama la atención, se ve delicioso, las fotos súper lindas, ese toque personal tuyo muy rico. Un beso ^_^

    ResponderEliminar

Gracias por visitar Mrmlada y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...