sábado, 10 de diciembre de 2016

Vanillekipferl, galletas de Navidad alemanas. Viaje entre Sabores


Como cada mes, el día 10 hacemos las maletas y nos vamos de viaje con el reto Viaje entre Sabores, del blog Recetas ABC. Esta vez nos toca abrigarnos muy muy bien: nos vamos nada más y nada menos que a Alemania, y en esta fechas es fácil que lleguen a temperaturas de 10 grados bajo cero. Así que, muy importante, no os olvidéis de los guantes, el gorro y unos buenos calcetines.

Como os imaginaréis, quedando tan poco para Navidad he buscado una receta típica de esas fechas. Y no he buscado mucho, os aseguro que la receta que os traigo hoy me enamoró según la vi. Se trata de unas galletas llamadas vanillekipferl, muy muy crujientes y ricas. Tienen forma de media luna y van cubiertas de una mezcla de azúcar y azúcar avainillado (de ahí su nombre). ¡Os prometo que no pueden ser más ricas! Así que no me enrollo más, os digo los ingredientes y nos ponemos a cocinar.


  • 300 gramos de harina
  • 125 gramos de azúcar 
  • 125 gramos de almendra molida
  • 3 yemas de huevo
  • 200 gramos de mantequilla en pomada
  • Un sobre de azúcar avainillado + 3 cucharadas de azúcar (para rebozar las pastas)


Ponemos en un bol la harina, el azúcar y la almendra molida. Añadimos las yemas de huevo y la mantequilla en pomada cortada en cubos. Amasamos hasta formar una masa homogénea y que no se nos pegue a las manos (yo lo he hecho a mano, es una masa muy sencilla).

En cuanto la masa esté lista, formamos una bola, la envolvemos en papel film y la dejamos reposar en la nevera al menos durante media hora. 

Pasado este tiempo, sacamos la masa (lo recomendable es que cortemos la mitad y mantengamos el resto en el frigo hasta que la necesitemos), cogemos porciones del tamaño de una nuez y vamos formando nuestras vanillekipferl. Para ello, hacemos rulos un poco más estrechos por los extremos con los pedazos de masa y los curvamos hasta darles la forma de media luna tan característica de estas pastas. 

Las colocamos sobre una bandeja de horno (cubierta con papel sulfurizado)  un pelín separadas entre sí y las metemos en el horno (precalentado a 175 grados con calor arriba y abajo). Horneamos durante aproximadamente 12 minutos, hasta que veamos qué los cuernos de las vanillekipferl se doran.

Cuando estén, las sacamos del horno y las dejamos reposar unos minutos sobre la misma bandeja. Nos os asustéis: nada más sacarlas del horno están muy blanditas. Cuando hayan reposado un poco y ya podamos manipularlas bien, las vamos pasando por la mezcla de azúcar y azúcar avainillado. Una vez rebozadas, las dejamos sobre una rejilla y esperamos a que se enfríen por completo. ¡Listo! ¡Ya podemos comernos nuestras riquiiiiisimas galletas alemanas de Navidad!


Algunos consejos:
  • Para que se conserven bien nuestras galletas las guardamos en un recipiente bien cerrado. Y si las guardamos en una lata de hojalata bonita son un detalle ideal para regalar en estas fechas.
  • Sino tenéis azúcar avainillado añadid un poco de esencia a la masa. Si tenéis vainas de vainilla, también podéis abrir una y añadir las semillas al azúcar del rebozado. 
  • La receta original del blog Crónicas Germánicas era con avellanas molidas, pero como yo no tenía he usado almendras. También hay versiones que usan nueces molidas. 
  • Con la cantidad de ingredientes que os indico salen unos 45-50 vanillekipferl. Son tan ligeras y ricas que en mi casa han durado medio asalto, pero si queréis hacer menos cantidad reducid los ingredientes.

Animaos a hacer estas pastas alemanas, os aseguro que son realmente deliciosas. ¡En mi casa han volado! Y no dudéis que que voy a prepararlas muchas más veces. Si vosotros las hacéis mandadme una foto para que pueda ver lo ricas que os quedan, me hace muchísima ilusión. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta!  

5 comentarios:

  1. Seguro que quedan muy ricas! Me guardo la receta!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Elena, que pinta tienen estas galletas, muy ricas y sencillas de hacer, me llevo unas cuantas para la merienda.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Tienen una pinta estupenda ! seguro que se inundo la casa de ricos olores
    bss

    ResponderEliminar
  4. Elena me encanta tu versión con almendras, me encanta este viaje con esas deliciosas recetas alemanas,
    me llevo una vanillekipferl o mejor media luna de navidad ^_^ ya vamos aprendiendo algunas palabras en alemán.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Que preciosidad de galletitas elena!al principio las he confundido con croissants jejeeje..tienen una pinta deliciosa
    besos

    ResponderEliminar

Gracias por visitar Mrmlada y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...