domingo, 31 de julio de 2016

Flan de huevo. El Asaltablogs: torneo cronoyonkis vs yonkiprisas

 

Como cada último domingo de mes, los asaltadores profesionales nos plantamos el pasamontañas, cogemos el saco y asaltamos la cocina y la despensa de nuestra pobre e indefensa víctima, dispuestos a dejarla sin una mísera miga de pan que llevarse a la boca. Claro, como ya sabéis, estoy hablando de la panda de desalmados y locos por los fogones que formamos parte de El Asaltablogs.

Aunque este mes el reto es un poco diferente. Os cuento: entre los participantes nos distinguimos entre cronoyonkis (quienes dejan el asalta para el último momento) y yonkiprisas o cagaprisas, grupo en el que me encuentro, y somos de los que nada más saber qué blog es el asaltado corremos a elegir receta y cocinar. Entre ambos grupos hay un pique amistoso y, por eso, este mes, hemos organizado el I Torneo Cronoyonkis vs Yonkiprisas. Todo sea por seguir asaltando...

A mi me ha tocado asaltar a Rosalía, del blog RossGastronómica, y no puedo estar más contenta. Me recorrí el blog de arriba a abajo y está lleno de recetas deliciosas, aunque como sabéis que yo soy de dulce, he optado por robarle una receta clásica, de las de toda la vida y que siempre gustan: unos flanes de huevo. Sencillos, pocos ingredientes, muy fáciles de hacer y con un resultado espectacular, no se puede pedir más. Os digo los ingredientes y nos ponemos a cocinar.


  • 4 huevos
  • 400 ml de leche
  • 200 gramos de azúcar (100 para los flanes y 100 para el caramelo)
  • Una cucharadita de esencia de vainilla


Lo primero que vamos a hacer es preparar el caramelo. Para ello, ponemos 100 gramos de azúcar en una sartén o cazo pequeño, añadimos una cucharada de agua y calentamos a fuego medio, sin remover, hasta que se forme un caramelo dorado. Repartimos este caramelo en el fondo de nuestras flaneras y reservamos.

Ponemos en un bol los huevos y el azúcar y batimos con unas varillas de manos hasta que se integre. Añadimos la leche y la vainilla y, de nuevo, mezclamos bien y, cuando esté, rellenamos con esta mezcla las flaneras.

Colocamos las flaneras en una bandeja con agua (no hace falta poner demasiada cantidad de agua, con un par de dedos o tres es suficiente). Metemos al horno, precalentado a 180 grados con calor arriba y abajo, hasta que los flanes cuajen, unos 40 o 45 minutos aproximadamente. Ya sabéis que el tiempo puede variar en función del horno, así que lo mejor es que los pinchemos con un palillo para comprobar que están hechos: si sale seco, significa que están listos.

Los sacamos del horno, los dejamos enfriar a temperatura ambiente y, después, los guardamos en la nevera para que se conserven perfectos. ¡A disfrutar de nuestros deliciosos flanes de huevo caseros!


Algunos consejos:
  • Yo he usado flaneras metálicas, pero si no tenéis también se pueden usar flaneras de aluminio desechables (se encuentran en cualquier supermercado, ferretería o bazar).
  • Cuidado al hacer el caramelo, que enseguida pasa de dorado oscuro a quemado. Y mucho cuidado también al verterlo en las flaneras, que quema muchísimo.
  • Aunque lo más típico es usar vainilla, podéis aromatizar vuestros flanes con cualquier otra esencia.


Si no habéis hecho nunca flanes, animaos, ya veis que es muy sencillo, rápido y el resultado es buenísimo, nada que ver con los comerciales. ¡Cuando los probéis no vais a querer nunca más un flan de supermercado! Si os animáis a prepararlos, mandadme una foto para que pueda ver lo buenos que os quedan. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube. ¡Ah! Y si no habéis participado aún en mi SORTEO, ¡no sé a qué esperáis! Tenéis toda la info aquí.

lunes, 25 de julio de 2016

Milhojas de hojaldre con crema de vainilla y frambuesas. Reto Alfabeto Dulce


Ya sabéis que el día 25 de cada mes lo tengo reservado para el Reto Alfabeto Dulce que organiza mensualmente Ana, del blog Cook the Cake. Esta vez nuestros dos ingredientes estrellas son la vainilla y las frambuesas, dos elementos que combinan súper bien. Pero no sé, yo debo ser rara y prefiero que los ingredientes sean un poco más "complicadillos" porque cuanto más fáciles son, más recetas se me ocurren y más loca me vuelvo para escoger qué hacer.

miércoles, 20 de julio de 2016

Tarta de albaricoques


El verano tiene un montón de cosas buenas: vacaciones, buen tiempo, terraceo, barbacoas... y una gran cantidad de frutas deliciosas que, durante la temporada estival inundan las fruterías. Cerezas, melocotones, higos, sandías, melones y, como no, los albaricoques.

domingo, 17 de julio de 2016

Tercer cumpleblog, sorteo y canal de YouTube

¡Hola a todos! Hoy, como veis en el título del post, no traigo una receta. ¡Estamos de celebración! El blog cumple nada más y nada menos que tres añitos. Sí, tres años de trabajo, casi 200 recetas y un recién estrenado canal en YouTube. ¡No puedo estar más contenta! Y claro, con quién lo voy a celebrar si no es con vosotros, que me leeis y comentáis cada día y, sobre todo, os animáis con mis recetas. ¡Mil millones de gracias!

viernes, 15 de julio de 2016

Quetschentaart, tarta de ciruelas de Luxemburgo. Reto Reposteras por Europa


Aquí me tenéis un mes más puntual a mi cita con el Reto Reposteras por Europa que organiza Isabel, del blog Gotas de Azúcar y Vainilla. Este mes el honor de escoger destino ha recaído en mí y he optado por que viajemos hasta Luxemburgo. La razón de mi elección ha sido simple: de los países europeos que nos quedan por visitar en este reto, es el único en el que he estado.

domingo, 10 de julio de 2016

Muffins de arándanos. Viaje entre sabores


Ya os he dicho muchas veces que soy un poco adicta a los retos culinarios. El Asaltablogs, Reposteras por Europa, Alfabeto Dulce y ahora, Viaje entre Sabores, que organiza María Ángeles del blog Recetas ABC. No lo puedo evitar, me encantan: me parecen una forma súper interesante de buscar recetas nuevas, investigar sobre la gastronomía de otros lugares y conocer e interactuar con otros blogs.

jueves, 7 de julio de 2016

Mini cheesecakes de chocolate blanco con cerezas


Las cerezas son una de mis frutas favoritas del mundo mundial. Dulces, llenas de zumo, refrescantes... Ahora están en su mejor momento y no faltan en mi casa; cada dos por tres voy a la cocina a por un puñadito, es como si me llamaran y no puedo resistirme. Y es genial porque son un picoteo sano y muy saludable (sobre todo más que el chocolate, que el resto del año es quien suele "llamarme" desde la cocina para que vaya a visitarle...).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...