Shakshuka, pisto con huevo argelino. Viaje entre Sabores

SHAKSHUKA, RECETA ARGELINA

Aquí estamos un día más en el Reto Viaje entre Sabores, que organiza María Ángeles, del blog Recetas ABC. Este mes la elección viene de mano de Nathalie, del blog Ideas con Sabor, y ha escogido un país que para ella es muy importante: Argelia. Sus padres nacieron allí y con este reto ella quería hacerles un homenaje, así que yo feliz de contribuir con mi receta. 

La verdad es que no he viajado en Argelia, pero investigando su gastronomía me ha recordado mucho a la de Túnez, donde estuve hace unos años. Y es que la cocina del norte de África (Marruecos, Argelia, Túnez, Egipto...) son muy similares y usan muchos ingredientes y elaboraciones en común: cous-cous, cordero, berenjena, hummus, garbanzos, la pasta harissa... En general una gastronomía muy especiada y con mucho sabor. Yo finalmente he optado por hacer un shakshuka, que es un plato de verduras, similar a nuestro pisto, con huevos. Una receta rápida, sencilla, saludable y muy muy rica que descubrí hace unos meses de mano del chef Yotam Ottonlegui gracias a otro de los retos en los que participo (Cooking the Chef). Os digo los  ingredientes y nos ponemos a cocinar.    

SHAKSHUKA, RECETA ARGELINA

  • Una cebolla
  • Un pimiento italiano verde
  • Un pimiento rojo
  • Tres dientes de ajo
  • 500 gramos de tomate (yo he usado de lata, de los que vienen enteros)
  • Una cucharada de azúcar moreno
  • 4 huevos
  • Sal 
  • Pimienta
  • Dos hojas de laurel
  • Tomillo 
  • Una o dos cayenas 
  • Un poco de perejil picado

SHAKSHUKA, RECETA ARGELINA

Picamos finamente los dientes de ajos y en cubos el resto de las verduras (la cebolla, los pimientos y los tomates). Podemos usar tomates frescos o en lata: en caso de que usemos enlatados os recomiendo que sean tomates enteros y que los troceemos nosotros mismos .

Ponemos en una sartén amplia o cazuela baja el aceite y lo ponemos a calentar . Cuando haya cogido calor añadimos los ajos y la cebolla. Rehogamos unos minutos a fuego medio y añadimos los pimientos.

Cocinamos un poco, hasta que la verdura esté pochada y añadimos los tomates troceados. Si son enlatados, añadimos también el jugo que traen; si son frescos añadimos un vaso de agua o de caldo de verduras. Echamos el azúcar, una pizca de sal, el tomillo, las hojas de laurel, las cayenas y el perejil. Cocinamos a fuego suave-medio durante quince minutines más o menos, removiendo de vez en cuando, hasta que el líquido del tomate se haya evaporado casi por completo. 

Probamos y rectificamos de alguna especia si fuera necesario. Cascamos los huevos y los echamos sobre las verduras pochadas. Tapamos la cazuela y cocinamos otros diez minutines más, hasta que los huevos estén hechos pero sin pasarnos (que tengan la yema aún un poco líquida). Retiramos del fuego, echamos una pizquita de sal sobre cada huevo y espolvoreamos con un poco más de perejil picado. A la hora de servir, lo único importante es tener bien de pan a mano para mojar. ¡Qué aproveche!

SHAKSHUKA, RECETA ARGELINA

Algunos consejos:
  • Yo he puesto las verduras que indicaba la receta original, pero si queréis podéis añadir otras de vuestro gusto: berenjena, calabacín...
  • El tomillo le va genial a esta receta (me encanta el punto que le da a las recetas con tomate) pero también podéis poner orégano o albahaca. Incluso menta o hierbabuena le irían bien. 
  • Como os he dicho, he optado por usar tomates enlatados porque no estamos en temporada y últimamente los tomates no saben a nada. Yo he usado tomates enteros: sólo hay trocearlos en dados y listo.

Este shakshuka está realmente delicioso: es muy sabroso y la combinación de las verduras y los huevos está para chuparse los dedos. Si lo preparáis mandadme una foto para que pueda ver lo rica que os queda, me hace mucha ilusión que os animéis con las recetas del blog. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta! 

Comentarios

  1. Que buena pinta tiene tu Shashuka, proboca meterse en la pantalla y robarte un trozo. Un plato de lujo, lo tengo en mis pendientes.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Esta llevo tiempo queriendo hacerla, y tengo el pisto congelado esperando poder terminarla un día que encienda el horno para hacer un pan... va detrás del pan, de cena :)

    ResponderEliminar
  3. Elena hasta ahora logro visitarte, de antemano te deseo lo mejor con el nuevo proyecto del reto, espero participar en alguno (porque me gustan montones, aprendemos mucho, compartimos y nos divertimos), la verdad la fecha se me complica y se me cruza por todos lados, generalmente inicio de mes es intenso... pero espero poder estar allí en alguno, de antemano las visitaré de eso no lo dudes.
    En cuanto a la receta, esta delicia con huevos esta entre mis pendientes, tienes razón en el norte de Africa es muy común y viniendo la receta de Ottonlegui, creo que a simple vista el resultado es maravilloso, me gusta mucho la mezcla de tomillo y laurel y sobra decir que esos huevos están justo como me los receto el médico ^_^ me encantan!!!!! Un plato delicioso
    Te mando un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. te ha quedado preciosa esta receta que también es muy tipica de Israel.
    Me encanta !!!
    Besos
    Rosa

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por visitar Mrmlada y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.