Crema de guisantes con hierbabuena

CREMA DE GUISANTES CON HIERBABUENA RECETA

Me encanta comer verduras, de todas las maneras posibles: asadas, a la plancha, hervidas... Me parecen una opción genial para preparar un menú barato (relativamente, que últimamente las verduras están por un pico...), delicioso y muy saludable. Más de una vez os he dicho que las cremas de verduras son un básico en mi casa: de primer plato, para la cena, calientes en invierno para entonar el cuerpo y frías en verano para refrescarnos. ¡Una maravilla!

Ya os habréis imaginado que hoy la cosa va de cremas, pero no una cualquiera, si no una con un toque muy especial. Se trata de una crema de guisantes con hierbabuena que queda de Vicio (sí, así, en mayúsculas...). Súper sencilla de hacer y una manera diferente y muy rica de comer guisantes, así que no me enrollo más: os digo los ingredientes y nos ponemos a cocinar. 

CREMA DE GUISANTES CON HIERBABUENA RECETA

  • Un puerro
  • Una patata
  • 400 gramos de guisantes (congelados, frescos o de bote)
  • Medio litro de caldo de verduras 
  • Tres cucharadas de aceite de oliva 
  • Sal 
  • Hojas de hierbabuena (10-15)

CREMA DE GUISANTES CON HIERBABUENA RECETA

Pelamos la patata y la troceamos en pedazos medianos. Picamos la parte blanca del puerro. Ponemos el aceite de oliva en una cazuela y, cuando esté caliente, añadimos el puerro y la patata y rehogamos un par de minutos a fuego medio. 

Añadimos los guisantes y echamos una pizca de sal. Cubrimos con el caldo y echamos las hojas de hierbabuena lavadas. Dejamos cocina a fuego medio durante 15 minutines más o menos, hasta que las patatas estén tiernas.

Trituramos con la batidora hasta que nos quede una crema bien fina. Probamos y rectificamos de sal o de hierbabuena y cocinamos a fuego suave da minutos, lo justo para que los sabores se integren. 

A la hora de servir, acompañamos con unas gotas de aceite de oliva, unas hojas de hierbabuena o unos crostones de pan tostado. ¡Listo! ¡Buen provecho! 

CREMA DE GUISANTES CON HIERBABUENA RECETA

Algunos consejos: 
  • Si es temporada de guisantes lo mejor es usarlos frescos, pero si no es temporada podéis usar tranquilamente congelados o de bote, el resultado es muy rico también.
  • Si queréis que quede aún más fina, podéis pasarla por un chino después de triturarla para retirar las pieles que hayan podido quedar sin triturar.
  • si queréis hacer una crema más completa, podríais añadir a la hora de triturar un poco de queso fresco, yogur, unos quesitos o  queso philadelphia, por ejemplo.

Esta crema queda deliciosa, y como os decía, el toque de hierbabuena le va genial. No os preocupéis que no queda muy fuerte, simplemente le da una chispa muy rica y especial. Si os animáis a hacerla, mandadme una foto para que pueda ver lo buena que os queda. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta!

Comentarios

  1. Qué rica!! Nunca la he probado pero seguro que está buenísima, me apunto la receta! Nosotras publicamos el otro día una de calabaza con especias que también fue un éxito!!
    Patricia.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena textura, seguro que está de lujo. Un besazo.

    ResponderEliminar
  3. Pinta muy bien, pero me da miedo que la hierbabuena predomine en sabor. La probaré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo le da un toque muy bueno, pero si te preocupa pon poquito al principio, que siempre puedes ir probando y añadir más.
      Un besote

      Eliminar
  4. Riquísima! Yo la hago con queso y menta y es verdad que le da un toquecillo muy bueno :) Un beso!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por visitar Mrmlada y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.