Crema de zanahoria e hinojo

crema de zanahoria e hinojo receta

Me encantan las cremas y las sopas. De verdad, disfruto muchísmo con los platos de cuchara en general y ante una buena cremita de verduras no me resisto. Vamos, que ya veis que soy fácil de conformar... Pero no me digáis que no son una maravilla, sobre todo ahora en invierno que apetecen mucho más platos calientes que reconforten cuerpo y alma al llegar a casa.


Así que, como os imaginaréis, casi siempre tengo una crema preparada. Para un primer plato o la cena me parecen una idea muy socorrida así que suelo hacer cancarros grandes y divividirlo luego en tapers que se van directos a la nevera o al congelador. Y desde que hace unas semanas, gracias al Reto Alfabeto Salado (que yo misma organizo), descubrí el hinojo,esta verdura se ha convertido en un recurrente en mis cremas: me encanta el toque anisado que aporta. ¡Muy muy rico! Si no lo habéis probado, no sé a qué estáis esperando, por que es delicioso. Por mi parte, os dejo esta rica crema de zanahoria e hinojo, ¡simplemente deliciosa! Os digo los ingredientes y nos ponemos a cocinar.

crema de zanahoria e hinojo receta

  • Una cebolla 
  • Medio kilo de zanahorias 
  • Un bulbo de hinojo 
  • Una patata 
  • Caldo de verduras (400 ml aproximadamente)
  • 100 ml de nata 
  • Una pizca de comino
  • Sal 
  • Pimienta 
  • Tres cucharadas de aceite de oliva 
  • Un puñadito de cacahuetes (opcional) 

crema de zanahoria e hinojo receta

Echamos tres cucharadas de aceite de oliva en una cazuela y cuando esté caliente añadimos la cebolla picada en trozos no muy pequeños. Después añadimos el hinojo picado y, a continuación, la zanahoria y la patata, también cortados en trozos no excesivamente grandes. Dejamos cocinar unos minutos a fuego vivo hasta que se dore un poco la verdura. 

Añadimos una pizca de sal, pimienta y comino y añadimos caldo hasta cubrir. Dejamos cocinar a fuego medio durante 15-20 minutos, hasta que la verdura esté blandita. 

Retiramos del fuego, añadimos la nata  y trituramos con el túrmix o la batidora hasta que nos quede una crema bien fina. Servimos bien caliente con algún picatoste que le de un toque crujiente (yo he optado por cacahuetes). ¡Buen provecho!

crema de zanahoria e hinojo receta

Algunos consejos: 
  • A mi personalmente, no me gusta mucho congelar las cremas que llevan patata porque la textura al descongelarse pierde un poco, así que si tenéis pensado congelarla, mejor que no pongáis. Aún así, en la nevera, en tapers bien cerrados aguanta varios días sin problema. 
  • La nata ayuda a que la crema quede con una textura más cremosa (valga la redundancia). Podríamos poner unos quesitos, un poco de queso philadelphia, queso fresco batido o, si queremos hacerla más ligera, no poner nada extra.

Esta crema es muy sencilla de hacer y queda especialmente rica, tiene un toque muy bueno, ya veréis. Si la hacéis, mandadme una foto para que pueda ver lo buena que os queda, me hace mucha ilusión que os animéis con las recetas del blog. Por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha. ¡Hasta la próxima receta!

Comentarios

  1. Reconfortante y deliciosa, te a quedado de lujo, ponme un platito porfa!!!un beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por visitar Mrmlada y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.