jueves, 5 de febrero de 2015

Macarrones de Bilbao


Los de Bilbao somos tan chulos que tenemos nuestros propios macarrones. La verdad es que, a pesar de que ambos se hacen prácticamente con los mismos ingredientes, no tienen nada que ver con los macarons franceses, pero, aún así, están riquísimos. Se trata de unas pastas, crujientes por fuera y blanditas por dentro, con mucho sabor a almendra, que se hacen tradicionalmente por San Blás (el 3 de febrero) y que se llevan a la iglesia de San Nicolás a bendecir, junto con los cordones de San Blas, (unas tiras de hilos de algodón de colores que se deben llevar durante nueve días en el cuello), para prevenir y evitar los dolores de garganta. Vamos, que a parte de estar deliciosos son curativos, estos macarrones lo tienen todo.

Estos macarrones de Bilbao (también conocidos como macarrones de San Blás) se pueden encontrar en todas las pastelerías y confiterías de la ciudad, y merece la pena que cuando visitéis Bilbao los probéis, junto al resto de dulces típicos bilbaínos: los pasteles de arroz, los bollos de mantequilla, los rusos, las carolinas... Saldréis de aquí rodando, pero bien a gusto, eso sí. Mientras tanto, podéis hacerlos en casa, que con esta receta, facilísima, quedan igual de buenos que los de la mejor pastelería de Bilbao, prometido. Se trata de una de las muchas recetas que mi abuelo Pepe me ha enseñado, y, con toda mi humildad, os la traigo hoy aquí. Os digo los ingredientes y vamos al lío con estos ricos macarrones. 


  • 125 gramos de azúcar glass
  • 125 gramos de almendra molida
  • Media cucharadita de canela
  • Una cucharada de zumo de limón
  • 1 clara de huevo (yo uso talla M)
  • Azúcar para rebozar los macarrones (2 o 3 cucharadas)


Ponemos en un bol la almendra molida con el azúcar glass y la canela. Añadimos el zumo de limón y la clara de huevo. Mezclamos bien todos los ingredientes con la mano hasta tener una masa homogénea y un poco blanda, pero que no se os pegue a las manos.

Cogemos porciones del tamaño de una nuez y hacemos bolas con ellas. Las aplastamos un poco para dar forma de disco a nuestros macarrones, y los rebozamos con azúcar.

Colocamos los macarrones sobre la bandeja del horno (cubierta con papel sulfurizado). Estas pastas no se expanden en el horno, así que no es necesario que las dejemos muy separadas entre sí.

Introducimos la bandeja en el horno (que tendremos precalentado a 200 grados con calor arriba y abajo) y horneamos los macarrones durante 10 minutos. Se dorarán un poco, pero no es necesario que cojan mucho color.

Cuando estén listos, los sacamos y los pasamos con mucho cuidado (estarán muy blanditos aún) a una rejilla para que se enfríen completamente. Ya están listos para disfrutar. ¡Que aproveche! On egin!


Algunos consejos:
  • Yo, para esta receta, (y, generalmente, para todas) uso huevos talla M; si vuestros huevos son más grandes, no pongáis toda la clara de una una vez, si no os arriesgáis a que la masa quede demasiado blanda y pegajosa. Batid la clara y añadid un poco más de mitad, de esta manera, nos aseguramos de que nos quede una masa perfecta.
  • Para conservar perfectas estas pastas, guardadlas es un tarro o bote hermético.
  • Para dar un aroma aún más delicioso a estos macarrones, poned una cucharadita de canela molida en el fondo del tarro donde vayáis a guardarlos. Este truqui me lo enseñó mi cuñada y es perfecto para cualquier tipo de galleta o cookie, ¡probadlo!


Estos macarrones de Bilbao están buenísimos, así que poneros ya mismo el delantal y poneros a hacerlos, os van a encantar. Son ideales para un rico desayuno o merienda, están deliciosas y se hacen en un pis pas, así que no hay excusa para no hacerlas. Cuando os animéis, recordad sacar una foto para enviármela, no os imagináis la ilusión que me hace. por último, os recuerdo que podéis seguir el blog en Facebook, Twitter e Instagram, tenéis los enlaces justo aquí mismo a la derecha.

11 comentarios:

  1. mmm que buenos tienen que estar.. se me hace la boca agua!!! tomo nota de la receta que encima parecen facilitoss
    un beso
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Súper fáciles Aranzazu, ya verás, y riquísimos, así que anímate a hacerlos. Un besote!

      Eliminar
  2. No conocía estas pastas, pero tienen tan buena pinta que su olor me llega hasta aquí y me vendrían fenomenal para acompañar el café.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué pena no poder mandarte unas cuantas para ese café...
      Un besote!

      Eliminar
  3. Espectaculares!!
    Sencillamente espectaculares!!
    Las probaremos.
    Saludos desde Spezialia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias! Que me sacáis los colores!
      Un besote

      Eliminar
  4. Muy ricos aqui en mi pueblo tambien se prepara de esta forma en las pastelerias besitos

    ResponderEliminar
  5. hola!!; ay que pensa que cuando estuve no los probé, sin falta lo tendré en cuenta cuando vaya a Bilbao, que ricos por favor! pero me guardo la receta y se la enseño a mi love, (jeje a ver si me los hace él) que es vizcaíno el chicarrón, jeje, besets!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No son tan conocidos como otros dulces, pero son 100% bilbaínos. Pero ya que tu chico es de aquí, pásale la receta y que te los prepare el, no tiene excusa!
      Un besote

      Eliminar
  6. Esta es otra receta que te voy a copiar, me encanta.

    ResponderEliminar

Gracias por visitar Mrmlada y dedicar un minuto a dejar tu comentario. Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...